Valle Del Cauca: Comunicado De La Mesa de Interlocución Agraria y Popular MIA


Las organizaciones campesinas, indígenas y afro descendientes, vinculadas a la MIA (Mesa de Interlocución Agraria y Popular) departamental, ante los hechos que se han dado en el marco de la jornada de Paro Agrario Nacional y Popular, citado para el pasado 19 de Agosto, declaramos a la opinión pública nacional e internacional que:


1.En el marco de dicha jornada, la fuerza pública arremetió contra los campesinos, indígenas y afrodescendientes que marchaban en la vía panamericana entre Los municipios de Buga y Tuluá, violando los derechos humanos de los manifestantes, y ocasionando graves heridas e intentando asesinar al joven Alejandro Niño, quien recibió un impacto de bala a la altura del estómago y lo tiene en un estado crítico de salud. También detuvo a setenta y tres personas, incluyendo a seis periodistas de REMAP (Red de Medios Alternativos y Populares) y cuatro defensores de Derechos Humanos, de los cuales aún permanecen detenidos tres de ellos, tratando de ocultar la realidad del Paro y el accionar censurable de la Fuerza Pública.

2.   Que durante tres días nuestras comunidades han sido sometidas a trato inhumano al ser ubicadas por la Fuerza Pública del departamento del Valle del Cauca y administraciones municipales, como las de Guacari y Buga,  a la intemperie y sin servicio de baterías sanitarias, cercadas por un dispositivo de más de 80 miembros de la fuerza pública entre policía, ejercito y CIJIN, y sobrevoladas permanentemente por un helicóptero de la policía, todo con el ánimo de desmoralizar a nuestras comunidades; hasta que finalmente les acorrala y detiene arbitrariamente por más de seis horas en Guacari, con el argumento de que estaba prohibida la realización de movilizaciones. Bajo esta presión ilegal realizada por el mayor de la policía Wilson Gutiérrez, se realizó un documento que permitió la salida de ese sitio hacia la sede sindical del municipio de Palmira, donde estamos confinados sin poder continuar nuestra movilización hacia Cali.

3.  Que el “acuerdo” firmado obedece a la presión y amenaza de la Fuerza Pública del departamento del Valle del Cauca, que haciendo uso del amedrentamiento como táctica de guerra (sobrevuelo de helicóptero, acordonamiento de la zona) e impidiéndonos nuestro desplazamiento en transporte hasta Cali, e imponiéndonos que debíamos llegar caminando hasta la capital del departamento, como única opción, fuimos obligados a firmar dicho documento que nos propone abandonar la ciudad de Palmira a las ocho (8) de la mañana y desistir de nuestra participación del Paro Agrario Nacional y Popular.

4.  Que al quedar claro que el “acuerdo” firmado fue realizado bajo la presión militar de la Fuerza Pública del departamento del Valle del Cauca, y para salvaguardar nuestras vidas ante el brutal desalojo insinuado por ésta, el acuerdo carece de validez y evidencia una usurpación de funciones de la Fuerza Pública que actúo en forma similar a dictaduras ya vividas en América Latina. 

5.   En este sentido, denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional, que el Gobierno colombiano y su fuerza pública desconocen el derecho a la movilización que tenemos los pueblos y no quieren permitir la visibilizacion del Paro Nacional Agrario Popular planteado por la MIA, implantando un régimen de silencio frente a las desigualdades y falta de inversión que tienen las comunidades rurales de nuestro país.

6.  Por consiguiente, ante la persecución y confinamiento que nos impone la Fuerza Pública en la sede de SINTRAICAÑAZUCOL, ubicada en el municipio de Palmira (Valle), nos declaramos en asamblea permanente, como un mecanismo de respaldo al Paro Nacional Agrario.

7.   Igualmente, ante la amenaza verbal permanente  de los comandantes de la policía y el ejército de reprimir a las personas que no salgamos el día de hoy de este espacio, hacemos responsable al Presidente de la República, al ministro del Interior y el ministro de Defensa por las agresiones y judicializaciones que se realicen contra los miembros de las comunidades rurales y demás sectores populares que nos encontramos en este sitio, así como también exigimos garantías para la libertad de prensa y la vida de los corresponsales de los medios alternativos que cubren el Paro en el Valle del Cauca y a las organizaciones de Derechos Humanos que ya fueron agredidas y detenidas arbitrariamente el 19 de agosto en Buga junto a seis periodistas de REMAP.

8.  Proponemos para seguir insistiendo en las garantías políticas para desarrollar nuestra movilización a la ciudad de Cali, la realización de una reunión con las autoridades civiles de la secretaria de Gobierno departamental, la alcaldía de Palmira y la alcaldía de la ciudad de Cali, donde expondremos nuestros argumentos a favor de que se nos den las garantías para la movilización y visibilizacion de nuestras propuestas expuestas en el pliego presentado al Gobierno nacional y departamental.

9.  Solicitamos que las instituciones estatales que tienen el deber de garantizar los derechos civiles y políticos de nosotros como manifestantes, es decir, que Procuraduría y Defensoría del Pueblo; así como a la comunidad internacional, en especial a las organizaciones defensoras de DDHH, hagan presencia en  el punto de confinamiento en el que estamos hacinados por presión de la Fuerza Pública. (policía y ejército).

10.  Informamos a la opinión pública que a partir de este momento declaramos a la sede sindical de SINTRAICAÑAZUCOL, Refugio Humanitario de las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes que hacemos presencia en este lugar

Municipio de Palmira, Agosto 23 de 2013

VIVA EL PARO AGRARIO NACIONAL
VIVA LA MIA


Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget