Se vislumbra la salida negociada




 “La paz no es solamente ausencia de guerra. Mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión, difícilmente podremos alcanzar un mundo de paz”. 
Rigoberta Menchú, líder indígena guatemalteca y premio Nobel de la Paz. 


Quienes somos? 

El mandato estudiantil por el acuerdo humanitario y la paz es una iniciativa ciudadana que parte de elementos que nos dan la Constitución Nacional y los Protocolos Internacionales para convertirnos en actores principales, políticos, de las soluciones a los conflictos que existen en nuestro país. 


La solución política al conflicto social y armado que afecta a la sociedad colombiana desde hace varias décadas resulta no sólo una opción viable por construir, sino un imperativo para el pueblo colombiano, lo que implica deberes por asumir frente a las dinámicas sociales y políticas que se están dando en nuestro país. Ésta no sólo comprende los acuerdos político-militares celebrados entre las expresiones insurgentes y el gobierno, también deben vincular al conjunto de la sociedad colombiana, en la perspectiva de construir soluciones estructurales a las causas sociales que dieron origen y alimentan el conflicto. 

Como propuesta surgida del seno de la comunidad universitaria hacemos un llamamiento enérgico al estudiantado, al profesorado, a los trabajadores y en especial a las directivas de las instituciones de educación superior colombianas para que se comprometan con la paz y la justicia social mediante la apertura de espacios académicos desde donde se discuta la problemática del conflicto social y armado colombiano que azota al país desde hace décadas y se construyan propuestas serias para ofrecer a la sociedad y al Estado con el fin de superar las condiciones que mantienen al país en el atraso y la dependencia social, económica y política. 

Se vislumbra la salida negociada. 

Durante este año han ocurrido diferentes sucesos que han dado luz a una pronta salida negociada al conflicto colombiano, se aprueba el marco jurídico para la paz que abre las puertas a una negociación con las expresiones insurgentes y se circunscribe en la justicia transicional y una semana antes de que se celebre la semana de la paz, el Estado colombiano en cabeza del gobierno de Juan Manuel Santos anuncia conversaciones con una de ellas. 

Saludamos con optimismo la hoja de ruta acordada “ACUERDO GENERAL PARA LA TERMINACION DEL CONFLICTO”, con el fin de darle una salida política al conflicto social y armado, al igual saludamos a las organizaciones sociales y populares de Colombia, América Latina y el Caribe, y a los pueblos del mundo que han mostrado su solidaridad, apoyo y acompañamiento en este proceso, dolientes de la realidad de nuestro país, interesados en acabar con la guerra en Colombia y en promover la paz, puesto que nuestra paz tiene un gran significado para la paz continental y mundial. 

Complace saber que el gobierno nacional da muestras de una voluntad de paz, y esperamos que lo expresado en su discurso respecto a una voluntad de cambio, sea veraz. Hemos conocido que la agenda de la mesa tratará problemas fundamentales de nuestro país que reflejan tensiones económicas, políticas y sociales, y deben resolverse para una solución acertada y duradera de este conflicto. Los puntos hasta ahora concertados para trabajar en la mesa son 5, en los cuales no se contempla el conflicto armado como una expresión aislada de la realidad nacional, sino como resultado del conflicto social, En ese orden de ideas, se abordarán temas como restitución de tierras, equidad en campos y ciudades, garantías para la oposición política y justicia transicional. En pasadas intervenciones, el presidente de la República se ha referido a “aprender de los errores y aciertos” y dicho lema nos pone a la expectativa sobre la forma en la que la sociedad civil tendrá participación puesto que hasta ahora no se ha mencionado, y consideramos debe ser un factor importante y fundamental para el progreso y resultado de esta negociación, que no solo le compete al Estado y las expresiones insurgentes, sino al pueblo colombiano. 

♫♪ Alcemos la voz en un canto en favor de la paz porque con hambre e injusticia no se puede encontrar ♫♪  

El militarismo es económicamente inviable, políticamente errado y socialmente injusto”. Campaña estudiantil: Por una Educación para la paz, una academia comprometida con la solución política al conflicto social y armado en Colombia. 

“POR UNA SOLUCIÓN POLÍTICA AL CONFLICTO SOCIAL Y ARMADO EN COLOMBIA” www.mandatohumanitario.blogspot.com 

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget