¿Por qué moverse por la Nacho?

Las denuncias han mostrado un grave problema de la equidad al interior de la Universidad Nacional y un pésimo manejo de los recursos por parte de la actual administración.

Hace menos de un mes el Consejo Superior Universitario, compuesto en su mayoría por delegados directos o indirectos del Gobierno Nacional, desconoció más de 20 mil votos de la comunidad universitaria (en donde no participan los trabajadores) que no consideraban a Ignacio Mantilla como Rector de la Universidad.

2015/ Abril 28/ Educación/ Por: María Alejandra Rojas

Esta ha sido la pregunta que múltiples estudiantes y profesores nos hemos hecho a partir de un nuevo escenario de conflicto laboral en la Universidad. A diferencia de ocasiones anteriores, en que la discusión se centraba en el bloqueo a los edificios, en la justeza o no de las reivindicaciones de las y los trabajadores o en la importancia de empatar agendas entre los tres estamentos, en esta ocasión el énfasis de la discusión se ubica en si es necesario o no que estudiantes y profesores nos sumemos a la dinámica de movilización en defensa de la Universidad Nacional como universidad pública y que requiere construir a su interior democracia universitaria para la autonomía.

Seguramente, este cambio en la discusión ha surgido por tres elementos principales:

1. El hecho de que hace menos de un mes el Consejo Superior Universitario, compuesto en su mayoría por delegados directos o indirectos del Gobierno Nacional, desconociera por completo más de 20 mil votos de la comunidad universitaria (en donde no participan los trabajadores) que no consideraban a Mantilla como Rector de la Universidad.

2. Las denuncias que han hecho las y los trabajadores en cada facultad y departamento, han mostrado un grave problema en la equidad al interior de la Universidad y en el pésimo manejo de los recursos por parte de la actual administración que contrasta con el recorte de programas de Bienestar Universitario, con el déficit financiero de facultades como Ciencias Humanas y de la Universidad en su conjunto por 150mil millones de pesos, con el problema de infraestructura y con el cupo de endeudamiento asumido por la Universidad por 200mil millones.

3. Una acumulación de condiciones tanto particulares de las distintas carreras, como estructurales de la Universidad y del modelo educativo que han ubicado la discusión sobre la necesidad de una transformación estructural que impida de una vez por todas que esta realidad continúe siendo la cotidianidad de la Universidad y la educación en nuestro país.

Estos tres elementos han devenido en la construcción de unos planteamientos comunes entre los estamentos: 1. La importancia de construir un proceso realmente democrático, que se ha venido proponiendo al grueso de la comunidad universitaria desde hace más de un año, denominado Congreso Universitario cuyo objetivo es realizar una reforma estatutaria a la Universidad Nacional. Esta propuesta, que en efecto surge de sectores estudiantiles específicos, fue creada para dejar de serlo y ampliar la participación hacia el grueso de los estamentos y ello ha sido ratificado por las distintas asambleas en las facultades y departamentos que lo han ubicado como un proceso fundamental para superar la crisis de la Universidad; 2. La necesidad de reconocer y solucionar la crisis presupuestal generada por el Estado colombiano que se constituye como uno de los principales problemas de la Universidad con incidencia en todas las esferas de la vida universitaria, así como forjar mecanismos de control y veeduría al interior evitando prácticas de corrupción y clientelismo en la Universidad; 3. La urgencia de resolver de manera dialogada el conflicto laboral, sin que la administración trate de evitar su responsabilidad llamando a la confrontación entre la comunidad universitaria; 4. Finalmente, la negativa a ser una Universidad que sencillamente reproduce la política educativa del Gobierno Nacional, cuya muestra fehaciente es la nueva reforma al Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica – PEAMA -, que afecta gravemente la libre elección de las profesiones por parte de quienes ingresan desde las sedes de Presencia Nacional pero además la función misma de la Universidad en las distintas regiones del país.

Siendo así, es más claro el por qué muchos estamos diciendo #MeMuevoPorLaNacho. Como siempre la invitación a participar para quienes aún no lo deciden, rompiendo las prevenciones, transformando las prácticas y renovando constantemente un movimiento estudiantil activo y propositivo.

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget