El Valle también va por la Paz


Por: REMAP │ Abril 10 de 2013


Claro y contundente fue el pronunciamiento de más de un millón de colombianos y colombianas que se tomaron Bogotá. Desde todos los rincones del país, miles y miles de personas, y organizaciones sociales como la Marcha Patriótica, llagaron a la capital para gritar al unísono: “¡Somos más, ahora sí la paz!”. Pero también tenían otro objetivo claro, precisar al Gobierno colombiano, y a la opinión pública, que la paz que requiere nuestro país es una paz duradera, esa paz que nace de la solución a los profundos problemas de desigualdad que vive Colombia; en otras palabras, el 9 de abril de 2013, en Colombia se marchó por la paz verdadera, por una PAZ CON JUSTICIA SOCIAL. Se trató de apartar a la sociedad colombiana del proceso de paz. Y el pueblo entonces respondió y enfrentó en las calles a quienes pretenden satanizar los sueños de una Colombia justa y democrática.

Porque ni instalando la mesa de diálogos fuera del país, ni invisibilizando las discusiones de la mesa en La Habana, lograron apartar a la sociedad colombiana de la búsqueda de la paz con justicia social. El pueblo colombiano se niega a tomar distancia de este momento histórico y exige la participación plena en la mesa de diálogos de paz; y esta multitudinaria marcha fue la expresión digna de este sentir que apoya los diálogos en La Habana, y demanda su permanencia hasta que se alcance la salida política al conflicto social y armado colombiano.  Mas de un millon de personas se pronunciaron ayer exigiendo el cese bilateral al fuego y la posibilidad de una asamblea nacional constituyente que refrende los acuerdos de la Habana.

Por tanto el 9 de abril, día que los colombianos y colombianas recordamos indignados la muerte del caudillo liberal Jorge Eliecer Gaitán en el año de 1948, en un capítulo sangriento de la historia de Colombia que evidenció la falta de garantías democráticas para ejercer la oposición política en nuestro país, este 9 de abril de 2013, los colombianos y colombianas lo recordarán y seguirán las huellas de los millones de pasos de patriotas valientes que por las calles, no solo de la capital, sino del país entero, dejaron atónitos a los enemigos de la paz, a quienes viven de la guerra y desangran la dignidad del pueblo colombiano.


Y como todos los departamentos, el Valle del Cauca aportó su granito de arena. Muchos desplazándose a la capital, y otros tantos evocando y transmitiendo el sentir patriota en las calles caleñas con una marcha que llegó a la Plaza de San Francisco.  Miles de vallecaucanos de distintos municipios marchando en Bogotá, y otros cientos congregándose en Cali, recordaron que el Valle también va por la paz…



Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget