"La gran encrucijada Opiniones sobre segunda vuelta presidencial"


Saludos compañeras y compañeros.

El momento actual, presenta una complejidad tal, que es difícil asumir cualquier posición y mucho más tomar alguna decisión. Tal cual como se nos presenta la coyuntura, pareciera, que la disyuntiva es ¡Guerra o Paz! ¿Realmente es así?
Creo que antes de hacernos esta pregunta, deberíamos preguntarnos que representan realmente estos dos candidatos en términos de sus intereses de clase. Sí bien es cierto que el candidato presidente, en las últimas semanas ha defendido el proceso de paz, también es cierto que ha declarado, que no se está negociando el modelo económico, ni el modelo de desarrollo rural, al igual que ha manifestado que no habrá impunidad y que los jefes insurgentes no podrán ir al congreso. Así las cosas, las diferencias con Zuluaga no son muchas. También es verdad, que uno de nuestros objetivos es la paz. Pero ¿es la misma paz de Santos? Colocarnos ante el ineludible apoyo a Santos, simplemente porque está adelantando conversaciones con la insurgencia, sería tanto como decir que esos diálogos son producto de la buena voluntad del Presidente.
 O lo que es peor una concesión de la burguesía y no una conquista de las lucha del pueblo en estos cincuenta años de conflicto. De otro lado, si vemos sus ejecutorias políticas en materia social, de participación política, económica y de aplicación de justicia, solo encontraremos diferencias de forma con respecto al gobierno anterior, del cual hizo parte. En ambas campañas, las supuestas mejoras alcanzadas y los cambios prometidos, son solo demagogia, palabrería barata y promesas de candidato. Por otra parte, como nos explicamos y explicaríamos, que durante cuatro años hayamos estado enfrentando las políticas antipopulares, represivas y violatorias de la soberanía nacional; y al final de su mandato, nos pronunciamos favorablemente a que continúe en el cargo, para seguirlas ejecutando. No debemos olvidar, que nuestra lucha es contra el régimen, independientemente de quien lo esté representando en el cargo de presidente. Nuestro proyecto estratégico, es la toma del poder. Nuestra plataforma de lucha es diametralmente opuesta, a las políticas y planes que el régimen, y este gobierno por supuesto; ejecutan cómo parte del modelo neoliberal. Debemos entonces salir a respaldar a Santos, solo por el susto que nos da la llegada de un títere de Uribe a la presidencia? creo que no. Nuestro compromiso es con la Paz con justicia social, con los cambios democráticos y en ese sentido debe darse nuestro pronunciamiento. Quiero agregar además, que no está garantizado, que Santos firmará el acuerdo de paz, aún faltan dos puntos bastante complejos por decir lo menos. Aunque se haya avanzado en tres, no debemos pensar o creer, como dicen algunos analistas, que estamos en el punto de no retorno. Además de sentarse a dialogar con la insurgencia, cosa positiva sin duda, cuáles han sido los gestos del gobierno: 48 asesinados de Marcha Patriótica, más de trescientos detenidos de este movimiento político, multiplicación de las concesiones mineras, persecución a los sindicalistas, firma de nuevos tratados de libre comercio etc. A mi juicio, desde el punto de vista de los intereses de clase, Santos y Zuluaga son lo mismo. Lo único que hace la diferencia, es el método, y el que, el actual presidente, este adelantando unos diálogos de paz, con avances sustanciales en tres de los puntos de la agenda acordada con la insurgencia. 
Respaldar explícita y abiertamente al candidato presidente, a mi modo de ver sería un error; nos despojaríamos o por lo menos pondríamos en duda, nuestro carácter de oposición política, de alternativa a la antidemocracia y la exclusión política y económica del régimen oligárquico y apátrida que representa Santos. Cómo jugar entonces en la coyuntura enviando un mensaje claro sin parecer aliados de uno u otro candidato?. Yo sugiero, que hagamos un pronunciamiento, pero no sólo un pronunciamiento, sino un manifiesto por la paz, la democracia y contra el modelo económico empobrecedor y corrupto que esta burguesía ha venido imponiendo violentamente para beneficiar al capital transnacional y a un puñado de oligarcas criollos ligados fundamentalmente al sistema financiero. Que aprovechemos estas dos semanas de campaña, para levantar con fuerza, las banderas de " solución política, paz con justicia social, asamblea nacional constituyente y frente amplio por la paz y la democracia". Deseo éxito en las deliberaciones, y sabiduría para tomar la mejor decisión.


Un abrazo desde la prisión Hubert.


Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget