agosto 2011
1ro de Mayo 4CongresoFEU 9 de Abril Abuso sexual ACASA AFP África agro Agropatía Alejandro Ordóñez Alexander Escobar Álvaro Leyva Álvaro Uribe Ambiente Amigos de la Paz Ana Maritza Ramírez Andrea Aldana Andrés Camacho Andrés Gil Andrés Rodas Ángela Suárez Patiño Angye Gaona Antonio García ANZORC APA Argentina Armando Palau Aldana Arte y Cultura Artistas por la paz Asamblea Constituyente Ascamcat ASTRACAVA Audios Barrial Bolivar Bolivia Buenaventura Buga Cabildo Abierto Cabildos Caldas Cali Campesinado y política agraria Caquetá Carlos Alberto Sánchez Collazos Carlos Gaviria Carlos Lozano Carlos Lugo Carlos Pedraza Carmen Elena Villacorta Carmen Rosa Aramburo Catatumbo Resiste Cauca CCVC Cenpaz Cesar César Gaviria Cese al fuego Chocó CIA Ciudades Claudia Julieta Duque Claudia Quintero COCCAM Comosopol COMUNES Conflicto territorial Congreso de los pueblos Congreso de paz CONPI Constituyente constituyente campesina Constituyentes Contagio Radio Contienda electoral Contra el Acuerdo 2034 coordinación campesina del valle del cauca Coordinadora Estudiantil Univalle COPAN COPAN extraordinario Corea del Norte Corrupción CPDH Cromatophoro Crónica Cuba Cumbre Agraria Cumbre por la paz Daniel Bajaña Daniel Coronell DAS David Albarracín David Escobar David Rabelo DEA Derechos Humanos Desaparecidos Diálogos de Paz Diana Jaramillo Diana María Rengifo Dilián Documentales Doris Rivera Doris Suárez Econoticias Eduardo Galeano Eduardo Pizarro Educación Educación y estudiantes EFE Ejército El Campo El Espectador Eliécer JIménez Julio ELN Enrique Santiago Enrique Santos Entrevistas Érika Ortega Sanoja Estado Islámico Estados Unidos Eva Golinger Evo Morales Falsos positivos Farc Fascismo Feliciano Valencia Fernanda Sánchez Jaramillo Fernando Vallejo festival de música campesina FEU FIPU Florida Formación Foro Social Urbano Alternativo y Popular Fotos Francisco Toloza Franco Vielma Fred Núnez Freddy Agudelo Frente Amplio Funuvida Garantías Políticas Giorgio Trucchi Gobierno Golpe de Estado Guacarí Guajira Guerra económica Haití Harold Ordoñez Hernán Durango Hip-Hop Horacio Duque Giraldo Huber Ballesteros Hugo Chávez Hugo Ramírez Burgos Huila Ignacio Ramonet implementación INCODER Indígenas y afros Indígenas y Campesinos Inernacional INPEC INSPP Internacional Intervencionismo IPC Irak Irán Isabel López Obando Israel IX Festival J. Marcos Jaime Garzón Jamundí Jan Farid Cheng Lugo Javier Giraldo Jeb Bush Jorge Enrique Botero Jorge Pretelt José Antonio Gutiérrez José Marulanda Jóvenes Juan G. Bermúdez Juan Sebastían Barragán Julian Asange Justice for Colombia Juventud Rebelde Kiko Gómez L'etincelle La Morada Feminista Larga vida a las mariposas Lazos de Dignidad Letincelle Libardo Orejuela Libertad de Prensa Liliany Obando Liseth Montero Lucas Carvajal Lucas Restrepo Orrego Lucía Aguirre Luis Alfonso Mena Luis Eduardo Jiménez Luz Betty Jiménez MANE Marcela Belchior Marcha Patriótica María Alejandra Rodas Marino Grueso Medios Medios de comunicación Meta México MIA Miguel Ángel Beltrán Misión Vedad Montajes judiciales Movice Movilizaciones Movimiento Carcelario Mujeres y género Nacional Carcelario Nagham Salman Nariño Natalia Springer Natalia Vinasco Naya Nazareth Balbás Noam Chomsky Noticias Noticias Paro Nacional Universitario Noticias Uno OEA ONU Opinión ORIVAC OTAN Pablo Borrero Pablo Catatumbo Pablo Serrano Página Popular Palestina Palmiguía Palmira Paola Fernández Paramilitarismo Paramilitarismo informático Paro Agrario Paro del Pacífico Paro Minero Paro Nacional Universitario Patoral Social Paz con Justicia Social Pazífico Noticias PCPV Pepe Mujica Piedad Córdoba Poder Ciudadano Pradera Prisioneros políticos Proactiva Proceso de Paz PUPSOC Putumayo Qantu Rapso Rastrojos Rebeca Rodríguez Recomendado Reconciliación Colombia REDDHFIC REMAP Renán Vega Resumen Latinoamericano Revista Semana Risaralda Rogelio Osorio Rompiendo Cadenas RPASur RT Rusia Sabores y Saberes Salomón Kalmanovitz Salud San Vicente del Caguán Sancocho Fest Sandra Castro Santiago Mayor Sara Leukos Semanario Voz Sentido Real Sevilla Shameel Thair Silva Siloé Silvia Arjona Silvio Rodríguez Sintradit Sintraemcali Sintraserviaseo Siria Smurfit Sputnik SUGOV Suyana Taser teleSUR Terrorismo de Estado Timoleón Jiménez TLC Trabajadores Transporte Trata de personas Tuluá TV Alternativa Bolivariana Unai Aranzadi UNAL Palmira Unasur UNICAUCA Unidad popular Unión Patriótica Univalle Univalle Palmira Universidad Libre UP USACA V Festival Valle del Cauca Veeduría Social Veedurías Venezuela VI Festival de Teatro Videos VII Festival Teatro WikiLeaks William Whitney Jr. Wilson Sánchez Yira Bolaños Yo te nombro Libertad ZRC



“No hay que darle la espalda a la policía”


L’etincelle, movimiento de artistas gráficos del país, se pronuncia frente al crimen perpetuado por la policía de Bogotá contra el grafitero Diego Felipe Becerra de 16 años de edad.

Agosto 30 de agosto de 2011


Somos L’etincelle[1]. Una organización de gente colombiana que desde el arte también trabaja por alimentar la chispa que encenderá la pradera.

Hoy nos remitimos para declarar con profundo sentimiento que la semana pasada fue arrebatado de su casa y de las calles de nuestro país, un hermano de sangre, colombiano, joven, estudiante, hijo y ante todo un artista del pueblo. Diego Felipe Becerra es hoy para nuestros sueños la lágrima que nos hizo aterrizar a la realidad, la lagrima de sangre que tiñe nuestro arte con los crímenes del Estado colombiano, esta vez la mira asesina de los falsos positivos nos apunta por pintar ideas, por ponerle color y sabor a las grises ciudades de nuestro país.

Diego Felipe de 16 años fue asesinado por un agente de la Policía Nacional que le descargo dos disparos por la espalda. El montaje judicial propiciado por la Policía incluye un arma de fuego que fue puesta en la zona momentos después del asesinato[2], un nexo forzado entre un atraco a una buseta y los hechos presentados, entre otras historietas ya bastante conocidas cada que el Ejército o la Policía presentan sus falsos positivos.

La triste situación es declinada aún más, pues la Policía insiste en su versión oficial, a pesar de la cantidad de pruebas que demuestran que Daniel Felipe se encontraba pintando como consta de ello la entrevista realizada por la FM de RCN el 22 de agosto a las 7:14 am donde el corresponsal declara, después de visitar la casa de Diego Felipe, que los dibujos encontrados en la zona del asesinato eran los mismos que se encontraban en su habitación y acepta lo paradójico de la versión policial. Además, uno de sus compañeros de trabajo cultural que se encontraba ese día junto a Daniel aseguró que: “Las únicas armas que teníamos eran las latas de pintura”. Incluso “la situación más extraña” declara Mauricio Rodríguez –padre de un compañero de Diego Felipe- es que, una vez la Policía asesina a Daniel Felipe, es llevado a un hospital sin hacer ningún tipo de levantamiento judicial, lo dejan en el hospital a merced de los médicos y se retiran del lugar sin asumir responsabilidad alguna sobre el menor asesinado.

L’etincelle denuncia públicamente que el caso de Daniel Felipe Becerra no es un hecho aislado en nuestro país, pues esto es una forma más de la persecución política que desarrolla el Estado colombiano contra las posiciones diferentes a sus mandatos antipopulares, así como tampoco es una cuestión novedosa, ya, en ocasiones anteriores, se había hecho el llamado a diferentes organizaciones defensoras de los Derechos Humanos sobre la preocupante situación que afrontamos los artistas urbanos, sobre todo con la llegada de la “Política de Seguridad Ciudadana” implementada por el gobierno Santos, donde se efectúan y agudizan en la ciudad las violaciones a los Derechos Humanos por medio de las requisas que vulneran la intimidad (revisión de objetos personales, lectura hoja por hoja de cuadernos y libretas, etc.), el saqueo de pinturas, brochas, pinceles y demás herramientas de trabajo, la usurpación del material creativo, amedrentamientos, y hasta agresiones físicas, todo ello cometido por agentes del Estado Colombiano, especialmente por la Policía Metropolitana de Cali.

Muchos somos los que hemos venido tomando la labor artística y cultural como una forma de hacerle frente a la violencia desde las propuestas de Paz de nuestras obras, del trabajo junto a la comunidad para disminuir la propagación de la violencia común en nuestros jóvenes, pero este tipo de hechos lo único que expresan son los intereses de un gobierno que quiere embutir forzadamente al pueblo joven de la ciudad en su guerra sin fin. Es apenas asimilable que estos son los principios operativos de una forma urbana de la fracasada “Seguridad Democrática”.

Sin embargo seguimos haciendo énfasis en la necesidad de arreglar los problemas de forma racional, dialogada, política, y no de esa forma inmoral y sin principios con que actúan los diferentes organismos armados del Estado colombiano. Apelamos al respeto obligatorio de nuestros derechos como artistas y como humanos, exigimos que se haga justicia en el caso de nuestro compañero Diego Felipe Becerra y llamamos a los artistas y al pueblo en general a fortalecer los lazos de unidad para seguir trabajando de verdad por el país que nos merecemos. De nuestra parte, ténganlo claro, que La Chispa sigue incendiando conciencias y que las paraderas de nuestro país acabaran más temprano que tarde por arder bajo el sabor, la dignidad y la alegría de nuestro Pueblo.

~L’etincelle~



[1] La chispa (en francés)
[2] Las investigaciones de la Fiscalía concluyeron que Diego Felipe no manipuló ningún arma de fuego.



Coordinadora Antifascista.

Sacando de taquito la fachada del mundial.



La Coordinadora Antifascista CAF Cali, en calidad de espacio de articulación de las diferentes organizaciones que luchan en contra de los mecanismos fascistas de represión del estado, desarrollaron como primera actividad conjunta y no sólo en oposición, sino como forma de protesta, comunicación y propuesta, dos jornadas de pintas, en el marco del mundial sub 20 que tuvo lugar en nuestro país. 

La primera jornada se realizo el día de la inauguración del mundial que iniciaba con el partido Brasil vs Egipto en la ciudad de barranquilla y un día antes del partido en nuestra ciudad, Camerún vs Nueva Zelanda, donde se utilizo el papel del pueblo, las paredes, para expresar la inconformidad de los jóvenes y organizaciones en general que hacen parte de CAF, por el mundial, que ya desde hace meses había sido utilizado como fachada para ocultar los diversos problemas sociales, económicos y políticos por los que pasa nuestro país a causa del Estado, el cual es administrado por una minoría, que solo responde ante las exigencias del pueblo y de las organizaciones sociales y populares con pan y circo. Con pintas como; “el hambre también es mundial”, “Cali un mundial de problemas sin solución”, y esténcils, que fueron puestos en las vías cercanas al estadio Pascual Guerrero, con el objetivo de mostrarle al pueblo que el país y en particular la ciudad de Cali, la han estado adornando para el turista, mientras que la necesidad ha sido desde siempre la inversión social, y de mostrarle al turista mismo que en Colombia también hay pobreza y miseria a causa del sistema y el modelo económico actual.

La segunda jornada se realizo el 5 de agosto, fecha la cual se enfrentarían Portugal vs Nueva Zelanda por el grupo B y Francia vs Mali por el grupo A, en dicha jornada se plasmaron pintas como; “con techo en el estadio sin techo en las escuelas”, “con sillas en el estadio sin camillas en los Hospitales” y demás esténcils como “100% antifascistas” etc. que sirvieron en su momento como forma de comunicación alternativa ante la invisivilizacion de las propuestas de paz de las diferentes organizaciones sociales, la estigmatización de los jóvenes, la penalización de la protesta, el aumento de pie de fuerza, que durante las dos jornadas se notaron al tratar de agredir, robar y torpedear la actividad desarrollada por nuestros compañeros y demás problemas sociales que reiteramos no son solucionados por el gobierno, pues no les importa darles solución, ya que la desigualdad generada por ellos es la productora de dichos problemas.
 
Así, a la CAF se han venido articulado diferentes organizaciones e individuos, que trabajan en el campo artístico, cultural, en los sectores barriales, estudiantiles etc. que confluyen en el antifascismo, el antirracismo, antisexismo y en contra de las demás herramientas de dominación que utiliza esta minoría por medio de los medios masivos de comunicación de los cuales son dueños, por medio de la fuerza publica, el asistencialismo, el desplazamiento rural y urbano, el paramilitarismo y todas las formas de la guerra integral que ejecutan para silenciar a todo aquel que se oponga y proponga salidas al conflicto social y armado en el cual nos encontramos inmersos.








DÍA INTERNACIONAL DEL DETENIDO DESAPARECIDO


Desde 1981,  se conmemora  el Día Internacional del Detenido Desaparecido en América Latina, en Colombia esta no ha dejado de ser una práctica constante, diariamente muchos colombianos y colombianas son víctimas de desaparición, asesinatos, torturas y otras violaciones a los derechos humanos. 

La Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas de Colombia calcula en 61.604 el número de víctimas de este drama en nuestro país.  Esta comisión, dependiente de la Defensoría del Pueblo, informó a través de un comunicado que la cifra corresponde al corte del 26 de agosto de 2011 y que de las 61.604 víctimas, 14.427 son mujeres y 47.177 hombres.
El crimen de Estado de desaparición forzada en Colombia ha rebasado las dramáticas cifras de las dictaduras de Argentina y Chile reunidas: sólo en 3 años el Terrorismo de Estado ha desaparecido a 38.255 personas, según un informe de Medicina legal.  

Durante la última semana del mes de mayo de 2011 se celebró en Colombia la   Semana contra la Desaparición Forzada. El evento reunió en Bogotá a varias organizaciones sociales del pueblo colombiano, a representantes de organismos internacionales, a periodistas, y por supuesto a familiares de víctimas de la desaparición forzada: hizo presencia el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE), Asfaddes (Asociación de familiares de detenidos desaparecidos), las Madres de la Candelaria, las Madres de Soacha, y muchos más. Durante los testimonios, las ponencias y los talleres quedó evidenciada la terrible realidad de este drama en Colombia.

La cifra del informe de Medicina Legal de 38.255 desaparecidos en 3 años evidenció una realidad que no se puede seguir esquivando: Colombia sostiene un  trágico 'record' en el Crimen de Estado de la desaparición forzada. Por su parte, el  lunes 23 de mayo 2011 el representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Christian Salazar, informó que la ONU estima que más de 57.200 personas han sido desaparecidas en Colombia,  Salazar señaló que buena parte de los hechos involucran a "agentes del Estado y fuerzas paramilitares que colaboraban con ellos"  y agregó    "por décadas, miembros de la fuerza pública cometieron graves violaciones a gran escala, incluyendo ejecuciones extrajudiciales que en muchos casos estaban asociadas con desapariciones forzadas" .


Fuentes:  Kaos en la Red – .areitoimagen.blogspot.com




El desmantelamiento de la Universidad Pública Colombiana ha sido un proceso paulatino, cuyo comienzo puede observarse, cuando menos, desde la Ley 80 de 1980, ley que allanó el camino a la antidemocracia al Interior de los claustros universitarios, al despotismo por parte de las directivas y a la violación a la autonomía universitaria; posteriormente, la Ley 30 de 1992 restringió la posibilidad de que la nación disfrutara de Universidades Públicas, entendiendo el carácter público de estas instituciones como aquel que deviene de la total y adecuada financiación por parte del Estado, hecho que redunda en educación de altísima calidad y gratuita capaz de garantizar el acceso a quienes demuestren capacidades académicas idóneas.

Dos décadas de régimen de la Ley 30 de 1992 han avocado a la más aguda crisis financiera a la Universidad Pública colombiana. La formula de asignación presupuestal para los claustros universitarios asignó recursos claramente insuficientes, que condujeron a la merma de la capacidad de la Universidad Pública para responder a las demandas de la sociedad, en términos de cobertura, acceso gratuito y calidad imposibilitando así la consolidación de la Educación Superior como un Derecho. El marchitamiento financiero de las Universidades Públicas incluso hizo mella en su capacidad de responder con sus obligaciones, convirtiéndose éste elemento como la principal causa del desmantelamiento de los programas de bienestar, el deterioro de la calidad académica, el aumento de los costos de matrícula, el desplome de los sistemas de seguridad social al interior de los claustros universitarios, seguido de procesos agresivos de tercerización laboral y el desmonte de las garantías laborales de docentes y trabajadores.

La injerencia directa del Gobierno Nacional y de los Gobiernos Departamentales al interior de las claustros universitarios, ha conducido a la consolidación de estructuras orientadas por intereses ajenos a los de la universidad, desconociendo que la autonomía reside en los estamentos que componen la comunidad universitaria y que por tanto estos estamentos deben ser quienes definan el rumbo de la universidad, quienes desconocen éste principio han tomado por asalto las universidades públicas, desechando la democracia como principio rector y garante de la autonomía universitaria.

Queda claro que la Universidad Pública atada a un proyecto de nación propio se ha desdibujado, su papel y ante todo su carácter público es puesto en cuestión por el proyecto de nación hegemónico, un proyecto dictado desde Washington y desde los grandes centros financieros del mundo, donde a través de Tratados de Libre Comercio y de la extorsión crediticia se define el rumbo de la nación con el ánimo de abrirle nuevos nichos de negocios al gran capital que le permitan dar un respiro al sistema de acumulación en la crisis que afronta actualmente, un modelo de nación que se abre paso sobre la destrucción del aparato productivo nacional, que perpetúa el estado de guerra, la represión y las violaciones a los Derechos Humanos, pues entiende que el pensamiento crítico, la protesta social y la unidad del pueblo colombiano son la principal amenaza para su conservación.

El modelo de nación que se abre paso no puede ser mejor que el modelo de educación que se ha venido construyendo en Colombia El saqueo de los recursos naturales y la adecuación de cada uno de los sectores de la producción humana a intereses foráneos y monopolistas se han convertido en la regla para definir los destinos de la nación, una nación que vive en función del gran capital financiero y cuyos principales gastos son la deuda y la guerra, este proyecto de nación queda plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo de Juan Manuel Santos, en donde 40 de cada 100 pesos serán puestos por el sector privado, dejando claro que más que un Plan de Desarrollo, éste constituye un Plan de Inversiones para el gran capital.

La desastrosa situación de la Universidad Pública se refleja en la dramática situación que padecen cientos de miles de estudiantes principalmente de Universidades Privadas, quienes han sido empujados hacia las fauces del sector financiero a fin de hacerse a leoninas deudas so pena de no acceder a la Educación Superior, dejando claro que quienes más padecen la paulatina privatización de la Universidad Pública son quienes no pueden acceder a ella, hecho que se ha reflejado cada vez de manera más clara en las movilizaciones estudiantiles, que se nutren y vitalizan con nuevos sectores.

Ante la nueva Ley de Educación Superior propuesta por el Gobierno de Juan Manuel Santos con el propósito de garantizar la adecuación del país a las exigencias del Tratado de Libre Comercio firmado con Estados Unidos, propuesta que constituye la mayor amenaza que haya conocido la Educación Superior Colombiana y en particular la Universidad Pública, el movimiento estudiantil debe hacer esfuerzos impostergables a fin de brindar una hoja de ruta y una propuesta política mínima que unifique al resto del estudiantado, a los demás sectores que componen la comunidad universitaria y a los demócratas de la nación colombiana a fin de derrotar completamente la propuesta privatizadora que hoy se abre paso con Juan Manuel Santos.

Hoy es los estudiantes universitarios nos movilizamos y convocamos a la gran marcha nacional este 7 de septiembre en contra de la ley santos de educación superior el deterioro de la autonomía universitaria, la militarización de los campus universitarios.

*Tomado de: Prensa Universidad
  


“FORO  DEPARTAMENTAL  SOBRE  ARTE  Y  CULTURA  POPULAR”
Sábado, 03 Septiembre de 2.011
Popayán – Cauca




LA RED DE ARTISTAS POPULARES DEL SUR OCCIDENTE RAPSO, organización independiente y sin ánimo de lucro conformada por artistas de los Departamentos del Cauca y Valle del Cauca, en compañía y con el apoyo de la Fundación “EL TEATRO  VIVE” de Palmira, el Proyecto Comunicativo Alternativo “PRENSA LIBRE –CAUCA” y la “ERMITA CUENTA” de Popayán.

CONVOCAN

A todas las  agrupaciones  artísticas, gestores, artesan@s y cultores rurales y urbanos de Popayán y del Departamento del cauca  al “FORO DEPARTAMENTAL SOBRE ARTE Y CULTURA POPULAR”; que  se  llevará a cabo en esta localidad, el SÁBADO 3 de SEPTIEMBRE a partir de las  8:00 am, en el Auditorio  del Colegio   Francisco  Antonio  de  Ulloa  Calle  7  Nº  3-4 centro  de Popayán.

El Foro tiene como objetivos:

Realizar una discusión sobre el concepto de Cultura Popular y su incidencia en el Arte
Discutir en torno de la relación entre Cultura y Globalización
Socializar los principios y filosofía de la Red de Artistas Populares del Sur Occidente RAPSO y 
Plantear una propuesta en torno de organización de los artistas  populares.


Inscripciones: A través del correo: elteatrovive@hotmail.com,
 MÁXIME TRES (3) Personas por Organización.
Plazo: Miércoles 31 de Agosto, hasta las 12:00 pm.
Nota: Con esta inscripción podrá recibir su escarapela, certificado de participación y refrigerio.

COMPAÑER@ ARTISTA, ARTESAN@, GESTOR(A) CULTURAL, ESPERAMOS SU  VALIOSA  ASISTENCIA.
                         
PROGRAMA:

8:00 am           Entrega  de escarapela y programación
8:30 am           Presentación
9:00 am           Ponencia “Hacia la conceptualización de arte y cultura  popular”
9:40 am           Discusión de ponencia
10:00 am         Refrigerio
10:00 pm        Ponencia “Cultura  y globalización”
11:00 pm        Discusión de ponencia
12:00 m          Almuerzo
2:00 pm          Hacia  la  organización de los artistas: principios de la RAPSO
2:30 pm          Trabajo por mesas:
              Mesa 1:         Principios políticos de los artistas populares
              Mesa  2:        Necesidades de los artistas populares
              Mesa  3:        El arte y la cultura que queremos
4:00 pm          Socialización de las propuestas de las mesas – discusión
5:00 pm          Conclusiones              






VI Encuentro del Sabor y del Saber Campesino
En la lucha por la tierra, el territorio y la soberanía alimentaria, construyamos en unidad caminos hacia la paz”




La Coordinación Campesina del Valle del Cauca -CCVC- y  la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca – ASTRACAVA-   invitan  al “VI  Encuentro del Sabor y el Saber Campesino” que se realizará los días 27 y 28 de Agosto en la vereda La Florida,  jurisdicción del corregimiento Frisoles, municipio de Buga.

Este espacio se viene desarrollando con el objetivo de visibilizar los procesos campesinos de los departamentos del Valle, Nariño y Cauca e integrarlos para compartir semillas, saberes, recetas tradicionales, muestras musicales y artísticas y así propender por rescatar y defender la cultura campesina.

Este año  el encuentro se realizará bajo el lema: “En la lucha por la tierra, el territorio y la soberanía alimentaria, construyamos en unidad caminos hacia la paz”, elementos que se constituyen en nuestro quehacer diario como organizaciones y que consideramos hacen parte de la justicia social que necesita el país.

Es importante que los interesados lleven carpa, cuchara, cobija, plato y semillas para intercambiar.

Mayor información:

3187808709, 3156602831, 3102389360






EL PUEBLO ARGENTINO MANIFIESTA SU REPUDIO A LA VISITA DEL PRESIDENTE COLOMBIANO JUAN MANUEL SANTOS


Santos llega a Argentina como parte de una gira protocolaria por varios países latinoamericanos con la finalidad de impulsar su política neoliberal de comercio exterior que responde a sus intereses como empresario, y al mismo tiempo para exponer las nefastas Ley de Justicia y Paz, Ley de Restitución de Tierras e impulsar su estatuto antiterrorista que encubren la represión y violación de Derechos Humanos.


Hacemos un llamado al pueblo argentino y a los pueblos del mundo a solidarizarse con el pueblo colombiano, víctima de prácticas genocidas del terrorismo de Estado, evidenciado en las cifras arrojadas por el Informe del Alto Comisionado de la ONU para los DDHH: 57.200 personas desaparecidas y 4.9 millones de desplazados(as) internos(as) en los últimos 20 años, 7.500 prisioneros(as) políticos(as), 20 millones de personas en situación de pobreza y 8 millones en situación de indigencia”.



¡REPUDIAMOS EL TERRORISMO DE ESTADO EN COLOMBIA!
¡EXIGIMOS LA SOLUCIÓN POLÍTICA DEL CONFLICTO SOCIAL Y ARMADO EN COLOMBIA Y CONSTRUCCIÓN DE PAZ CON JUSTICIA SOCIAL!

Campaña Permanente por la Libertad de lxs Prisionerxs Políticxs Colombianxs, Capítulo Cono Sur
Colombianos y Colombianas por la Paz, Capítulo Argentina
Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado en Colombia – MOVICE, Capítulo Argentina
Organización de DDHH Semilla y Memoria, Capítulo Argentina
Polo Democrático Alternativo, Capítulo Argentina


Despues de tres días de trabajo, distintas comunidades y procesos sociales se declararon en favor de una salida política al conflicto social y armado y acordaron impulsar un proceso Constituyente. Este es su manifiesto:

Manifiesto por la Tierra y la Paz
El diálogo es la ruta

Los miles de asistentes al Encuentro nacional de comunidades campesinas, afrodescendientes e indígenas por la tierra y la paz de Colombia. El diálogo es la ruta,  realizado en Barrancabermeja del 12 al 14 de agosto de 2011 declaramos frente a la sociedad colombiana y la comunidad internacional:

1.  Hemos concluido nuestro encuentro con un balance de pleno éxito. Los propósitos que nos trazamos de  analizar la situación del país se han cumplido con creces. Hemos  considerando de manera específica nuestras preocupaciones por el futuro de nuestra tierra, nuestro territorio y nuestros recursos, por la democracia, la situación y la garantía de nuestros derechos, así como   del estado de la guerra y las posibilidades de una solución política.

2.  Estos resultados, son expresión de una multitudinaria manifestación y aspiración ciudadana,  que se ha realizado en forma pública y ha sido  transmitida por medios  de comunicación. Los frutos de este encuentro  son producto exclusivo de nuestro sacrificio y esfuerzo colectivo y anhelo por encontrar caminos para la paz.

3.  Agradecemos el acompañamiento de la Iglesia, de la Gobernación de Santander y de la Alcaldía de Barrancabermeja, así como de la Comunidad internacional, especialmente de algunas de sus organizaciones comprometidas con las causas de los derechos humanos y de la paz. Su concurso ha sido del mayor significado.

4.   Manifestamos nuestro rechazo frente a las políticas gubernamentales que durante la última década se han venido implantando en el país para promover un modelo económico que propicia la explotación intensiva de nuestra tierra y recursos naturales , favorece a las empresas transnacionales y los grupos económicos, acentúa los conflictos por la tierra y la lucha por el territorio, estimula nuevos procesos de expropiación,  despojo y de desplazamiento forzado, deteriora radicalmente  los procesos sociales y compromete nuestras condiciones de soberanía y seguridad alimentaria. Este modelo económico  destruye  la economía campesina, los territorios de las comunidades indígenas y afrodescendientes y produce  un escalamiento  de  la dinámica del conflicto social y armado que agobia a nuestro país.

5.  Expresamos nuestra  preocupación frente  al proyecto gubernamental de Ley general de tierras y de desarrollo rural, la ley de víctimas y de restitución de tierras y el Plan Nacional de desarrollo, porque no garantizan los derechos de los colombianos y  favorecen el   actual modelo minero energético  no beneficioso para el medio ambiente y para el pueblo colombiano.

6.  Afirmamos nuestro apoyo al proyecto de Ley de Reforma agraria integral, presentado por las organizaciones campesinas, construido por la Mesa de Unidad Agraria, y presentado en este encuentro, por considerar que él recoge en gran medida las aspiraciones de la población rural colombiana, y demandamos de la sociedad su más amplio respaldo.

7.  La democracia en nuestro país y la generación de mejores condiciones para hacer efectivos y garantizar nuestros derechos demanda un nuevo modelo que posibilite el uso de nuestros recursos y riquezas, superando las profundas desigualdades económicas y sociales, en función del buen vivir de nuestra población.

8.  Nos preocupa que pese al reconocimiento formal del conflicto colombiano por parte del gobierno actual y a sus manifestaciones acerca de que la llave de la paz no estaría extraviada, es evidente que la pretensión de la solución militar se encuentra en el primer lugar de la agenda gubernamental y responde a un equivocado concepto de "paz de vencedores y vencidos”. La historia del conflicto colombiano nos muestra que las soluciones militares no conducen a la paz. Por tanto,   no podemos continuar atrapados por la perspectiva de un escalamiento de la guerra y de una creciente intervención militar extranjera. No queremos continuar nuestras vidas con la permanente amenaza de las bombas y las balas. Es hora de ponerle fin a la guerra. La solución política se constituye en una necesidad.

9.   Somos conscientes que la perspectiva de la solución política posee muchos enemigos, especialmente aquellos que se benefician  del estado de cosas existentes y de la sociedad de privilegios que les sirve de sustento. Desactivar la guerra desfavorece, además, a quienes han hecho de ella un negocio lucrativo. Los colombianos tenemos el derecho a propiciar conscientemente la generación de nuevas condiciones para emprender el camino que pueda conducir a un trámite distinto del  basado en el ejercicio de la violencia-de manera que los conflictos que le son inherentes a nuestra sociedad, puedan transitar por la vía del dialogo la justicia social y la paz.  

10.   Tenemos la convicción acerca de la necesidad de avanzar en la concepción y materialización de una ruta de la paz, que tenga como  próxima meta  la conformación de un movimiento de alcance nacional con apoyo internacional con el  mandato expreso de promover  la construcción de la paz con justicia social y la solución política al conflicto social y armado. Caminar en esa dirección demanda la generación de un clima favorable. Es urgente trabajar todos juntos para consolidar una cultura de la paz. Consideramos que  las partes comprometidas de manera directa en la confrontación deberían contemplar como gesto mutuo frente a la sociedad colombiana un cese bilateral de hostilidades, que abra la posibilidad del diálogo. Igualmente, la consideración de compromisos y acuerdos humanitarios que permitan parar la violencia contra la población civil y todos los crímenes atroces.

11   Las declaraciones generales sobre la paz y el dialogo son insuficientes y muchas veces se han acompañado de escalamientos en la guerra. Por ello este Encuentro exige gestos y hechos de todas las partes que signifiquen respuestas positivas a los reclamos de la población, de las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes: alto al desplazamiento forzado y al despojo; respeto incondicional a los derechos de los niños, niñas y mujeres, garantía y respeto a los derechos de las víctimas; no militarización de los territorios, respeto a la autonomía de los pueblos indígenas. Parar la guerra y construir la paz. Es la hora de la solución política.

12. Necesitamos hacer realidad la idea consistente en que el diálogo es la ruta. Materializar ello implica, sobre todo, las más amplia participación social y popular. La solución política no puede ser un asunto de competencia exclusiva de las partes comprometidas de manera directa en la contienda militar. “Todas las voces todas, todas las manos todas”, de este país requieren ser escuchadas y movilizadas para sentar las bases que nos permitan avanzar hacia la paz con justicia social. Ello supone una ardua tarea de organización, politización y movilización social, que deseamos asumir con todos aquellos que estén dispuestos a acompañarla, y que se suma a todos los esfuerzos e iniciativas sociales y populares que a través de diferentes vías y mediante variadas expresiones organizativas se vienen desarrollando en el país. Ese espacio se debe construir y ampliar garantizando el respeto a las organizaciones sociales y a su autonomía. Su punto de partida se encuentra en las innumerables manifestaciones de la acción colectiva social y popular, en los diferentes procesos organizativos que con enfoques distintos y diversas perspectivas políticas se han venido gestando en nuestro país durante los últimos años.

13.  Proponemos que todos esos esfuerzos, articulados entre sí y sumados a otras expresiones de la organización social en el ámbito local o atendiendo preocupaciones sectoriales, étnicas, o de género, confluyan en la preparación y realización de constituyentes regionales,  espacios de soberanía popular y participación ciudadana, concebidos como mecanismos de construcción de paz y justicia social y por la solución política. Su diseño, debe de posibilitar la consideración de la problemática general del conflicto y sus salidas, así como el abordaje de las respectivas especificidades regionales. Estos procesos  suponen la participación activa y directa de los más amplios sectores sociales, atendiendo su diversidad y pluralidad, y debe ser conducente a la definición precisa de mandatos regionales.

14  Estas dinámicas  representan espacios de confluencia hacia una Asamblea nacional de Constituyentes y procesos  regionales por la paz. De la asamblea debería  salir un  mandato nacional por la solución política y la paz con justicia social, con su correspondiente definición programática y de acción política. Todo este esfuerzo tiene una posibilidad más cierta si logra acompañarse de la comunidad internacional

15 Las conclusiones de este encuentro, producto de nuestra ardua labor en diferentes mesas de trabajo, así como esta declaración política, serán entregadas a la sociedad colombiana, al  Gobierno central y demás poderes del Estado, así como a las guerrillas de las FARC-EP y del ELN, con el fin de hacer expresa nuestra voluntad y aspiración porque se exploren con urgencia acciones tendientes a desatar el nudo de la confrontación y avanzar hacia la solución política y la paz. Estamos convencidos que ese es el sentir creciente del pueblo colombiano: Vivir en paz con justicia social.

16.         Invitamos a todas las organizaciones participantes a impulsar y participar en los diferentes escenarios e iniciativas para seguir fortaleciendo las apuestas de este encuentro.


ENCUENTRO NACIONAL DE COMUNIDADES CAMPESINAS, INDÍGENAS, AFRODECENDIENTES POR TIERRA Y LA PAZ DE COLOMBIA.

EL DIALOGO ES LA RUTA
BARRANCABERMEJA 14 DE AGOSTO DE 2011




ENCUENTRO DE COMUNIDADES INDÍGENAS, CAMPESINAS Y AFRODESCENDIENTES POR LA TIERRA Y LA PAZ  DE COLOMBIA



A la socialización de experiencias de procesos organizativos que aportan a la construcción de caminos de paz, se dieron cita más de 20.000 personas de todos los rincones de Colombia, para escuchar y proponer frente a temas como la salud, el desplazamiento forzado, la educación, la minería, el territorio, entre otros factores, que determinan la construcción de una paz con justicia social.

Siendo “el dialogo la ruta”, propuesta de este encuentro, organizaciones sociales de países como: El Salvador, México, Guatemala, Brasil y El Congo, aportaron experiencias de soluciones políticas y dialogadas a los conflictos internos  que vivieron;  de los cuales se pueden rescatar elementos para el análisis, que nos ayuden en la construcción de escenarios, en los cuales, los actores del conflicto colombiano se encuentren en la ruta para gestar la paz.

El unísono de las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes, converge en que;  los elementos que deben construir una agenda para la paz son: una verdadera reforma agraria integral democrática y popular, el reconocimiento de un conflicto social y armado,  la necesidad de un acuerdo humanitario, que le devuelva la libertad y la dignidad a mas de 8.000 prisionerxs policxs, la mayoría de ellos civiles, pertenecientes a movimientos sociales y populares y que se encuentran en las cárceles colombianas bajos precarias condiciones.   Es así como el  movimiento social y popular de Colombia, insiste en la necesidad de encontrar soluciones reales a los problemas estructurales, génesis del actual conflicto colombiano.

En este sentido  continuara la agenda de nuestro encuentro, es por esto que la jornada de mañana se inundara de propuestas conducentes a la paz por parte de las organizaciones populares.  Jornada que se dividirá en tres ejes temáticos: Tierra, Territorio y Recursos Naturales, Democracia, Desarrollo y Garantías de Derechos y Política Nacional de Paz.

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget