El Sur del Cauca se levanta y avanza


Por: AGROPATÍA

Patía ha sido desde los tiempos de la invasión española un pueblo en resistencia, desde el momento que el invasor Juan de Ampudia que comandaba un grupo de ladrones en 1535, llegó a los valles del Patía encontrando tal cantidad de oro, que llegaron a creer que se trataba del mítico “El Dorado”. Los indígenas Patías, los Bojoleos, los Sindaguas y los Quillas lucharon por no ser arrasados. Este pueblo sigue resistiendo y luchando por vivir dignamente, por la paz con justicia social y porque otra Colombia sí es posible.

Nosotros somos personas que venimos de la tierra, de los ríos y de las montañas, del maíz, de la coca y del café; venimos de las luchas de Bolívar, Sucre, María Cano y de Gaitán. Venimos de los indígenas, de los afros y del pueblo que lucha por una Colombia nueva. Venimos a decir con voz tranquila pero firme que no queremos más una Colombia moldeada con comodidades para unos pocos y que una transformación es urgente y necesaria.

La Cordillera está invisible, nuestras condiciones de vulnerabilidad no son registradas en los medios de comunicación de guerra, ni en estadísticas. Los mínimos a los cuales somos merecedores los habitantes, se precarizan y agudizan con el pasar de los años. La educación para nuestros hijos e hijas es precaria y de calidad regular con una planta docente que carece todavía de 48 maestros. Nuestros cultivos, la tierra y nuestra agua son amenazadas por la fumigación criminal que arrasa con todo a su paso y nuestra población queda expuesta a distintas enfermedades por esos venenos regados desde avionetas manejadas por extranjeros – ya sean gringos o israelitas -.  El servicio de salud (que debería ser un derecho) es insuficiente, las brigadas médicas y el hospital de El Bordo ante dolencias y enfermedades sólo tiene como respuestas pastillas de acetaminofén o ibuprofeno sin el mas mínimo interés en el paciente. Nuestras vías de acceso y salida están en un estado propio de siglos antepasados, dificultando la comercialización de nuestros productos y el desplazamiento en casos de emergencias. Estas y otras muchas consecuencias son resultados de un Estado mudo ante las garantías para el buen vivir de sus ciudadanos; pero que sí tiene voz alta para agredir, violar derechos humanos y estigmatizar la gente que con empeño trata de cambiar desde la autonomía un modelo impuesto desde el extranjero.

Hoy este pueblo levanta una vez más las banderas de la libertad, de la dignidad y del amor al prójimo. Decidimos salir a la Vía Panamericana para que nuestras voces sean escuchadas y no se invisibilice más nuestra lucha. Hoy salimos porque las condiciones de los empobrecidos en Colombia son nefastas, nos manifestamos contra los regímenes de odio y muerte que gobiernan este país. Salimos porque la situación del campo en Colombia es indignante, como lo es en las ciudades. Por muchos años hemos sido los olvidados, los “ninguneados” por parte de los gobiernos de turno que sólo se acuerdan de nosotros cada cuatro años en elecciones, o para mandar sus escuadrones de la muerte y masacrarnos cuando decidimos salir a exigir nuestros derechos.

El campesinado colombiano está condenado por parte del gobierno a la muerte y a la mendicidad, y las comunidades del sur del Cauca decimos “NO MÁS” a la humillación: nos manifestamos para exigir garantías para una vida digna. Saludamos a las mujeres luchadoras y tejedoras de sueños, nos solidarizamos con las víctimas de crímenes de Estado, convocamos a hombres y mujeres a rechazar las políticas antipopulares de este gobierno y a sumar esfuerzos en la construcción del país que queremos dejar a nuestros hijos, insistimos en consolidar las Constituyentes por la Paz y rodear los Diálogos de la Habana para que los anhelos de paz con justicia social sean logrados. Apoyamos las movilizaciones por la educación y las iniciativas de Zonas de Reserva Campesina. Incitamos al pueblo a levantarse en un sólo torrente amplio y multicolor por la defensa de sus derechos, por la instauración de una verdadera democracia participativa y por la segunda y definitiva independencia.

¡¡VIVA EL PARO AGRARIO NACIONAL!!
¡¡AVANZAMOS HACIA LA CONSTRUCCIÓN DEL PARO CÍVICO NACIONAL!! 


Imagen: prensalibrecauca.wordpress.com


Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget