Dneclaración Política segunda Asamblea Regional de Estudiantes del Procesos de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano



Somos hijos e hijas de la resistencia histórica en el Suroccidente Colombiano, la nueva generación de luchadores y luchadoras  populares que continuará batallando por lo que se nos ha arrebatado, herederos y herederas de las luchas agrarias y populares que dieron forma a nuestro proceso de unidad, continuadores y continuadoras del legado de miles a los que se pretendió exterminar violentamente y sin embargo nos alientan e impulsan a no desfallecer jamás.

Somos los estudiantes del Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano, conscientes de nuestra responsabilidad histórica y optimistas, reunidos en nuestra segunda asamblea como coordinación regional en la ciudad de Popayán el mes de febrero de 2013, declaramos que:

1. Hemos padecido con todo rigor el peso de la guerra que se cierne sobre nuestro pueblo: la desigualdad social, el usufructo de nuestros elementos naturales, la violencia constante como estrategia para aterrorizar y reprimir nuestras justas reivindicaciones, el histórico abandono estatal y la exclusión política se tornan elementos causales de la guerra que padecemos.

Es un auténtico anhelo popular y un derecho legítimo de los colombianos alcanzar la paz, para eso se torna imprescindible resolver las causas reales que dan origen a la confrontación, causas que padecemos día a día. Entendemos entonces que la pretendida solución militar que se promueve desde la mezquindad y el odio es totalmente absurda en la medida en que desconoce la realidad histórica, política y social del conflicto, además de seguir sembrando de dolor y rencor nuestra tierra.

La guerra no puede seguir siendo parte de nuestras vidas y por eso apoyamos decididamente una solución política a este conflicto. La mesa de diálogos que se desarrolla actualmente entre la insurgencia de las FARC – EP y el gobierno nacional es positiva al avanzar en esta vía, sin embargo carece de una amplia participación popular que será la única garante para concretar una salida real y efectiva a este fratricidio impuesto y agenciado por los enemigos de la vida.

Se hace urgente por lo tanto apoyar por medio de la contundente movilización popular este tipo de espacios y convocar a que la más amplia confluencia de los diferentes sectores del pueblo colombiano tenga una participación directa y decisoria que permita abordar con franqueza, sin temas vedados y tampoco con premuras los asuntos que nos afectan y que por lo tanto son el eje de este conflicto. 


2.  En un país con una configuración histórica como la del nuestro, la lucha por la educación pública, financiada plenamente por el estado, universal y acorde a un proyecto patriótico de independencia plena se convierte en parte de la lucha por la paz cuando esta es entendida como un proyecto político que pretende hacer real y efectiva la justicia, en esa medida no desligamos nuestro accionar estudiantil del gran torrente popular empeñado en transformar este país estableciendo unas bases sólidas que garanticen un futuro cierto para nuestro pueblo, borrando para siempre las causas que dieron motivo a esta guerra.

El 2013 debe ser en Colombia el año de la lucha por la paz con justicia social, los estudiantes tenemos la gran responsabilidad de construir propuestas e iniciativas que desde la academia promuevan el debate y la movilización social en torno a este deseo popular.

Para esto se hace necesario trabajar de forma unitaria, coordinada y consecuente a nivel nacional, pues está será la única forma de posicionar de manera efectiva el debate y avanzar en camino cierto,  por lo cual proponemos a todos los estudiantes que se sientan acogidos en este anhelo, la campaña “educación: propuesta y camino para la paz con justicia social”, iniciativa que pretende responder a la necesidad de unificar acciones en torno a la generación de espacios amplios de discusión, propuestas y movilización,  partiendo del reconocimiento de las realidades regionales como aspecto potencializador de una real articulacion nacional frente al tema. Además, nos unimos comprometidamente a la Red Nacional de Estudiantes por la paz, con la plena convicción de que los estudiantes tenemos mucho que decir y hacer en esta brega por la materialización de la paz con justicia social.

3. La Mesa Amplia Nacional Estudiantil –MANE- representa un ejemplo  histórico de cualificación y unidad de nuestro movimiento, siendo totalmente acertada en la necesidad de buscar caminos de confluencia, configurada al calor de la lucha frontal y masiva contra la intensión de profundizar el nefasto modelo neoliberal que mercantiliza nuestra educación. En la MANE se encuentra la esperanza de lograr por fin la construcción de una organización unitaria de los estudiantes de Colombia, deuda histórica de este sector con nuestro pueblo.

Respondiendo al reto histórico del año 2011 en el que los intereses entreguistas del ejecutivo nacional frente a la educación  tocaron fondo cuando se pretendía imponer una reforma a la ya dañina ley 30 de 1992, la MANE logró canalizar efectivamente la lucha que los estudiantes dimos desde los salones, plazas y calles. El compromiso colectivo de carácter nacional que involucró a la mayoría de los integrantes de las instituciones de educación superior, consiguió un gran apoyo popular y finalmente generó una victoria parcial al obligar el retiro del proyecto de ley presentado por el ejecutivo.

Tratando de superar el coyunturalismo del movimiento estudiantil, emprendimos desde la MANE la iniciativa de construir un proyecto alternativo de educación superior en Colombia, proyecto que recoja los sueños y las aspiraciones de nuestro pueblo esta iniciativa concretada en la exposición de motivos y en el borrador de articulado existente a la fecha, es más que un documento valioso, un insumo fundamental para continuar asumiendo la envergadura de la pelea que implica lograr una educación para un país con democracia, soberanía y paz.

Sin embargo, los aciertos de la MANE no pueden ocultar la necesidad de un balance crítico del proceso y autocrítico de quienes la componemos, es impostergable la necesidad de recomponer la MANE desde el trabajo de base en cada institución de educación del país, incentivando y desarrollando las luchas locales sin que se desliguen de sus causas estructurales y por ende de la necesaria lucha de alcance nacional. Difundir y agitar la propuesta de ley de educación es imprescindible para que logremos que sea defendida y posicionada por la fuerza de las mayorías movilizadas en las calles.

La MANE debe recomponer su rumbo partiendo de su misma historia, en lo interno debemos avanzar en la dirección de reconfigurar el espacio como un referente sensato que recoja de nuevo la inmensa mayoría de expresiones estudiantiles. Por otra parte es necesario retomar la senda de la unidad más allá del movimiento estudiantil, encontrando una ligazón consciente con los demás sectores sociales en la acción y concepción unificada que permita en conjunto el fortalecimiento del movimiento popular.


4.  La Marcha Patriótica representa en la diversidad del movimiento social un proyecto político de gran relevancia y arraigo popular, totalmente consecuente con la necesidad de unificar a los diferentes sectores sociales y políticos en la lucha por conseguir la paz con justicia social y el goce pleno de nuestros derechos políticos, económicos y sociales.

Hemos asumido desde sus inicios la construcción de este proceso y lo seguiremos haciendo con plena convicción y entusiasmo, el desarrollo de la Marcha Patriótica y la consolidación de la misma debe entenderse en diversas formas y frente a eso creemos que es necesario fortalecer nuestro sector estudiantil, en ese sentido invitamos a todos los procesos hermanos que lo componen a comprometernos a esto y en esa vía proponemos  buscar espacios de encuentro para construir una autentica unidad a la altura de nuestros intereses y responsabilidad histórica.

5. Somos Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano, por la vida y contra el desarraigo, aprendiendo de nuestras experiencias y con iniciativa creadora para conquistar en la lucha lo que violentamente se nos ha arrebatado, invitamos a todo el pueblo rebelde de nuestra tierra insurrecta a construir juntos nuestro segundo congreso a realizarse los días  15 y 16 de junio.

Finalmente declaramos que seguirán siendo ingentes nuestros esfuerzos por la organización, la movilización y la lucha para que desde el suroccidente colombiano le continuemos contribuyendo al logro de la educación que soñamos y del país que pronto surgirá de las entrañas de la humildad y humanismo que representamos desde la clase oprimida, somos el sueño inconcluso de Bolívar despertando y por ello hemos definido dar hasta nuestras vidas.

POR LA VIDA Y CONTRA EL DESARRAIGO, ORGANIZACIÓN, MOVILIZACIÓN Y LUCHA

Popayán, 17 de Febrero de 2013


 

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget