Conclusiones Encuentro de Cocaleros 'Por nuestra dignidad y soberanía defendamos la coca'. 7, 8, 9 y 10 de Febrero, La Mesa - Patía (Cauca)



Nosotros, campesinos venidos desde distintas regiones de la geografía colombiana, nos reunimos en el corregimiento de la Mesa - Patía, los días 7, 8, 9 y 10 de Febrero con la intención de plantear a nivel nacional e internacional nuestras propuestas frente a la política de los cultivos de hoja de coca.
El Tercer ciclo de los diálogos en la Habana Cuba, denominado “Solución al problema de las drogas ilícitas” visibilizó un debate que el Estado intentó negar mediante la implantación de una política que impone un tratamiento represivo al fenómeno social de los mal llamados cultivos de uso ilícito, y que se caracteriza por la judicialización de los campesinos productores de coca, marihuana y amapola, por  las fumigaciones, erradicaciones forzosa  y por los programas de sustitución que no han brindado una solución estructural a esta problemática.
La imposición de la política internacional de sustitución de nuestros cultivos, pisoteando nuestra soberanía, nuestros sueños, nuestro futuro, ahogándonos en millones de metros cúbicos de veneno, no ha garantizado jamás condiciones de vida digna, por el contrario está violencia sistémica agudizo la crisis social y ambiental en el campo, generando señalamiento, desplazamiento forzado, violaciones, desapariciones y arrasando con nuestra biodiversidad.
Pese a esto, la resistencia del campesinado colombiano le ha hecho frente a estas medidas a través de la movilización popular y la defensa de sus territorios. 
Surgen entonces, desde las comunidades rurales y las organizaciones agrarias, variadas propuestas entre las cuales se destaca:
La exigencia  por parte de campesinos, indígenas y afrodescendientes de la defensa de los cultivos de Coca, Marihuana y Amapola ya que se están desconociendo los usos de estos cultivos que están más allá de los ilícitos, como son los medicinales, espirituales, farmacéuticos, culturales, alimenticios, industriales, etc. Se considera que una eventual desaparición de estos cultivos sería una de las mayores agresiones a la economía campesina, a la cultura y a las costumbres de los pueblos latinoamericanos.
Hoy damos por terminado el Encuentro de Cocaleros "Por nuestra dignidad y soberanía defendamos la coca"; salimos a nuestros lugares de origen con la certeza de haber discutido con la mayor sinceridad elementos en defensa de nuestros cultivos, territorios y vidas, aportando siempre desde nuestras realidades, desde espacios alternos a los institucionales propuestas para la construcción de una Colombia en Paz con Justicia Social, con la certeza de que la única salida al flagelo de la guerra es escuchar a las comunidades, sus realidades y sus luchas. 
Utilizamos una metodología participativa, que convirtió al cultivador de la hoja de Coca en el actor principal de las discusiones, organizados en grupos de trabajo conformados por delegados de organizaciones y municipios, que recogieron el sentir de las comunidades buscando generar lazos de confianza y coordinación entre cultivadores de la hoja de coca, dejando nuestra moral en alto, además de  inquietudes y propuestas frente al trabajo que conjuntamente iremos construyendo.
En las mesas trabajamos delegados de: COORDINACION SUB-REGIONAL – SUR DEL CAUCA – NORTE DE NARIÑO, AGROPATIA, ASCAMTA, ASTRACAN, ASOMINUMA, ASOCIACION DE CAMPESINOS TRABAJADORES DE BALBOA, ASOCIACION DE CAMPESINOS TRABAJADORES DE CAJIBIO, ARISA, ASTRAZONACAL, ASDECOIN, CONSEJOS COMUNITARIOS DEL HOYO - TAMBO, ASPROUNION, ASCAMPROET, ASOCIACION DE USUARIOS DE LOS SERVICIOS PUBLICOS -CAUCA-, COLECTIVO DE ABOGADOS SUYANA, RENACER SIGLO XXI,  CONSEJO COMUNITARIO DEL RIO TIMBA MARI LOPEZ, JUCO, ACEU, FEU, UNES, CEDES, COORDINACION JUVENIL CAMPESINA DE CAJIBIO, DELEGACIONES CAMPESINAS DE SUCRE Y SAN SEBASTIAN, COMITE ESTUDIANTIL DEL PATIA, PERIFERIA CRITICA, COLECTIVO RAICES, ACODESERP,RED DE DERECHOS HUMANOS "FRANCISCO ISAIAS CIFUENTES", llegando a aproximaciones colectivas importantes frente al qué hacer en torno a la defensa de nuestro territorio y nuestros cultivos tradicionales, aproximaciones que serán llevadas a las comunidades con el compromiso de ser socializadas para ir generando un nuevo espacio de encuentro, en el cual, podremos saber claramente cuáles han de ser los acuerdos y las formas de trabajo.
Frente a los "Usos alternos de la Coca", concluimos que:
1. La planta de coca viene siendo perseguida por el estado colombiano, por los usos ilícitos de la misma, negando y desconociendo diversos usos alternativos para ser aprovechados en la alimentación, la medicina,  las costumbres ancestrales, en la cultura y en la industria.
2. Se deben generar condiciones empresariales e industriales para los usos alternos de la hoja de coca a cargo de las comunidades cultivadoras.
3. Trabajar conjuntamente para acabar con la estigmatización que el gobierno y el capitalismo internacional ha generado a la planta sagrada de Coca, mediante campañas de difusión, encuentros, cartillas, entre otros.
Frente a "Las experiencias de resistencia en la defensa del cultivo de coca", encontramos que:
1. Las comunidades participantes en el encuentro cocalero, tenemos en común la defensa de la coca en nuestras regiones.
2.  El cultivo de la hoja de coca ha permitido a nuestras comunidades  empoderarse de sus procesos comunitarios, ante la ausencia del Estado en materia social.
Acordamos:
1.  Exigir la desmilitarización del territorio que ha generado una crisis humanitaria, económica, social y cultural en la población campesina.
2.  Defender la coca y evitar a toda costa la imposición de programas de sustitución y erradicación de nuestros cultivos, porque para nosotros estos productos son lícitos.
3.  Ir generando las condiciones para constituir una organización comunitaria cocalera, con cimientos en los diversos municipios y organizaciones de territorios cocaleros.
4. Reunirnos delegados de organizaciones y municipios cocaleros, para dinamizar conjuntamente  las definiciones de la cumbre nacional agraria y popular a realizarse en Bogotá.
5. Generar condiciones en nuestras comunidades con aportes solidarios de los cultivadores de coca, para el desarrollo del trabajo comunitario.
6.   Realizar un censo de los daños producidos por los operativos militares llevados a cabo en nuestras comunidades, incluyendo las fumigaciones con glifosato y la erradicación forzada en nuestras comunidades para realizar denuncias nacionales e internacionales a diversos organismos.
7. Generar formas de comunicación, que lleven a defender de manera conjunta los cultivos de coca, en los territorios de las organizaciones asistentes y de quienes definan la defensa de sus cultivos.

Frente a "Los jóvenes y el cultivo de coca", proponemos:
1. Los jóvenes deben tener identidad y orgullo de ser campesinos, para continuar la justa lucha que han dado sus padres y  abuelos por la defensa del territorio.
2. Los cultivos de coca han generado condiciones para que los jóvenes rurales puedan acceder a derechos como la salud, la educación, la vivienda los cuales han sido negados por el Estado.
3.  Los jóvenes estamos dispuestos a defender nuestras comunidades y nuestros cultivos de coca, ya que estos son nuestro sustento y la posibilidad de un futuro digno.

La Mesa – Patía  (Cauca).
Lunes 10 de febrero del 2014.



Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget