Asesinatos en Caloto y Piendamó contra dirigentes campesinos y sus hijos

Diversas organizaciones solicitan al Estado colombiano garantías para el ejercicio de la oposición política y se proteja la vida de las familias de los dirigentes e integrantes de la Marcha Patriótica y el PUPSOC, organizaciones que constantemente son víctimas de persecuciones, asesinatos y montajes.

2014/ Noviembre 28/ Derechos Humanos/ REMAP

El primer asesinato ocurrió el 15 de noviembre en la vereda El Carmen del municipio de Piendamó. La víctima fue el joven campesino Eduar Montenegro, hijo de Elver Montenegro, dirigente de la Asociación de Trabajadores de Campesinos de Piendamó (ATCP). El crimen fue cometido por cuatro desconocidos que hirieron con arma blanca al joven de 22 años, mientras departía con varios amigos en una fiesta de la caseta de la vereda. La REDDHFIC relata como inició el ataque:

“Siendo las 5:30 de la mañana, en momentos en que el Joven EDUAR MONTENEGRO se encontraba departiendo con amigos en la fiesta que se desarrollaba en la caseta de la vereda El Carmen, se le acerca un desconocido quien inmediatamente se abalanza con un arma blanca en contra del joven EDUAR MONTENEGRO”. (Ver denuncia)

Dos días después se produciría el segundo asesinato en la vereda El pedregal del municipio de Caloto. En circunstancias similares al caso de Eduar Montenegro, el crimen contra otra joven, Leydi Yohana Yatacue Trochez, ocurriría luego que su hermana la viera por última vez en una discoteca de la vereda.

A la mañana siguiente, 18 de noviembre, la joven de 25 años sería encontrada sin vida, estrangulada, “sobre la orilla del Rio Palo a aproximadamente 300 metros de distancia del establecimiento de comercio ubicado en la bocatoma de El Palo”. (Ver denuncia)

Al igual que en el primer crimen, Leidy Yohana también era de hija de un dirigente campesino, en este caso, de Jairo Yatacué Tombé, actualmente presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Pedregal e integrante de la Marcha Patriótica y el PUPSOC (Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano).

La oleada de crímenes continuaría diez días después. El 26 de noviembre, en la vereda de Las Aguas del municipio de Caloto, sería encontrado el cuerpo sin vida de Edgar Fernando Gómez Burbano, dirigente asesinado con arma de fuego y que también integraba la Marcha Patriótica y el PUPSOC.

Por estos hechos, diversas organizaciones de derechos humanos han solicitado al Estado colombiano garantías para el ejercicio de la oposición política y se proteja la vida de las familias de los dirigentes e integrantes de la Marcha Patriótica y el PUPSOC, organizaciones que constantemente son víctimas de persecuciones, asesinatos y montajes judiciales por parte del Gobierno colombiano.



Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget