Relación entre la Educación y el Conflicto Social y Armado en Colombia

Relación entre la Educación y el Conflicto Social y Armado en Colombia

Para entender la relación entre la educación y el conflicto armado colombiano es necesario comprender el origen histórico de este último, es decir, las causas que lo han motivado y mantenido, ya que éste fenómeno surge como consecuencia de una realidad concreta que lo determina y explica, así como explica las relaciones con los demás conflictos presentes en nuestra sociedad.

El conflicto armado colombiano surge como consecuencia de la violencia política como forma de ejercer el poder por parte de los sectores dominantes para mantener el control sobre la población, el territorio y sus riquezas; por la desigualdad económica causada por la insaciable voracidad de la oligarquía, que la hace incapaz de adelantar reformas que permitan la mejora de las condiciones de vida de la población trabajadora; y por la exclusión social generada por un Estado incapaz de satisfacer las necesidades básicas de la población; todo esto, en el marco de un proyecto de país con un régimen político oligárquico y un modelo económico dependiente, ligado a los intereses de las grades potencias imperialistas como EEUU y la Unión Europea.

Este proyecto de país agenciado por la oligarquía violenta y criminal colombiana, ha necesitado un tipo específico de educación, que le garantice el entrenamiento práctico de la fuerza de trabajo para poner a funcionar la maquinaria productiva del país por ellos apropiada, pero que no implique mayores niveles de formación que pongan en riesgo su posición dominante. En esa vía, la educación y el sistema educativo en Colombia se han diseñado para mantener y reproducir las condiciones que han generado el conflicto social y armado, al menos en estos sentidos:

1. Escases de cobertura: la falta de cupos provocada por la escasa inversión del Estado en educación, especialmente en la educación superior donde su presupuesto vienen siendo superado por el presupuesto para la guerra desde la era Uribe, condena a un 70% de la juventud  en todo el país a quedarse con una formación básica en el mejor de los casos, constituyendo esto un elemento de exclusión del mercado laboral y de imposibilidad para el desarrollo pleno de las aptitudes del ser humano.

2. Deserción escolar: según el mismo gobierno, “de 100 estudiantes matriculados en grado 0, 48% concluye la educación media, 12%  ingresa a la educación superior pero solo el 4% culmina”[1]. Las razones que explican este fenómeno están relacionadas principalmente con factores económicos y sociales, que empuja a los jóvenes fuera de la escuela.

3. instituciones educativas estratificadas: el sistema educativo colombiano está diseñado para ofrecer servicios educativos de buena, regular o mala calidad, de acuerdo a la capacidad de pago de los clientes. Esta estratificación implica que, en la competencia por un cupo a la universidad pública tengan muchas más ventajas los jóvenes de sectores medio-alto y alto, condenando a los jóvenes de los sectores populares a ser mano de obra barata y no calificada.

4. dispositivos de exclusión (exámenes de estado): en la misma vía del punto anterior, los exámenes de Estado más que indicadores de evaluación del proceso educativo para aplicar correctivos y mejorar el sistema educativo, son dispositivos de exclusión utilizados por las instituciones educativas-empresa para sacar a los jóvenes que no cumplen con los puntajes que garanticen los recursos que ofrece el Estado por la supuesta calidad, y usados por el mismo Estado para poner a competir a las instituciones educativos por los escasos recursos que destina para educación, en el caso de la básica primaria y secundaria; y en el caso de la educación superior, para imposibilitar el acceso a la educación pública de los jóvenes de sectores populares.

5. cobro de matriculas y demás gastos educativos: para un país con la mitad de la población en situación de pobreza, la ambigüedad en la legislación acerca de la gratuidad de la educación básica y la corrupción generada por la municipalización de la educación básica, conduce al pago de matriculas en situaciones en las que el Estado es el pleno responsable de garantizar la educación, por lo cual miles de familias se abstienen de presentar a sus hijos a la escuela; además, la compra de uniformes y útiles escolares, el pago del transporte y la alimentación, implican gastos no sufragables por las familias empobrecidas, que prefieren poner a los hijos a trabajar en cualquier cosa para aportar en la economía familiar.

6. educación alienante para los sectores populares: la educación impartida para los sectores populares, además de hacerse en condiciones totalmente adversas por la falta de recursos, está orientada al disciplinamiento social para que los jóvenes estudiantes, conflictivos y violentos como resultado de vivir en situaciones sociales conflictivas y violentas, no luchen por mejorar sus condiciones de vida, para que no busquen su emancipación, para que sepan obedecer; ocultando las causas históricas estructurales de su condición social y de este modo impidiendo que sean sujetos protagónicos en la superación de sus problemas.

6. educación elitizante para sectores medios y altos: por otra parte, a los sectores medio alto y alto se los educa para ser los opresores del futuro, para que miren con desprecio al trabajador, para que se sientan superiores frente a los empobrecidos; igualmente, a través del ocultamiento de la realidad histórica, no se les enseña cuales son los motivos por los cuales existen poseedores y desposeídos, sino que se les muestra a los desposeídos como seres incompetentes e inferiores.

7. Investigación para beneficio del sector privado: en el caso de la educación superior, la docencia, la investigación y la extensión, se ponen al servicio de los intereses del capital privado, quienes por supuesto no están interesados en generar transformaciones estructurales en la sociedad de modo que los desposeídos puedan mejorar sus condiciones de vida, sino mantener estas condiciones para garantizar el aumento constante de sus ganancias. Descargar


Contra la Reforma Antidemocrática y Neoliberal de la ley 30 de 1992
¡Solución Política al conflicto social y armado!
¡Viva el Paro Nacional Universitario!


[1] Visión 2019. Educación. Propuesta para discusión.  Ministerio de Educación Nacional. 2006. Doc. PDF. p. 13.

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget