Mandato de la Constituyente de Arte y Cultura Popular

Esta es la primera Constituyente Departamental de Arte y Cultura Popular por la paz con justicia social que se realiza en el país, con una dinámica que incluyó la construcción de mandatos que el próximo año se unirán a los de otros departamentos para conformar la Constituyente Nacional de Arte y Cultura Popular

Aunque la sociedad se ha configurado de tal manera para pensar en los artistas meramente como “los del entretenimiento”, negando de esta manera nuestro rol de pedagogos y transformadores sociales, nosotros reafirmamos nuevamente que somos base esencial para cambiar las estructuras económicas, políticas y sociales.

2014/ Diciembre 15/ Constituyentes por la Paz/ REMAP

El 13 de diciembre se realizó la primera Constituyente Departamental de Arte y Cultura Popular por la Paz con Justicia Social en el Valle del Cauca, un acontecimiento de suma trascendencia que tuvo lugar en el municipio de Sevilla dentro del marco del IV Encuentro Cultural ‘Conciencia Urbana, Unidos por la Paz’. A la Constituyente asistieron colectivos de artistas del departamento, regionales como la RAPSO (Red de Artistas Populares del Suroccidente) y de otros de lugares del país. También asistieron campesinos y personas con distintas ocupaciones, y desde Argentina, la ‘Colectiva Deseante’llegó para aportar sus experiencias. Toda una diversidad de saberes, prácticas y el anhelos de lograr la paz con justicia social que desembocaron en el siguiente mandato:

CONSTITUYENTE DE ARTE Y CULTURA POPULAR
Sevilla, Valle  del Cauca, diciembre 13 de 2014 [Descargar]

Los y las artistas, gestoras y gestores culturales, artesanos y artesanas, y el público general del Valle del Cauca, Argentina y de algunos otros lugares de Colombia, nos hemos reunido en la CONSTITUYENTE DE ARTE Y CULTURA POPULAR el 13 de diciembre del 2014 en Sevilla, Valle del Cauca, con el propósito de promover la organización de los artistas, generar mandatos de las comunidades por la paz con justicia social, y ejercer nuestro poder popular. Para cumplir con tal fin, en un ejercicio de democracia real hemos discutido entorno al arte y la cultura popular; arte y paz con justicia social; arte y nueva institucionalidad para la paz.


Aunque la sociedad se ha configurado de tal manera para pensar en los artistas meramente como “los del entretenimiento”, negando de esta manera nuestro rol de pedagogos y transformadores sociales, nosotros reafirmamos nuevamente que somos base esencial para cambiar las estructuras económicas, políticas y sociales hacia otras que permitan el goce de la paz con justicia social. Con base en la cultura popular estamos construyendo, desde nuestras objetividades y realidad social, expresiones artísticas que permiten reconocernos como sujetos políticos y transformarnos socialmente subvirtiendo el orden inequitativo e injusto que impera en nuestra sociedad, donde se viola el derecho al territorio que tenemos todos y todas las colombianas para negar, de esta manera, nuestras culturas e imponer modelos culturales basados en el miedo e individualismo. Por lo tanto mandatamos:

- El reconocimiento del adulto mayor como patrimonio cultural intangible.

- Que el arte y la cultura son un derecho público que debe ser garantizado por el Estado.

- Que la ciudadanía tenga un verdadero acceso al arte y la cultura de forma pública y gratuita

- La formulación de las políticas públicas culturales, por la comunidad en su conjunto.

- Que las políticas públicas culturales deben tener un enfoque local, por lo tanto deben ser construidas, ejecutadas, y evaluadas por las comunidades. La institucionalidad debe brindar apoyo técnico y acompañamiento a la comunidad y ejercer control sobre el cumplimiento de la política.

- El rediseño de la institucionalidad del sector cultura, para que ésta sea democrática dándole funciones ejecutoras a los consejos culturales y que a su vez sean democráticos y participativos.

- Igualdad en los recursos que manejan las administraciones locales y nacionales donde se debe tener en cuenta a los artistas y las artistas que trabajen por el bien de la comunidad.

- Que se garantice la libertad de expresión y opinión del pueblo y de las expresiones artísticas, descriminalizando las expresiones que denuncian las realidades sociales.

- Que a los artistas no se nos incluya en las lógicas de las industrias culturales. Que se garantice  el respeto a la creación artística, a la libertad del pensamiento y de la oposición política y social.

- Que seamos reconocidos como trabajadores y trabajadoras del arte y la cultura, y que tengamos los mismos beneficios en seguridad social y demás que debe tener todo trabajador.

- Que una parte del presupuesto general de la nación empleado para la guerra, sea ejecutado en la creación y sostenimiento de escuelas culturales e instituciones de arte, de carácter público.

- Que los artistas tengan acceso gratuito e integral a formación acompañamiento y asesoría técnica.

- Que se definan unos presupuestos para los artistas, y métodos de distribución para que no se tenga que competir por ellos. Proponemos que se destine de manera equitativa  a las organizaciones que estén haciendo trabajo cultural.

- Que en la ley general de cultura se revise la división del presupuesto de la estampilla pro-cultura.

- Que en la estampilla pro-cultura haya un recurso no solo para pensión, sino también para seguridad social integral con un régimen especial.

- Implementar desde los colegios la enseñanza artística y cultural de manera integral con rubros específicos como muestra real de la importancia del arte y la cultura en el sistema educativo.

- La construcción de un modelo de educación libertaria, que permita caminar hacia una transformación social, un modelo que dé prioridad al ser humano, por encima del interés lucrativo. Que no nos eduquen para competir sino para crear, pensar, construir y sentir…

- Que los cargos administrativos culturales públicos sean ejercidos por artistas o gestores culturales, no por personas ajenas que desconocen las realidades artísticas y culturales y no tienen la sensibilidad que se requiere para el sector.

- Que los diálogos en torno a la paz que se desarrollan en La Habana entre el Gobierno y las FARC-EP, y en otros que llegasen a implementarse,  se profundice la discusión y se abra el debate con los artistas sobre la necesidad de desarrollar la política de cultura popular para la paz que requiere el país.

- Que los artistas empíricos sean reconocidos por su trayectoria y su profesionalismo, como profesionales del arte y la cultura, y como pedagogos sociales.

- Que los artistas puedan participar de las la convocatoria de docentes, basado en su trayectoria artística y su capacidad pedagógica, y llegado el caso que se requiera, se les brinde la capacitación necesaria para ejercer este tipo de labores.            

- El reconocimiento y respeto a la diversidad cultural, y la protección y conservación de las lenguas, saberes y tradiciones territoriales.

- Que se reconozca explícitamente la cultura campesina y su derecho a la tierra, propiciando una legislación que proteja su permanencia en el territorio para preservación de estas comunidades y su patrimonio cultural.

- Que las partes que están negociando en La Habana, Cuba, FARC-EP y Gobierno Nacional, no se levanten de la mesa hasta que culmine con éxito la negociación y se tenga un acuerdo de paz

- EL CESE BILATERAL AL FUEGO por las partes negociantes. La paz debe negociarse sin hostilidades que pongan en peligro el buen desarrollo de los diálogos y eviten el derramamiento de sangre mientras construimos la paz con justicia social que anhelamos los artistas y el resto del pueblo colombiano.

Sevilla, Valle del Cauca, 13 de diciembre de 2014
Constituyente Arte y Cultura Popular

Ver también:

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget