2015
1ro de Mayo 4CongresoFEU 9 de Abril Abuso sexual ACASA AFP África agro Agropatía Alejandro Ordóñez Alexander Escobar Álvaro Leyva Álvaro Uribe Ambiente Amigos de la Paz Ana Maritza Ramírez Andrea Aldana Andrés Camacho Andrés Gil Andrés Rodas Ángela Suárez Patiño Angye Gaona Antonio García ANZORC APA Argentina Armando Palau Aldana Arte y Cultura Artistas por la paz Asamblea Constituyente Ascamcat ASTRACAVA Audios Barrial Bolivar Bolivia Buenaventura Buga Cabildo Abierto Cabildos Caldas Cali Campesinado y política agraria Caquetá Carlos Alberto Sánchez Collazos Carlos Gaviria Carlos Lozano Carlos Lugo Carlos Pedraza Carmen Elena Villacorta Carmen Rosa Aramburo Catatumbo Resiste Cauca CCVC Cenpaz Cesar César Gaviria Cese al fuego Chocó CIA Ciudades Claudia Julieta Duque Claudia Quintero COCCAM Comosopol COMUNES Conflicto territorial Congreso de los pueblos Congreso de paz CONPI Constituyente constituyente campesina Constituyentes Contagio Radio Contienda electoral Contra el Acuerdo 2034 coordinación campesina del valle del cauca Coordinadora Estudiantil Univalle COPAN COPAN extraordinario Corea del Norte Corrupción CPDH Cromatophoro Crónica Cuba Cumbre Agraria Cumbre por la paz Daniel Bajaña Daniel Coronell DAS David Albarracín David Escobar David Rabelo DEA Derechos Humanos Desaparecidos Diálogos de Paz Diana Jaramillo Diana María Rengifo Dilián Documentales Doris Rivera Doris Suárez Econoticias Eduardo Galeano Eduardo Pizarro Educación Educación y estudiantes EFE Ejército El Campo El Espectador Eliécer JIménez Julio ELN Enrique Santiago Enrique Santos Entrevistas Érika Ortega Sanoja Estado Islámico Estados Unidos Eva Golinger Evo Morales Falsos positivos Farc Fascismo Feliciano Valencia Fernanda Sánchez Jaramillo Fernando Vallejo festival de música campesina FEU FIPU Florida Formación Foro Social Urbano Alternativo y Popular Fotos Francisco Toloza Franco Vielma Fred Núnez Freddy Agudelo Frente Amplio Funuvida Garantías Políticas Giorgio Trucchi Gobierno Golpe de Estado Guacarí Guajira Guerra económica Haití Harold Ordoñez Hernán Durango Hip-Hop Horacio Duque Giraldo Huber Ballesteros Hugo Chávez Hugo Ramírez Burgos Huila Ignacio Ramonet implementación INCODER Indígenas y afros Indígenas y Campesinos Inernacional INPEC INSPP Internacional Intervencionismo IPC Irak Irán Isabel López Obando Israel IX Festival J. Marcos Jaime Garzón Jamundí Jan Farid Cheng Lugo Javier Giraldo Jeb Bush Jorge Enrique Botero Jorge Pretelt José Antonio Gutiérrez José Marulanda Jóvenes Juan G. Bermúdez Juan Sebastían Barragán Julian Asange Justice for Colombia Juventud Rebelde Kiko Gómez L'etincelle La Morada Feminista Larga vida a las mariposas Lazos de Dignidad Letincelle Libardo Orejuela Libertad de Prensa Liliany Obando Liseth Montero Lucas Carvajal Lucas Restrepo Orrego Lucía Aguirre Luis Alfonso Mena Luis Eduardo Jiménez Luz Betty Jiménez MANE Marcela Belchior Marcha Patriótica María Alejandra Rodas Marino Grueso Medios Medios de comunicación Meta México MIA Miguel Ángel Beltrán Misión Vedad Montajes judiciales Movice Movilizaciones Movimiento Carcelario Mujeres y género Nacional Carcelario Nagham Salman Nariño Natalia Springer Natalia Vinasco Naya Nazareth Balbás Noam Chomsky Noticias Noticias Paro Nacional Universitario Noticias Uno OEA ONU Opinión ORIVAC OTAN Pablo Borrero Pablo Catatumbo Pablo Serrano Página Popular Palestina Palmiguía Palmira Paola Fernández Paramilitarismo Paramilitarismo informático Paro Agrario Paro del Pacífico Paro Minero Paro Nacional Universitario Patoral Social Paz con Justicia Social Pazífico Noticias PCPV Pepe Mujica Piedad Córdoba Poder Ciudadano Pradera Prisioneros políticos Proactiva Proceso de Paz PUPSOC Putumayo Qantu Rapso Rastrojos Rebeca Rodríguez Recomendado Reconciliación Colombia REDDHFIC REMAP Renán Vega Resumen Latinoamericano Revista Semana Risaralda Rogelio Osorio Rompiendo Cadenas RPASur RT Rusia Sabores y Saberes Salomón Kalmanovitz Salud San Vicente del Caguán Sancocho Fest Sandra Castro Santiago Mayor Sara Leukos Semanario Voz Sentido Real Sevilla Shameel Thair Silva Siloé Silvia Arjona Silvio Rodríguez Sintradit Sintraemcali Sintraserviaseo Siria Smurfit Sputnik SUGOV Suyana Taser teleSUR Terrorismo de Estado Timoleón Jiménez TLC Trabajadores Transporte Trata de personas Tuluá TV Alternativa Bolivariana Unai Aranzadi UNAL Palmira Unasur UNICAUCA Unidad popular Unión Patriótica Univalle Univalle Palmira Universidad Libre UP USACA V Festival Valle del Cauca Veeduría Social Veedurías Venezuela VI Festival de Teatro Videos VII Festival Teatro WikiLeaks William Whitney Jr. Wilson Sánchez Yira Bolaños Yo te nombro Libertad ZRC

Las víctimas, principales y directas afectadas por el conflicto, se declararon como “veedores atentos del estricto cumplimiento de los acuerdos” firmados este martes, y llamaron a implementar una pedagogía para el proceso de paz.
2015/ Diciembre 15/ APA (Alianza Colombiana Prensa Alternativa)


Con presencia de cinco delegaciones de víctimas de varias regiones del país, este martes se firmó en La Habana el “Acuerdo sobre las Víctimas del Conflicto ‘Sistema Integral de Verdad, Justicia, reparación y No Repetición’”, que incluye la Jurisdicción Especial para la Paz  y un “compromiso sobre Derechos Humanos”.

A la firma también asistió el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, e igualmente contó con representantes de la Comisión Histórica del Conflicto, la presencia de los países garantes Cuba y Noruega, así como los acompañantes Venezuela y Chile.

El acuerdo de victimas, que consta de 68 puntos, se da luego de año y medio de discusión y en éste se incluye la Jurisdicción Especial para la Paz que, entre sus objetivos, busca poner “fin a la impunidad”, según lo expresa el comunicado oficial del Gobierno y las FARC.

Además anota el comunicado que el acuerdo se da para “satisfacer el derecho de las victimas a la justicia, ofrecer verdad a la sociedad colombiana, proteger los derechos de las víctimas, contribuir al logro de una paz estable y duradera, adoptar decisiones que otorguen plena seguridad jurídica a quienes participan de manera directa o indirecta en el conflicto armado interno”.  


Justicia, reparación, verdad y no repetición son temas fundamentales del acuerdo, que reiteradamente se mencionan como medida para superar el conflicto colombiano.

“No basta con detenerse en el componente de Justicia. Hay que valorar los mecanismos para establecer la verdad, un anhelo que permanentemente las víctimas nos reclaman. El inmenso esfuerzo por lograr la reparación del daño causado. Ambas partes lo han proclamado así”, manifestó Humberto de la Calle, jefe de la delegación de paz del Gobierno.

Otro punto destacado fue el tema de la reconciliación del país. Al respecto la insurgencia expresó su voluntad de trabajar con quienes durante el conflicto fueran sus adversarios, asegurando que esto se implementaría en los Terrepaz, Territorios Especiales para la Paz donde la guerrilla propuso desarrollar su vida política y social, y los cuales aún se encuentran en discusión para el fin del conflicto.   

“No nos interesa aplaudir la entrada a la cárcel de nuestros adversarios de la prolongada guerra. No nos vamos a solazar viendo la puesta tras las rejas de un oficial del ejército o la policía, o de un alto funcionario del Estado, o de un financiador de la violencia surgido de la empresa privada. Preferimos trabajar con ellos a partir de acuerdos de convivencia, reconstruyendo sociedad y patria en Territorios Especiales para la Paz en los que el compromiso sea con la Colombia del futuro”, afirmó Iván Márquez, jefe de la delegación de paz de las FARC.

Pero las FARC y el Gobierno no fueron los únicos que intervinieron; las víctimas, principales y directas afectadas por el conflicto, se declararon como “veedores atentos del estricto cumplimiento de los acuerdos” firmados este martes, y llamaron a implementar una pedagogía para el proceso de paz.

“Le solicitamos al Gobierno Nacional y las FARC que multipliquen esfuerzos para que la pedagogía sobre el proceso de paz sea una realidad. En este sentido, las víctimas que hicimos parte de las cinco delegaciones, en un gran porcentaje de las regiones, podemos poder un papel fundamental para hacer conocer los resultados del acuerdo para su implementación”, manifestó Jineth Bedoya en representación de la delegación de víctimas.



La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

Con la firma del acuerdo de víctimas inicia la cuenta regresiva de seis meses para la firma del acuerdo final, aunque no se descarta que pueda ocurrir días o meses antes.
2015/ Diciembre 14/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)


A las diez de la mañana, este martes se cerrará el acuerdo de victimas de los diálogos de paz en La Habana. El acuerdo se firmará en el Salón de Protocolo de El Laguito, donde también asistirán las victimas del conflicto, según lo informaron la jefe de prensa de la delegación del Gobierno, Marcela Durán, y Marcos Calarcá de la delegación de paz de las FARC.

Con el acuerdo se promulgará la Jurisdicción Especial para la Paz (acuerdo de justicia), firmada el 23 de septiembre y donde Gobierno y FARC acordaron seis meses para la firma de acuerdo final.

Sin embargo días después el Gobierno reabrió la discusión sobre el acuerdo de justicia, y la insurgencia decidió que los seis meses acordados para la firma de la paz aún no empezaban “a correr”.


Por tanto con la firma del acuerdo de víctimas inicia la cuenta regresiva de seis meses para la firma del acuerdo final, aunque no se descarta que pueda ocurrir días o meses antes. Al respecto Marcos Calarcá manifestó que es mejor dejar “los disensos para luego”, e invitó a celebrar este momento “de alegría, de satisfacción, y de tener claro que avanzamos con paso firme, con paso seguro hacia la firma del acuerdo final”.

El anuncio también se dio a pocos minutos que las FARC presentaran sus puntos para el cese bilateral de fuegos y la dejación de armas, que cierran sus “Diez propuestas mínimas para el fin del conflicto”. Frente al tema del cese al fuego la insurgencia propuso acompañamiento internacional y popular.

“El proceso del Cese al Fuego de Hostilidades Bilateral y definitivo contará con el acompañamiento y verificación internacional de la ONU y la Celac. Así mismo, tendrá veeduría popular y ciudadana”, afirmó Milena Reyes de la delegación de paz de las FARC

Para la “dejación social de armas”, como lo definen las FARC, la organización guerrillera propone “un acuerdo político nacional”.

“La dejación social de armas tendrá como sustento un acuerdo político nacional que deberá comprometer expresamente y de manera especial, mediante declaración pública, al Gobierno Nacional y demás poderes públicos, a los partidos y a los gremios económicos y empresariales”.

Al igual que para el cese al fuego bilateral, la insurgencia manifestó la necesidad de verificación y acompañamiento internacional en los Terrepaz, territorios donde realizarían su vida social y política.

“El proceso de dejación de armas por parte de las FARC contará con el acompañamiento y la verificación internacional de las Naciones Unidas y de la Celac. Las partes acordarán los términos de tal acompañamiento y verificación, que contará además con la veeduría de las comunidades asentadas en los Territorios Especiales para la construcción de la Paz (Terrepaz)”, concluyó la insurgencia.

Con expectativas para el pueblo colombiano concluye este día de diálogos de paz en La Habana. La inminente firma del acuerdo de víctimas cierra el punto cinco de la agenda y deja a Colombia más cerca del fin del conflicto.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

La insurgencia presentará este lunes sus dos propuestas restantes para el fin del conflicto: cese bilateral de fuegos y hostilidades y el diseño para la dejación de armas.
2015/ Diciembre 12/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)

Sergio Marín de la delegación de paz de las FARC

Cerrado el acuerdo de Jurisdicción Especial para la Paz, que hace parte del acuerdo de víctimas que se firmaría la próxima semana, las FARC anunciaron este sábado en La Habana que sus “Diez propuestas mínimas para garantizar el fin del conflicto” ya fueron presentadas, de las cuales solo dos están en desarrollo.

“Las ocho primeras propuestas han sido desarrolladas mediante 57 iniciativas que son de conocimiento público, quedando pendiente solamente trece iniciativas más correspondientes a la formulación del cese bilateral de fuegos y hostilidades y al diseño de la dejación de armas como proceso mediante el cual se establecen los compromisos también bilaterales que permitan apartar las armas del uso de la política”, manifestó Sergio Marín de la delegación de paz de las FARC.

Afirmó la insurgencia que el desarrollo de las dos propuestas restantes se presentaría el próximo lunes, para luego abrir el debate con las comunidades y organizaciones populares, del mismo modo que invitaron a gobernadores y alcaldes “a presentar sus puntos de vista críticos y aportes”.


“Las FARC-EP aspiran a poder radicar el conjunto de los desarrollos de las ‘diez propuestas mínimas para garantizar el fin del conflicto, la reconciliación nacional y la construcción de la paz estable y duradera’, a más tardar el día lunes a fin de abrir el debate nacional que dé paso a la participación ciudadana en el proceso de construcción del próximo acuerdo”.

Finalizó la insurgencia, con voz de optimismo, afirmando que van con “paso firme hacia la conquista de la paz con justicia social y hacia la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente” como mecanismo de refrendación de los acuerdos.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

Aprovecharía el espacio también las FARC para recordar las causas que originaron el conflicto en Colombia y la violación de derechos humanos por parte del Estado contra la oposición política.
2015/ Diciembre 11/ Por: APA  (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)

Jesús Santrich, delegación de paz de las FARC. Foto: archivo

Este viernes Las FARC advirtieron la “inminente” firma del acuerdo de victimas, en medio del aniversario número diez del Movice, Movimiento de Victimas de Crímenes de Estado. La noticia se da al segundo día del ciclo 46 de los diálogos de paz que en La Habana.

El anuncio provino de Jesús Santrich de la delegación de paz de las FARC, quien saludó “a todas las organizaciones de víctimas y organizaciones defensoras de derechos humanos de Colombia, en especial al Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Movice, que cumple su décimo aniversario de lucha por reivindicaciones de profundo contenido altruista, entre las que se destaca su persistencia en la exigencia de la No Repetición”.

Después del saludo vendría la noticia que alegró los titulares de la prensa: la “inminente” firma del acuerdo de victimas, el cual corresponde al punto 5 de la agenda de diálogos.


“Este nuevo aniversario de tan histórica fecha (67 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos), es el tercero que se produce en medio de las conversaciones de paz en La Habana, con la particularidad de que antecede la suscripción inminente de un nuevo acuerdo, que sin duda deberá recoger la más pródiga declaración de ‘Compromiso con la promoción, el respeto y la garantía de los derechos humanos’”, anunció ‘Santrich’, mientras los periodistas tomaban atenta nota.

Aprovecharía el espacio también las FARC para recordar las causas que originaron el conflicto en Colombia y la violación de derechos humanos por parte del Estado contra la oposición política.

Afirmó la insurgencia que la guerra de más de medio siglo que vive Colombia, “bien puede pararse si por fin deciden, quienes gobiernan, redistribuir la riqueza nacional, satisfacer las necesidades básicas de la población, abrir los caminos de la democracia y clausurar para siempre la guerra sucia y el terror que mantiene la persecución contra la dirigencia popular”.

Finalmente la organización guerrillera criticó al Gobierno por “la mantención de una injustificable situación carcelaria inhumana” y exigió “soluciones inmediatas a este problema”, así como atención a los prisioneros enfermos y cumplimiento del indulto anunciado para 30 prisioneros de las FARC.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

Manifestó ‘Lozada’ que en este ciclo podría lograrse “el acuerdo de sobre el punto 5 víctimas, que cumple ya un año y medio de discusiones, y dar con ello un paso más de avance en el camino que debe conducir a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente”.
2015/ Diciembre 10/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)


Sin comunicado del Gobierno y con declaraciones de las FARC, inició este jueves el ciclo 46 de los diálogos de paz en La Habana.

El grupo insurgente se refirió a temas como el plebiscito para la paz y la Asamblea Nacional Constituyente de 1991, en la cual, dijeron las FARC, fue truncada su participación por la decisión del Gobierno de bombardear el campamento conocido como ‘Casa Verde’, el 9 de diciembre de 1990, hace 25 años.

Para la insurgencia el ataque cerró toda posibilidad de participación de la guerrilla en el proceso constituyente de la época y prolongó la guerra. Aseguraron que podrían haberse salvado muchas vidas: “cuántos ciudadanos y ciudadanas no estaríamos recordando en este momento como víctimas; cuántos hombres, mujeres y niños hoy fallecidos por falta de un momento de lucidez, podrían estar vivos hoy aportando a la felicidad y grandeza de la patria”, afirmó Carlos Antonio Lozada, de la delegación de paz de las FARC.

La organización guerrillera también anunció que el punto 5 de la agenda de diálogos, que corresponde al tema de victimas, podría llegar a cerrarse en diciembre, al tiempo que reiteraron su propuesta de realizar una Asamblea Nacional Constituyente como mecanismo de refrendación de lo acordado, y recordando lo que provocó su no participación en la Constituyente de 1991.


Manifestó ‘Lozada’ que en este ciclo podría lograrse “el acuerdo de sobre el punto 5 víctimas, que cumple ya un año y medio de discusiones, y dar con ello un paso más de avance en el camino que debe conducir a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente. La historia de lo relatado así lo indica y su necesidad insoslayable la impone”

Finalmente, al igual que en otras comunicados, mostraron su desacuerdo con el plebiscito para la paz propuesto por el Gobierno como instrumento de refrendación.

“El instrumento constitucional al que recurre el Gobierno pretextando que reduciendo su original umbral electoral al 13%, es garantía de puesta en marcha de lo que eventualmente pudiera acordarse en un pacto final de paz, es política y jurídicamente insostenible”.

Así comienza un nuevo ciclo de diálogos de paz en La Habana, con la esperanza de alcanzar un acuerdo en el punto de víctimas, el cual incluye el acuerdo de justicia que en su momento provocó una crisis por la decisión del Gobierno de reabrirlo cuando la insurgencia lo daba por cerrado.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

Distintas organizaciones sociales y de derechos humanos describieron como “una propuesta profunda de reconciliación”, el hecho que la insurgencia asegurara que en los Terrepaz podrían vivir quienes en otrora fueran sus enemigos.
2015/ Diciembre 3/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)


‘Aclaración necesaria’, es el nombre del comunicado de las FARC que responde a las declaraciones del Gobierno, pronunciadas por el general (r) Jorge Enrique Mora Rangel, donde se oponen a los ‘Territorios Especiales para la paz (Terrepaz)’ propuestos por la insurgencia.

El comunicado se da al cierre del ciclo 44 de los diálogos de paz en La Habana, y en éste las FARC manifiesta que el proceso de paz se da porque en la guerra “no se dio nunca un vencedor ni un vencido”, y critican la propuesta de concentración de tropas para la insurgencia.

“Quieren algunos vernos concentrados en una especie de corralejas para humanos; en unos encierros, propios de su ‘imaginario’. Está lejos esta idea de lo que debe acontecer, en la medida en que buscamos una paz entre iguales, y no una claudicación”, afirmó Iván Márquez, jefe de la delegación de paz de las FARC.

‘Márquez’ además dijo que los Territorios Especiales para la Paz (Terrepaz), no son “zonas de despeje”, como lo expresa el comunicado del Gobierno del pasado lunes.

“En ninguna de nuestras propuestas hemos hablado de ‘zonas de despeje’, al decir de algunos. Nuestro interés es vivir en comunidad y con las comunidades. A muchas de ellas nos debemos y para allá vamos, a hacer política, a trabajar el campo, a producir, a generar progreso para todos”.


Como dato importante, y que distintas organizaciones sociales y de derechos humanos describieron como “una propuesta profunda de reconciliación”, fue que la insurgencia asegurara que en los Terrepaz podrían vivir quienes en otrora fueran sus enemigos.

En este sentido habló ‘Márquez’, quien denominó a los Terrepaz como un Territorio Franco de Convivencia: “a nosotros no nos preocupa que en los que en los territorios de convivencia hagan presencia exparamilitares, o personal retirado de la Fuerza Pública, cualquiera que haya sido su jerarquía o nivel. Sabemos que debemos entendernos y trabajar con ellos”.

Y se despide la guerrilla dirigiéndose al General (r) Mora, afirmando que los Terrepaz no buscan dividir al país:

“Y permítanos, señor General Mora, aclarar sus ideas con respecto a esto, con sus propias palabras: ‘No estamos en este proceso para dividir el país ni para hacer entrega de territorios ingobernables (…). Nunca hemos pensado en una Colombia fragmentada, no hace parte de nuestro imaginario’. Todo lo contrario: La paz es unidad; la paz es convergencia; la paz es la patria entera reconciliada”, concluyó la insurgencia.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP
  

La insurgencia expresó que “hay que cambiar esa mentalidad que fue la que precisamente llevó a que un problema que se pudo haber solucionado con unas pocas medidas de orden económico y social desataran un conflicto”.
2015/ Diciembre 1/ Por: APA (Alianza Colombina de Prensa Alternativa)


Como “una postura contraria a la reconciliación del país”, fue considerada por diversas organizaciones sociales las declaraciones del Gobierno frente a los ‘Territorios de paz’ que las FARC han propuesto en La Habana como medida para su paso a la vida política y social. El Gobierno manifestó que eran “temas delicados”.

“Considero de la mayor importancia hacer referencia a temas delicados para la institucionalidad y en general para la sociedad colombiana, que han sido presentados en los reiterados comunicados de los últimos días argumentados por miembros de la delegación de las FARC en el proceso de conversaciones”, expresó el General (rva.) Jorge Enrique Mora Rangel de la delegación de paz del Gobierno.

Y añadió Mora Rangel, en una postura que preocupó a distintos sectores sociales que trabajan por la paz del país.

“No estamos en este proceso para dividir el país, ni para hacer entrega de territorios ingobernables; nuestra constitución no es para reemplazarla en la mesa, al contrario en ella se habla de una Colombia única e indivisible, nunca hemos pensado en una Colombia fragmentado, no hace parte de nuestro imaginario. ¡Jamás lo hemos pensado¡”

Por su parte, la insurgencia expresó que ese tipo de afirmaciones son responsables de prolongar la guerra en Colombia, sin aportar a la reconciliación.


“Hay que cambiar esa mentalidad que fue la que precisamente llevó a que un problema que se pudo haber solucionado con unas pocas medidas de orden económico y social desataran un conflicto que se prolongó por más de 50 años. Los ‘Territorios de paz’ están llamados a convertirse un verdadero laboratorio de reconciliación, de reencuentro”, dijo la prensa Carlos Antonio Lozada de la delegación de paz de la insurgencia

Además aprovechó el espacio de los diálogos ‘Lozada para “denunciar” represión por parte del Estado contra los prisioneros políticos y afirmó que existen cerca de 9.500, de los cuales alrededor de 8.300 no son combatientes, sino civiles “injustamente” detenidos.

“De esos 9.500 calculamos que aproximadamente 1.200 pueden ser prisioneros nuestros, es decir, de las FARC; el resto de colombianos se encuentran allí pagando injustamente el hecho de haberse levantado a reclamar sus reivindicaciones, sus aspiraciones; se trata de humildes campesinos que como en el paro agrario del año 2013 fueron detenidos en esas justas protestas.”

Culmina este día de diálogos de paz en La Habana provocando preocupación en distintas organizaciones sociales de Colombia, quienes afirmaron que la postura del Gobierno, frente a los ‘Territorios de paz’, “deja en evidencia su interés de despejar varios lugares del país para ser entregados a empresas transnacionales, en contravía de la soberanía colombiana”.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

Las FARC también exigieron “el otorgamiento de personería jurídica incondicional e indefinida” y garantías para movilizarse “en todo el territorio nacional, la protección de las sedes políticas, así como la dotación de infraestructura y logística a que haya lugar.
2015/ Noviembre 30/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)

Ricardo Téllez, delegación de paz de las FARC

“Garantías de seguridad integral para la población” colombiana, y para las FARC cuando se constituyan en un nuevo movimiento político, propuso la insurgencia este lunes en La Habana. Exigieron, como garantía, la desmilitarización de los ‘Territorios especiales para la construcción de la paz’ donde desarrollarían su vida política y social.

“La condición básica de seguridad resultará de su necesaria desmilitarización y del reconocimiento de su capacidad de autorregulación no armada y de naturaleza comunitaria, a través de planes y medidas construidas en forma concertada con la organización política surgida del paso de las FARC-EP a la actividad política abierta, y los ciudadanos vecinos de tales territorios y sus organizaciones”, dijo Ricardo Téllez de la delegación de paz de las FARC.

Para el paso de la insurgencia a movimiento político, las FARC también exigieron “el otorgamiento de personería jurídica incondicional e indefinida” y garantías para movilizarse “en todo el territorio nacional, la protección de las sedes políticas, así como la dotación de infraestructura y logística a que haya lugar. El aparato de seguridad requerido, estará conformado por miembros de la nueva organización política”.


Además propusieron desmontar el ESMAD, fuerza del Estado denunciada, según organizaciones de derechos humanos, por “reprimir sistemáticamente a la población civil”. Afirmó la insurgencia que era necesario garantizar la “seguridad para la movilización y protesta social, las cuales deben ser otorgadas por el Estado en campos y ciudades. Dentro de esta perspectiva se procederá al desmonte del Escuadrón Móvil Antidisturbios –ESMAD”.

Después de dos días más de prolongación del ciclo 44 de los diálogos de paz, crece la expectativa en Colombia. Desmonte del paramilitarismo, garantías para la protesta social, cese al fuego bilateral y ratificación de el acuerdo de justicia firmado el 23 de septiembre, exigen al gobierno organizaciones que impulsan “la firma de una paz con justicia social, estable y duradera”.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

Manifestó la guerrilla que mientras persista el paramilitarismo y no se conozca la verdad sobre sus orígenes y financiadores, no podrían convertirse en movimiento político abierto.
2015/ Noviembre 29/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)
  
 
‘Esclarecimiento del paramilitarismo como contribución a la verdad histórica y garantía de no repetición’, es la séptima propuesta que las FARC presentaron este domingo en la mesa de diálogos en La Habana para el fin del conflicto.

Afirmó la insurgencia que el Estado está obligado al esclarecimiento “del paramilitarismo como acción reparadora con las víctimas, en la medida en que ello representa una deuda con la sociedad colombiana que debe ser saldada. Desde esa perspectiva esclarecer es una acción reparadora, con la cual está obligado en primerísima instancia el Estado”, expresó Pablo Catatumbo de la delegación de paz de las FARC.

Además manifestó la guerrilla que mientras persista el paramilitarismo y no se conozca la verdad sobre sus orígenes y financiadores, no podrían convertirse en movimiento político abierto.

Dijo ‘Catatumbo’ a la prensa que “es imposible concebir el tránsito de las FARC-EP hacia movimiento político abierto, sin un esclarecimiento previo de los orígenes, la activación, la reproducción, las modalidades especificas del accionar y las funciones desempeñadas de estructuras de contrainsurgencia, especialmente de carácter paramilitar. Ese esclarecimiento representa en ese aspecto una garantía de seguridad”.


Como mecanismo que contribuya al desmonte de las estructuras paramilitares, la organización guerrillera propuso conformar la ‘Comisión de esclarecimiento del paramilitarismo’:

 “Su mandato, composición y duración serán definidos en forma concertada por la Mesa. En todo caso, la Comisión integrada por expertos, deberá producir en un término no superior a cuatro (4) meses un informe preliminar que incluya recomendaciones urgentes que el Estado debe tomar de manera inmediata en materia de esclarecimiento y desmonte del paramilitarismo”.

Durante tres días las FARC han insistido en el desmonte del paramilitarismo para lograr la paz. Cierra este domingo de diálogos de paz en La Habana sin pronunciamiento del Gobierno frente al tema, mientras la insurgencia insiste en esclarecer la verdad sobre la conformación y accionar paramilitar en Colombia.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

También habría una “‘Comisión de seguimiento al desmonte del paramilitarismo’, integrada por representantes de las partes en igualdad de condiciones, así como por representantes de organizaciones de víctimas del paramilitarismo y académicos expertos”.
2015/ Noviembre 28/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)

Pablo Catatumbo de la delegación de paz de las FARC

Una ‘Unidad especializada de investigación y análisis para el desmonte del paramilitarismo’ así como la ejecución de un plan de acción para este fin, propusieron las FARC este sábado en los diálogos de paz en La Habana.

La unidad especializada se conformaría en plazo de cuatro meses previa la firma de la paz y brindaría “un informe sobre la cartografía georeferenciada actual de las estructuras criminales de contrainsurgencia, especialmente de carácter paramilitar, considerando en forma particular aspectos de su articulación compleja con poderes políticos y económicos locales, nacionales y transnacionales”, detalló a la prensa Pablo Catatumbo de la delegación de paz de las FARC.

También habría una “‘Comisión de seguimiento al desmonte del paramilitarismo’, integrada por representantes de las partes en igualdad de condiciones, así como por representantes de organizaciones de víctimas del paramilitarismo y académicos expertos”.


Para acabar con las estructuras paramilitares, la insurgencia además llamó a todos los sectores de la sociedad para firmar un “compromiso ético y político”.

“El Gobierno Nacional y las FARC-EP se comprometerán a promover y suscribir con los partidos que conforman la coalición de la ‘Unidad Nacional’, las demás fuerzas políticas y movimientos políticos y sociales, el Consejo Nacional Gremial y los diferentes gremios económicos, los propietarios y directivos de los medios de comunicación, las iglesias y demás organizaciones sociales, una declaración pública de compromiso ético y político para contribuir a aunar esfuerzos tendientes al desmonte y prevención del paramilitarismo”.

Frente a la propuesta de las FARC se desconoce pronunciamiento por parte del Gobierno; mientras tanto la insurgencia ha solicitado “acompañamiento internacional de la Organización de Naciones Unidas, de la Unasur y la Celac” para desmontar el paramilitarismo en Colombia.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REM-ACPP/ REMAP

La guerrilla afirmó que, al finalizar la guerra, las fuerzas militares y de policía deben convertirse “en fuerzas militares para la construcción de la paz y la protección de las fronteras patrias".
2015/ Noviembre 27/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)


Desmonte del paramilitarismo y redefinir la política de seguridad del Estado “hacia un concepto de seguridad humana integral”, propusieron las FARC este viernes en los diálogos de paz en La Habana.

La guerrilla afirmó que, al finalizar la guerra, las fuerzas militares y de policía deben convertirse “en fuerzas militares para la construcción de la paz y la protección de las fronteras patrias, lo cual incluye aspectos relacionados con su tamaño y estructura, con la propia asignación de gasto público, así como con la superación de la doctrina de ‘seguridad nacional’ y de cualquier práctica de terrorismo de Estado”, dijo Pablo Catatumbo de la delegación de paz de las FARC.

La organización guerrillera además criticó el trato dado por la Fuerza Pública a “la pobreza”, y llamaron a atender la desigualdad social que la origina, para lo cual, consideran, habría que cambiar “la política criminal del Estado en lo que corresponde a la superación de la tendencia a la criminalización de la pobreza y a su tratamiento como problema de orden público y no de naturaleza social”.


La insurgencia también aseguró, que según investigaciones, el paramilitarismo sigue operando orientado por el poder político, y exigieron al Estado el reconocimiento de la política paramilitar y “el desmonte de las estructuras criminales de contrainsurgencia, especialmente de carácter paramilitar y/o narcotraficante y mafioso mafioso; entendido ello como el desmonte de la relación de poder de facto que ellas representan, y la amenaza en que se constituyen para la implementación de los acuerdos pactados, la no repetición y la reconciliación nacional. El desmonte corresponderá a un proceso concertado con las FARC-EP”, concluyeron.

Al igual que en La Habana, en Colombia el tema está en discusión. Diversas organizaciones sociales han exigido al Estado “el desmonte del paramilitarismo y garantías para el ejercicio de la política”, del mismo modo que proponen que “el dinero de la guerra sea invertido en salud, educación, vivienda y demás problemas sociales que aquejan al pueblo colombiano”.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

Como dato nuevo, anuncian que los Terrepaz (Territorios Especiales para la Paz) se coordinarían con el Gobierno, a través de la “creación del Consejo Nacional de la Normalización Territorial (Conater)”. Dijeron, además, que servirían para “esclarecimiento de la verdad”.
2015/ Noviembre 26/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)

Sergio Ibañez, delegación de paz de las FARC

Terrepaz, es la sigla de los Territorios Especiales para la Paz que durante dos días las FARC han presentado a la prensa. Anota la insurgencia que estos territorios serían “transitorios”, gozarían de “beneficios tributarios”, y tendrían un sistema organizativo determinado en asambleas.

“Para efectos de coordinar políticas, actividades y acciones y desarrollar relaciones de cooperación entre los Terrepaz, se creará la Asamblea Nacional de los Terrepaz, que estará conformada por representantes de cada uno de los territorios especiales para la construcción de la paz que se hayan definido”, declaró a la prensa Sergio Ibañez de la delegación de paz de la guerrilla.

Como dato nuevo, anuncian que los Terrepaz se coordinarían con el Gobierno, a través de la “creación del Consejo Nacional de la Normalización Territorial (Conater)”. Dijeron, además, que servirían para “esclarecimiento de la verdad”.


“Asimismo, aportarán al trabajo de la ‘Comisión para el esclarecimiento de la verdad, la convivencia y la no repetición’, y al cumplimiento de las sanciones de justicia restaurativa y prospectiva a que hubiere lugar, en los términos y condiciones establecidos en la ‘Jurisdicción Especial para la paz”.

Finalmente la insurgencia manifestó que para funcionamiento e implementación de los Terrepaz, “los Territorios especiales para la construcción de la paz, tendrán acompañamiento internacional permanente de la Unasur, de la Celac y de la ONU y contarán con mecanismos de veeduría popular y ciudadana”.

De parte del Gobierno aún no existe pronunciamiento frente a la propuesta de las FARC que en comunicados anteriores criticó la “concentración” de tropas sugerida por éste, y que en contrapropuesta presenta los Terrepaz con movilidad política, económica, social y cultural de la insurgencia en diversos territorios.

La Habana, Cuba
APA –Alianza Colombina de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

'Terrepaz' establece diferencias con el Gobierno que propone “concentración” de la insurgencia en un territorio definido, en tanto que las FARC dicen que ocuparán varias zonas geográficas con libertad de movilidad y autonomía territorial.
2015/ Noviembre 24/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)

Marcos Calarcá, delegación de paz de las FARC

Acompañamiento internacional, con veeduría popular y ciudadana, proponen las FARC para los “Territorios especiales para la construcción de la paz (Terrepaz)”, que este martes socializaron en La Habana y que involucran en forma directa el cese al fuego bilateral y la dejación de armas.

“Los territorios especiales para la construcción de la paz, constituyen el espacio social y geográfico para la transformación integral de las FARC-EP en su dimensión territorial, en lo político, lo económico, lo social y cultural, habitados por excombatientes, familiares y allegados, y los ciudadanos vecinos del lugar, dentro del orden constitucional”, explicó a la prensa Marcos Calarcá de la delegación de paz de la insurgencia.

Los Territorios especiales para la construcción de la paz, además tendrían una importancia para implementación de lo firmado en la mesa de conversaciones. Asegura la guerrilla que en éstos se produciría “la dinámica de implementación de los acuerdos logrados garantizando la sostenibilidad socioambiental, el derecho al territorio, al agua, al medio ambiente sano, a la producción de alimentos, la soberanía alimentaria y al buen vivir en general”.


También anunciaron las FARC que ocuparían varios territorios en relación a su “presencia histórica” y “formas propias de organización social” para posibilitar su paso a “organización política abierta”.

“El tránsito hacia la normalización integral supone, por tanto, el reconocimiento de la presencia de las FARC-EP en la configuración de la realidad especial, nacional y territorial, lo cual implica el diseño de un acuerdo que respete esa presencia articulada a las comunidades”.

Los Territorios especiales para la construcción de la paz establecen diferencias con el Gobierno que propone “concentración” de la insurgencia en un territorio definido, en tanto que las FARC dicen que ocuparán varias zonas geográficas con libertad de movilidad y autonomía territorial que derivan de la “democracia directa” y los cuales “tendrán un régimen especial y extraordinario, protegido constitucionalmente”, dijo la guerrilla.

La Habana, Cuba
APA –Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

“Estamos  seguros que estos hombres y mujeres que van a recuperar su libertad saldrán imbuidos de un espíritu de paz y esperanza y empeñarán sus esfuerzos en seguir luchando por una Colombia democrática y con justicia social”.
2015/ Noviembre 18/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)


1.500 prisioneros de guerra sostienen una huelga de hambre desde el 9 de noviembre. Las FARC, desde este domingo en la mesa de diálogos en la Habana, han reiterado su preocupación, que no cesa con el anuncio del Gobierno de indultar a 30 guerrilleros. La insurgencia insiste en la liberación de 80 más.

“Continuamos insistiendo en la liberación, como gesto humanitario, de los 80 prisioneros de las FARC-EP en grave estado de salud. Así mismo acompañamos la convocatoria del Plantón Nacional por la Libertad, la Vida y la Paz convocado por familiares de prisioneros políticos para el próximo 26 de noviembre”, dijo a la prensa Pablo Catatumbo de la delegación de paz de la insurgencia.

A pesar que para las FARC el indulto de 30 guerrilleros no resuelve la crisis humanitaria, saludaron la decisión.

“Por eso valoramos como un gesto positivo que ha sido recibido con beneplácito por buena parte de la sociedad colombiana, el anuncio del gobierno nacional de indultar a 30 prisioneros condenados por rebelión, así como la realización de brigadas de salud y programas de atención y la adecuación de patios especiales dentro de las cárceles a los que serán trasladados los prisioneros de las FARC-EP”.


Añadió la insurgencia que quienes recobrarán la libertad, por la decisión del Gobierno, seguirán el camino de la paz con “justicia social”.

“Estamos  seguros que estos hombres y mujeres que van a recuperar su libertad saldrán imbuidos de un espíritu de paz y esperanza y empeñarán sus esfuerzos en seguir luchando por una Colombia democrática y con justicia social, que es la que anhelos todos”.

Para los analistas, la problemática de los prisioneros políticos no solo puede enfocarse en los cerca de 1.500 combatientes de la insurgencia que permanecen en las cárceles. Organizaciones de derechos humanos y movimientos sociales hoy reclaman al Gobierno el reconocimiento de los “más de 9.500 prisioneros políticos” y la crisis carcelaria del país, exigiendo, además, la liberación de líderes sociales que se encuentran en las cárceles bajo lo que han denominado como “montajes judiciales”.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget