Nacen festivales que no se venden

A MANERA DE BOLETÍN DE PRENSA No. 05
Palmira, Mayo 19 de 2012


Hay festivales que nacen por decisión gubernamental. En su gran mayoría, son decisiones para ocultar la falta de una política cultural. Se diseñan, simplemente, para sostener la imagen de distintas alcaldías del país. Es un show que simula una política preocupada por la cultura, pero cuyo fin es ocultar la tragedia de la sociedad: los altos índices de homicidios y crecientes cordones de miseria de muchas ciudades colombianas.

El hecho, o la estrategia, no es nueva. Durante la dictadura de la junta militar en Argentina, los miles de desaparecidos eran borrados con el impacto del mundial de futbol de 1978 realizado en ese país.

Es el show para borrar, omitir y engañar. Es la seducción del espectáculo con la orgía del olvido que bebe la sociedad.

Por fortuna, hay artistas con dignidad. Por ello nacen festivales que no se venden. El Festival Nacional de Teatro Popular: Teatro y Realidad Social, es uno de ellos. Esta es su cuarta versión. En él están contenidos el espectáculo, la alegría, la lucha y la memoria.

Tres días han transcurrido ya. Aún faltan siete. Y hoy fue un día para rendir un homenaje al cantautor colombiano Carlos Lugo, victima de un montaje judicial desde octubre del 2011, artista detenido por el gobierno colombiano y por el cual los artistas hoy exigimos su liberación.


Oficina de Prensa y Comunicaciones
IV Festival Nacional de Teatro Popular: Teatro y Realidad Social

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget