Presentan pruebas de campesino asesinado por el ejército en el Cauca

El campesino se quedó quieto, viendo cómo los disparos de galil impactaban en la moto, cómo el direccional de la moto chispeaba y cómo Faiber Antonio Erazo Cuellar alcanzó a levantar una mano mientras los soldados seguían disparando.

Un grupo de soldados se acercó y lo primero que hicieron fue golpearlo con la culata de fusil en la frente y otros lo golpearon en el piso, luego al verlo grave de salud, se recriminaron entre ellos diciendo “hijueputa la embarramos”.
Con disparos de fusil los militares asesinaron a Faiber Antonio Erazo Cuellar

2015/ Enero 28/ Derechos Humanos/ REMAP

Testigo clave desmiente versiones del ejército y confirma asesinato del campesino Faiber Antonio Erazo Cuellar a manos del Batallón de Infantería No. 56 que opera en el departamento del Cauca. Los hechos ocurrieron el 18 de enero en el corregimiento El Plateado del municipio de Argelia.

Según el testigo, contrario a la versión de los militares que aseguran que el campesino hizo caso omiso a un retén, el ejército jamás realizó señal de pare a Faiber Antonio Erazo, a quien asesinaron con disparos de fusil en momentos que los rebasaba en su motocicleta cuando transitaba por la vía que comunica a El Plateado con el corregimiento La emboscada. El testigo pudo presenciar lo ocurrido porque en ese instante era requisado por los militares que cometieron el crimen. La Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes (REDDHFIC) obtuvo su testimonio y lo consignó en su informe:

En ese momento, y sin que ningún militar hiciera señal de pare, el campesino Faiber Antonio Erazo Cuellar, pasa por el lugar a bordo de una motocicleta negra marca Yamaha FZ de placas EBP75D, en dirección al centro poblado del Corregimiento La Emboscada. De inmediato el soldado que iba de primero gritó “se nos escapa uno” y un soldado que estaba requisando al campesino fue el primero que disparó un fusil galil, luego dispararon los otros soldados. El campesino se quedó quieto, viendo cómo los disparos de galil impactaban en la moto, cómo el direccional de la moto chispeaba y cómo Faiber Antonio Erazo Cuellar alcanzó a levantar una mano mientras los soldados seguían disparando. (Ver informe)

Pero este testimonio no constituye la única prueba contra los militares. La REDDHFIC también aporta las declaraciones de otros campesinos que fueron testigos cuando los soldados reconocen su culpabilidad:

Uno de los disparos que provocaron la muerte del joven campesino de 25 años de edad
Al escuchar disparos unos campesinos que residen cerca del lugar de los hechos se aprestaron a escuchar y ver lo que sucedía, y notaron que una vez cayó el cuerpo del joven campesino Faiber Antonio Erazo Cuellar, un grupo de soldados se acercaron y lo primero que hicieron fue golpearlo con la culata de fusil en la frente y otros lo golpearon en el piso, luego al verlo grave de salud, se recriminaron entre ellos diciendo “hijueputa la embarramos”, posteriormente levantaron el cuerpo y lo sentaron rápidamente sobre la cuneta de la carretera y lo recostaron sobre un barranco y levantaron la motocicleta que se encontraba tirada sobre la vía veredal. (Ver informe)

La evidencia presentada por la REDDHFIC aclara la responsabilidad del ejército en este crimen, y también explica el porqué de la reacción de la comunidad que el mismo día de los hechos, 18 de enero, expulsó de la zona a todos los militares de la base militar instalada en la vereda La Ceiba del corregimiento El Plateado. En total 90 militares fueron expulsados y entregados por los campesinos a delegados del ministerio público y el Ejército Nacional. 

Polideportivo corregimiento El Plateado. Más de 3.000 campesinos rodean al ejército

Por este crimen directamente están vinculados catorce soldados que la comunidad espera sean juzgados y condenados, del mismo modo que se exige al Gobierno colombiano garantías para la oposición política y protección para los integrantes del Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano (Pupsoc), la Marcha Patriótica, y la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (Fensuagro) que vienen siendo amenazados y asesinados por grupos paramilitares y miembros de la Fuerza Pública, como queda constatado en varias denuncias e informes realizados por la REDDHFIC.   

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget