La Moralia, Tuluá. Declaración Política Asamblea Departamental (Astracava)

2014/ Abril / ASTRACAVA/

Asociación de Trabajadores Campesinos
del Valle del Cauca
ASTRACAVA


La Moralia -Tuluá, Abril 6 de 2014

Con la participación de más de cuarenta delegados de 7 subdirectivas municipales y una treintena de invitados fraternales de diversas organizaciones sindicales, campesinas, estudiantilies y populares en el corregimiento de La Moralia de Tuluá, se llevó a cabo la IV Asamblea Departamental ordinaria de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca, ASTRACAVA, filial de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, FENSUAGRO, bajo la consigna "por la unidad obrero, campesina y popular, por una Colombia en Paz con Justicia Social".

Esta asamblea se realizó en un territorio altamente militarizado por el Batallón de Alta Montaña No. 10 que ha vulnerado los derechos de las comunidades campesinas e indígenas residentes en los municipios de Tuluá, Bugalagrande, Sevilla y Buga. A mediados del mes de febrero efectivos militares pertenecientes a ese batallón, detuvieron arbitrariamente y por montaje judicial a once campesinos residentes en la zona rural del municipio, dos de ellos afiliados a ASTRACAVA; ese batallón ha venido ejerciendo terror en estas comunidades, en efecto, ASTRACAVA y las organizaciones de derechos humanos han denunciado intentos de violación, hurto y ocupación de bienes protegidos.

En el marco de la asamblea se eligió la nueva junta directiva departamental de ASTRACAVA, para el period2014 2016, que tend la labor de continuar fortaleciendo la organización del campesinado, de avanzar en la construcción de la unidad entre las organizaciones agrarias, obreras, estudiantiles y populares; preparar el Paro Nacional Agrario y Popular, desarrollar las Constituyentes por la Paz y participar activamente en el proceso de Asamblea Nacional Constituyente.

La Asamblea general de ASTRACAVA, después de haber discutido en un escenario democrático y participativo, la problemática actual de la nación colombiana, particularmente aquella que aqueja al sector agrario, declara a la comunidad nacional e internacional que:

- Exigimos un verdadero compromiso del Estado, para brindar garantías plenas para el ejercicio de la oposición política, máxime cuando desde el Paro del Catatumbo a  la  fecha,  han  sido  asesinado48  compañeros indígenas, campesinos, afrocolombianos pertenecientes a las organizaciones que convergen en la Mesa de Interlocución y Acuerdo Agropecuario y Popular MIA.

- Durante los 8 meses de duración de la mesa de negociación establecida entre el gobierno colombiano y la MIA, identificamos que no existe voluntad política  por  parte  del  gobiernpara  solucionar  el  pliego  de exigencias; por el contrario existe un proceso de invisibilización del movimiento agrario y sus propuestas.  En consecuencia, el gobierno nacional del presidente Juan Manuel Santos, en su arrogancia, niega la discusión del problema agrario y en un ejercicio coercitivo obliga a las organizaciones a ratificar el Pacto Nacional Agrario, como el único medio para acceder a los recursos del Estado.

- El Pacto Nacional Agrario es una política impuesta, una jugada clásica de gobiernos autoritarios que tienden al fascismo que, no solo, no reconoce los derechos políticos, sociales, culturales, ambientales y económicos de las comunidades indígenas, afrocolombianas y campesinas, sino que además niega de facto los convenios internacionales firmados por el Estado Colombiano, como el Convenio 169 de la OIT.

- El Pacto Nacional Agrario, pretende refrendar el modelo agroexportador de materias primas para la agroindustria y de este modo profundizar el fallido modelo neoliberal que impide el desarrollo de la economía campesina, niega el deber del Estado de proteger la soberanía alimentaria de los colombianos y debilita la capacidad de autoabastecimiento alimentario. El Pacto Nacional Agrario, pretende legalizar el despojo de siete millones de hectáreas usurpadas por el narcoparamilitarismo y viabilizar la concreción de mecanismos judicos para el acaparamiento ilegal de baldíos.

- No tiene sentido vincularnos a un Pacto Nacional Agrario, que profundiza los desequilibrios que venimos denunciando como organizaciones campesinas desde hace décadas; incluirnos en el pacto agrario se constituye en una afrenta a la dignidad de los campesinos que fueron detenidos, heridos, mutiliados y asesinados desde que iniciamos las jornadas de paros y movilizaciones a mediados de la primera década del siglo XXI.

- Manifestamos que ASTRACAVA no participará en el Censo Nacional Agrario, puesto que éste se enmarca en la política estatal de invisivilización y negación del campesinado como sujeto de derechos; el  Censo  y  las categoas que éste define, niega el importante aporte que hace el campesinado a la economía nacional y a la conservación de los frágiles ecosistemas que vienen siendo destruidos por los megaproyectos minero - energéticos, agroindustriales y de infraestructura.

- Como organización campesina exigimos el cese de la política de los falsos positivos judiciales como también de la fabricación de montajes judiciales y de militarización de los territorios rurales y urbanos, como medios para reprimir la legal y legítima protesta social, campesina y popular.  Exigimos también, que el gobierno nacional y las entidades competentes garanticen los derechos a que tenemos como organización campesina lo cual está mediado por la inmediata libertad de los más de ocho mil presos políticos que se pudren sin causa alguna en las mazmorras del gimen; exigimos la libertad de los compañeros Huber Ballesteros Gómez vicepresidente de la Junta Directiva Nacional de FENSUAGRO, Hogo Horacio Ramírez Burgos, y los compañeros de ASTRACAVA subdirectiva Tuluá Fabio Andrés Agudelo, Marisela Grisales,  como también de los nueve campesinos detenidos de la zona rural del municipio de Tuluá.

- ASTRACAVA se solidariza con las organizaciones campesinas, obreras, obreras, sindicales, de defensores de derechos humanos, con los comunicadores sociales alternativos y con los ciudadanos del municipio de Tuluá, que llevaron a cabo un cabildo abierto en el mes de mayo, que tiene la finalidad de denunciar los desmanes producidos por efectivos militares adscritos al Batallón de Alta Montaña No. 10, como también de comprometer a las instituciones competentes competentes en hacer veeduría y control permanente para que no se infrinjan violaciones al Derecho Internacional Humanitario, DIH, ni al Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

- La unidad obrera campesina y popular es el único camino que tenemos los empobrecidos de campos   y ciudades de Colombia y del mundo entero, para la conquista y defensa de los derechos; hacemos un llamado a todas las organizaciones campesinas, indígenas, afrocolombianas, obreras, sindicales, estudiantiles, populares y culturales, de los cuarenta y dos municipios del Valle del Cauca a construir el Paro Nacional Agrario, Cívico y Popular, en tanto éste se erige como el principal escenario construido por los pueblos para superar el desconocimiento de los derechos que se nos impone a fuerza de detenciones y a balazos.

- ASTRACAVA hace un llamado al gobierno y las fuerzas insurgentes, Ejército de Liberación Nacional, ELN, y Ejército Popular de Liberación, EPL, a iniciar dlogos; pero también a convoca al gobierno y a las FARC EP, a acordar un cese bilateral al fuego, a mantener la mesa de La Habana y a desarrollar los mecanismos que permitan la participación ciudadana en las mesa de paz. Exhortamos al pueblo colombiano en general a participar tanto en las Constituyentes por la Paz como también en la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, que redacte una nueva Constitución garantista de derechos sociales, políticos, ambientales, culturales y ecomicos; que siendo soberana para la nación colombiana, supere los vacíos judicos y poticos de una vetusta y caduca Constitución Política.

- ASTRACAVA, continuará luchando por una Política Agraria Democrática, por ende, ratificamos el Pliego Nacional de Exigencias de la Gran Cumbre Nacional Agraria, Etnica, Campesina y Popular, realizada en Bogotá los días 15, 16 y 17 de Marzo de 2014, en tanto se constituye en una plataforma histórica que recoge las luchas y las rebeldías de las distintas organizaciones agrarias y populares.

- Nos solidarizamos con la República Bolivariana de Venezuela, con el gobierno popular del Presidente Nicolás Maduro y con las familias afectadas por los desmanes y desordenes causados por una minoría golpista aupada por la ultraederecha colombiana y mercenarios al servicio de los Estados Unidos; convocamos al gobierno nacional a los medios de comunicación de Colombia a respetar el principio de autodeterminación de los pueblos; así mismo exigimos al gobierno de Colombia respaldar las iniciativas de CELAC y de UNASUR en defensa de la democracia y contra las iniciativas de desestabilización causadas por grupos minoritarios que causan violencia y muerte en el hermano pueblo de Venezuela.

Por la unidad obrera, campesina y popular, por una Colombia en paz con justicia social:

¡viva el campesinado colombiano!

¡Libertad para los comperos campesinos presos políticos del régimen!


Asamblea General de ASTRACAVA – Filial de FENSUAGRO–CUT.





Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget