Con pleno éxito se cumple Tercera Cumbre Nacional por la Paz en Cali

Claudia López intervino y denunció que mientras el presidente Santos habla de paz, impulsa una serie de reformas en el Congreso de la República que en nada contribuyen a aclimatar el proceso, como la del denominado equilibrio de poderes.

2014/ Noviembre 25/ Conflicto/ Por: Cumbre Nacional por la Paz


“Si buscamos la paz, debemos comprometernos con la justicia social”: Alfredo Beltrán 

En una vehemente defensa del proceso de diálogo en marcha, el ex magistrado de la Corte Constitucional Alfredo Beltrán Sierra sostuvo en Cali que “si buscamos la paz tenemos que comprometernos seriamente con la justicia social”.

Tras hacer un minucioso recorrido a lo largo de los conflictos en la historia de Colombia, el catedrático llamó la atención sobre la importancia del Artículo 150 de la Constitución que faculta la expedición de leyes especiales que permitirían decretar amnistías e indultos, con las cuales se daría una salida jurídica a los muchos interrogantes que se exponen en relación con los diálogos de La Habana.

El ex magistrado puso de relieve “el origen político indudable” de los movimientos guerrilleros en el país, y subrayó la importancia de rescatar los elementos positivos que aún quedan en la Carta Política colombiana. “Saludamos con alborozo la posibilidad de que se llegue a la paz dentro de la Constitución”, afirmó en una muy aplaudida intervención.

Los planteamientos de Beltrán Sierra fueron formulados al cierre del primer día de disertaciones en el marco de la Tercera Cumbre Nacional por la Paz que se cumple en la Universidad Libre de Cali y que se reinicia hoy martes a partir de las 8:30 de la mañana.

La cumbre fue instalada por el rector de la Universidad Libre, Libardo Orejuela Díaz, quien destacó que para que haya paz en el país es indispensable liquidar los factores objetivos que dieron origen al actual conflicto.

Orejuela Díaz cuestionó a quienes se oponen al actual proceso de paz de manera obcecada, y aseguró que en desarrollo de los diálogos entre las Farc-EP y el Gobierno de Juan Manuel Santos se ha avanzado más que en los procesos anteriores.

“Los insensatos piensan que 50 años de guerra se van a solucionar en seis meses: ¿dónde compraron ellos el reloj de la historia?”, cuestionó el académico vallecaucano.



La Tercera Cumbre Nacional por la Paz convocada por la Universidad Libre y el Colectivo Universitario Paz y Posconflicto ha contado con una masiva asistencia y estuvo precedida de un colorido y alegre desfile de niños del colegio Santa Isabel de Hungría y de artistas populares a lo largo de la Diagonal 37 desde la Calle 5 hasta las instalaciones del alma máter.

“El Gobierno no hace reformas para la paz”

Además de las conferencias de apertura y cierre, a lo largo del lunes intervinieron trece expositores más, el primero de los cuales fue el senador Horacio Serpa Uribe, quien demostró los efectos dañinos del Frente Nacional decretado por las élites liberales y conservadoras en 1958, que excluyó todas las expresiones políticas diferentes al bipartidismo y generó la aparición de las guerrillas.

La senadora Claudia López intervino luego y denunció que mientras el presidente Santos habla de paz, impulsa una serie de reformas en el Congreso de la República que en nada contribuyen a aclimatar el proceso, como la del denominado equilibrio de poderes.

“El Gobierno lo que está haciendo es una contrarreforma y no una reforma para la paz”, aseveró la parlamentaria, y explicó que se está fraguando una normativa para que los congresistas puedan saltar de una posición a otra dentro del aparato del Estado sin dificultades.

Según la congresista, los dos males más graves del país son la corrupción y la inseguridad, y por ello hay que parar la guerra, porque, añadió, es ésta la que los reproduce.

El abogado Iván González Amado llamó posteriormente a reflexionar sobre los grados de responsabilidad que las élites tienen en el conflicto y dijo que las sanciones deben ser para todos.

La excandidata presidencial Clara López dijo que la Constitución del 91 abrió las puertas para instaurar en Colombia el Consenso de Washington, en contradicción con la Carta de Derechos establecida en la norma, y dijo que hay que rescatar las funciones protectoras del Estado.

“El posconflicto y la posguerra no nos van a llevar a la paz si no sentamos un modelo económico que retorne al Estado Social de Derecho, pues luego de 35 reformas la Constitución ha perdido su esencia”, dijo la dirigente política.

Entre tanto, Fernando Harto D’Vera, catedrático español, sostuvo que en La Habana se pondrá fin a la violencia, pero que el conflicto continuará y se deberá iniciar la búsqueda de la democracia y el desarrollo.

La reforma constitucional

“Es ingenuo pretender que las élites que gestionan el país sean las que cambien la Constitución”, sostuvo, al iniciar la jornada de la tarde del lunes, el catedrático Roberto Viciano, quien agregó que una asamblea constituyente se justifica si amplios sectores ciudadanos la solicitan e impulsan.

Wilson Ruiz, magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, indicó que la sociedad debe velar porque los acuerdos se cumplan.

Por su parte, el docente de la Universidad de la Universidad Libre Jorge Enrique Carvajal sostuvo que se debe “pensar el tema del posconflicto desde una mirada interdisciplinaria, porque el Estado ha sido un generador de violencia”.

Alonso Ojeda, director del Programa de Paz de la Universidad Distrital de Bogotá, aseveró que “ya es hora de que la élite colombiana entienda que lo dicho por Camilo Torres es verdad: no se deben seguir aplazando las reformas sociales que han dado origen a la violencia”.

“Poner fin a la guerra es del interés supremo de los colombianos, que no haya una víctima más”, manifestó en su disertación Carlos Velandia, ex combatiente del Ejército de Liberación Nacional. “La paz es posible si hay reconciliación”.

El catedrático de la Universidad de los Andes Rubén Sánchez destacó en su intervención el papel de la ciudadanía en el proceso de construcción de una nueva sociedad, y puntualizó: “Sin ciudadanía no hay democracia”.

En horas de la noche del lunes, con gran asistencia en el Auditorio Gerardo Molina, además del ex magistrado Beltrán Sierra, intervino el docente de la Universidad del Valle Héctor Alonso Moreno, quien aseveró que “la historia de la línea del tiempo llegó para quedarse en La Habana”.

Al explicar su tesis según la cual Colombia no siempre ha vivido en guerra, pues ha tenido períodos de paz, añadió: “Es necesario transitar hacia un nuevo espacio de paz, pero con un cese el fuego y de hostilidades previo”.

Jean Marc de Greff, investigador belga, puso de relieve los efectos negativos del conflicto colombiano en el medio ambiente, subrayó que “las escaladas de violencia son inevitables cuando hay desigualdades” y concluyó que es indispensable la justicia para que haya democracia.

Quince conferencistas más intervendrán hoy martes 25 de noviembre, en el segundo día de la Cumbre, que concluirá en horas de la noche.

Fotos: Santiago José Mena Cárdenas y Luis Alfonso Mena S.

Contactos:
* María Fernanda Jaramillo, directora del Departamento de Publicaciones y Comunicaciones.
* Yamile Torres Pereira, periodista del Departamento de Publicaciones y Comunicaciones.
Teléfono de contacto: PBX (+57+2) 524 0007, extensiones: 4315, 4316 y 4334.

Luis Alfonso Mena S., periodista: 317 3004785.

Más en:

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget