¡Se viene el estallido!


  ¿Qué es lo que pasa aquí?

Como se ha visto actualmente nos encontramos en medio de la más feroz arremetida del capital transnacional contra el derecho a la Educación Superior en diferentes latitudes del mundo y que ha provocado la valerosa movilización de miles de jóvenes griegos, ingleses, franceses, españoles y por supuesto del movimiento estudiantil chileno que ha colmado de nuevo las calles de dignidad y de sueños de transformación educativa y social latinoamericana.

No muy lejos de esas latitudes del cono sur de nuestro continente, específicamente en nuestro país, este tipo de Arremetidas no han hecho esperar, arremetidas expresadas en nuestro país en la propuesta de reforma a la Ley 30 de Educación Superior presentada por el gobierno de Juan Manuel Santos, propuesta que busca consolidar aquel viejo sueño neo liberal de la Universidad como empresa y para la empresa privada en la que el Estado renuncia expresamente a su responsabilidad sobre la financiación de la Universidad Colombiana, continuando entonces de esta manera con la política de exclusión, privatización y falta de soberanía que ha caracterizado este estado criminal a lo largo de la historia de nuestra nación.

Para cumplir su objetivo el gobierno de la “ unidad nacional”,  busca imponer diversas formas de privatización y exclusión en la Universidad Colombiana, bien sea a través de las fórmulas más descaradas y perversas como la de las Universidades con ánimo de lucro, que se traducen en el entendimiento total de la educación  universitaria como una mercancía sujeta a ser vendida solo a quien pueda pagarla, concepto que en la actualidad se tiñe de un mentiroso sofisma de distracción de haber desaparecido ya de esta nociva reforma, restructuración de la ya de por si reestructurada reforma que en el fondo de la misma no cambia para nada la intensión de este antipopular proyecto de ley.

Las Universidades con ánimo de lucro concepción supuestamente eliminada en la actualidad no deja de ser  importante e indispensable para el futuro no tan lejano del actual proyecto político de Juan Manuel Santos, no por su capacidad trasformadora y emancipadora, sino por la generación de lucro, en esta fórmula no hay educación buena o mala, solo educación rentable; no hay comunidad universitaria, solo usuarios, empleados y juntas directivas; en este modelo no hay democracia, solo decisiones de accionistas anónimos; en síntesis este modelo representa la eliminación absoluta y definitiva de la Universidad pública y critica.

Otras singulares formulas de privatización se encuentran estipuladas en la propuesta de Universidades de carácter mixto (financiación público - privada) que no pretende nada distinto que ocultar el proceso lento de privatización al que se verán abocadas las Universidades públicas debido a la desfinanciación estatal y a la necesidad de buscar cada vez más capital privado, que si bien puede traer consigo “alivio financiero” también trae de su mano el criterio mercantil y empresarial a todo el quehacer universitario. Especial atención merece el esquema de financiación propuesto por esta reforma para las Universidades públicas que busca además de imponer las áreas en donde deben crecer las universidades en una flagrante vulneración del derecho a la autonomía universitaria, avanzar en la prelación de la demanda y no de la oferta a través de unidades por capitación.

 
Una vez más esta contra reforma educativa o nueva ley de educación superior busca ser aprobada de la forma más antidemocrática posible, característica constante de los Gobiernos oligarcas que han dominado nuestra nación a lo largo de su historia,  tajantemente la voz crítica y propositiva de la comunidad Universitaria Nacional, comunidad, en espacial la estudiantil, que de manera enfática ha rechazado el contenido de dicho proyecto de Ley y que no se siente representada por entes e instituciones que se han tomado la vocería de las Universidades y los estudiantes.

De igual forma la imposición de este proyecto de Ley ha estado acompañado por una fuerte campaña de estigmatización en contra del movimiento estudiantil colombiano y sus formas de protesta, generando un ambiente propicio para la vulneración sistemática de los Derechos Humanos de la comunidad universitaria, a través de amenazas, intimidaciones y de la irrupción violenta y constante de la fuerza pública a los campos universitarios como actualmente se ha visto en la Universidad Industrial de Santander (UIS) y el Universidad de Antioquia (UDEA).

Las y los estudiantes colombianos no hemos sido inferiores al reto histórico que se nos presenta, hemos salido a la calles de manera apoteósica a defender lo que es nuestro; no de los estudiantes sino del pueblo Colombiano en general, hemos demostrado las solidez de nuestros argumentos y la firmeza de nuestras convicciones en las aulas de clase, en las asambleas universitarias, en los foros académicos, con las organizaciones sociales y en todos los espacios donde nuestra voz digna y contundente ha podido llegar, tal como quedó demostrado en aquella histórica movilización del pasado 7 de abril donde más de cien mil corazones, demostraron su claro rechazo ante semejante y lesiva ley de educación superior.


Y ahora…¿En que estamos?


Con tan importantes movilizaciones en las que se mantiene en alto la dignidad del pueblo Colombiano; los y las estudiantes universitarios nos encontramos una ves mas el pasado 20 y 21 de agosto en Bogotá para dar forma dinámica al  I Encuentro de la MANE (Mesa Amplia Nacional Estudiantil) importante espacio de análisis y debate quecontó con la importante y significativa de estudiantes organizados y no organizados de todas las regiones  de nuestro país. En este espacio de encuentro estudiantil se construyeron de manera fraterna y ante todo bajo el criterio UNITARIO, los elementos metodológicos y programáticos que posibiliten a nuestro sector avanzar en la defensa de la Universidad pública y la consolidación de la dinámica organizativa  del movimiento estudiantil colombiano.

Desde las diferentes mesas de trabajo que se desarrollaron  se escuchó en cada una de las intervenciones, el rechazo y exigencia de hundimiento de la reforma y la ley 30 de 1992, y la construcción de una propuesta alternativa, amplia y democrática de educación. Para tal objetivo se hizo un llamado a la construcción, consolidación y fortalecimiento de las mesas amplias locales  en las cuales se trabajara por la articulación de las expresiones organizativas de los estudiantes, buscando desde este espacio amplio e incluyente llevar a cabo las acciones pertinentes para la defensa de la Universidad pública y las reivindicaciones propias de cada Universidad, articulando a todo el estudiantado hacia la construcción de un nuevo modelo de educación.

Este importante esfuerzo nos deja como anticipo y bandera de lucha el Programa Mínimo de los Estudiantes Universitarios; importante hecho histórico que no se daba desde hace ya cuarenta años, recogiéndose actualmente en seis puntos claves:
1.     Total financiamiento por parte del estado.
2.     Defensa de la autonomía y democracia universitaria.
3.     Calidad académica, sin estandarización de los programas, descongelamiento de la planta docente y aumento de la cobertura sin detrimento de la calidad.
4.     Garantías de bienestar universitario.
5.     Respeto y garantías democráticas y de movilización.
6.     Educación y sociedad. Que la educación sea orientada a resolver las principales problemáticas que afrontan los sectores populares.
En este último punto, ratificamos nuestro compromiso como estudiantes y sector social y juvenil de la nación, a levantar al lado de estas banderas de resistencia también la SoluciónPolítica del Conflicto Social y Armado que padece nuestro país hace ya más de 60 años y que mantiene a nuestra querida patria sumergida en la más ignominiosa guerra que a diario cobra la vida de cientos de personas y mancha de sangre y sufrimiento nuestra nación, exigimos también al lado de estas importantes banderas una paz verdadera y duradera donde la justicia social sea el motor que lleve a nuestro país a una verdadera reconciliación, una nación democrática y soberana y digna; en síntesis un nuevo país equitativo e incluyente de las grandes mayorías Colombianas.

¡Se viene el estallido!

Se hace un llamado a todo el estudiantado colombiano a asumir las banderas de la defensa de la universidad pública haciéndose participes de las movilizaciones y actividades convocadas desde este espacio
  •   7 de Septiembre, Gran marcha nacional en conjunto con otros sectores.
  • 6 de Octubre, Consulta nacional estudiantil sobre la reforma y ley 30.
  •  12 de Octubre, Gran marcha Estudiantil por la educación y cese de actividades.



Hacia la consolidación del programa mínimo de los estudiantes, por la construcción de un nuevo modelo de educación amplio, democrático, popular.
A construir el paro nacional universitario ya!!!
Viva la Marcha Patriótica y cabildo abierto permanente por la Independencia.


COORDINADORA ESTUDIANTIL DE LA UNIVERSIDAD DEL VALLE. PUPSOC - VALLE
Colectivo Estudiantil Popular Núcleo 5 – CEP-N5.
Identidad Universitaria Palmira – IDUP.
Círculos Populares de Estudios Latinoamericanos – CPEL.
Colectivo de Estudio e Investigación ARQ. Social.



Viento del Sur 
Boletín in formativo 
Coordinadora Estudiantil Universidad del Valle
Edición N. 2




.





Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget