Expertos de la Comisión Histórica dicen que su labor no fue un fracaso

Nosotros no somos jueces y está no era una comisión de la verdad, que sí tiene esa responsabilidad.

Seis de los académicos que hicieron parte de este grupo le responden a León Valencia, quien dijo en su columna de la Revista Semana que el informe que entregaron no cumplió los objetivos.

2015/ Mayo 9/ Diálogos de paz/ Por: Reconciliación Colombia

5 de mayo de 2015

La comisión histórica del conflicto fue un fracaso. Eso es lo que dice el analista León Valencia en su última columna publicada en la Revista Semana, en la que afirma que el informe que entregó el grupo de expertos a la Mesa de La Habana es inane y “no toca a nadie, porque nadie se siente aludido”.

La Comisión Histórica estaba conformada por 14 académicos. La mitad fueron escogidos por las Farc y la otra mitad por el Gobierno. A 12 de ellos se les dio la tarea de realizar, cada uno, un informe que resumiera los orígenes y las múltiples causas del conflicto, los principales factores y condiciones que han facilitado  su persistencia, y los efectos más notorios en la población civil.

Los otros dos eran relatores, encargados de entregar un documento que resumiera los informes de sus compañeros. Ese documento tenía que servir a la Mesa de Conversaciones como “insumo fundamental para la comprensión de las complejidades del conflicto y las responsabilidades de quienes hayan participado o tenido incidencia en el mismo y para el esclarecimiento de la verdad”.

Pero a la hora de la verdad hubo pocas respuestas colectivas. Los dos relatores no se pusieron de acuerdo en un solo resumen y cada uno entregó uno con una visión diferente. El resultado fue un informe de 800 páginas en el que aparecen 14 versiones distintas sobre el origen del conflicto colombiano.

Para León Valencia con eso se incumplió la tarea que la Mesa de La Habana le había puesto a la comisión.

“La fuerza de un informe de esta naturaleza reside en los acuerdos establecidos, en las definiciones colectivas. En cambio los 14 ensayos dan para todo y para todos. En unos las elites políticas salvan sus responsabilidades, en otros las guerrillas, en otros los militares, en otros los empresarios. Cada quien puede escoger el que más le convenga”, escribió en su columna, que fue respondida por las Farc un día después.

Reconciliación Colombia busco a seis de los académicos que hicieron parte de la comisión y les preguntó que opinaban de las críticas de León Valencia y si, efectivamente, su tarea había sido un fracaso. Esto fue lo que nos dijeron:
…..

"La gran falla ha sido la poca difusión": Alfredo Molano

No me parece un fracaso. Es una muy seria aproximación a la historia del conflicto armado a través de múltiples miradas. El tiempo y el espacio que nos dieron fue excesivamente estrecho. La gran falla ha sido la poca difusión que ha tenido el trabajo, quizá debido a su extensión. He propuesto, e insisto, en que un par de periodistas reconocidos hicieran una síntesis de los trabajos para facilitar su divulgación y adquirir un mayor peso en la Mesa de Negociación de La Habana
…..

“Las relatorías fueron más ensayos que relatorías”: Maria Emma Wills

El diseño de la comisión ponía el énfasis en la pluralidad y no en la homogeneidad de las memorias.

Además, él se salta el mandato que recibimos. A nosotros nos dijeron que teníamos que recoger de manera plural una visión que diera cuenta de la complejidad (y quiero recalcar la palabra complejidad) del conflicto en Colombia y sus orígenes. También teníamos que recoger los factores que habían sostenido el conflicto –algo que yo llame los engranajes de la guerra en Colombia– y el impacto del mismo en las victimas.

León nos reclama porque no hicimos una lista de responsables. Pero la complejidad del conflicto hace que tengamos que ver a los responsables dinámicamente y no haciendo una lista jerárquica. A esos responsables hay que ponerlos en contexto y eso fue lo que hicimos. ¿En qué ayuda una lista jerárquica a aglutinar a los actores que están en La Habana?

El problema fue que las relatorías sí debieron haber sido unas cartas de navegación sobre los 12 ensayos, especificando las coincidencias y las diferencias, para que así se guiaran las personas del común. Al final terminaron siendo más ensayos que relatorías.
….

“El objetivo no era alcanzar un consenso”: Gustavo Duncan:

Yo voy a responderle a León Valencia en una columna que publicaré en El Tiempo. Lo que puedo decir, por ahora, es que yo creo que él comete la misma imprecisión de las Farc al creer que una comisión, conformada por una serie de expertos académicos, puede establecer las responsabilidades en el conflicto de distintos sectores sociales en concreto.

El hecho de que tengan conocimiento acerca del conflicto no implica que lo puedan hacer.  Mucho menos que puedan señalar como responsables a personas en particular, como él sugiere hacerlo con Alvaro Uribe Velez. Yo no creo que el objetivo de la comisión fuera decir que el conflicto es culpa de Uribe o de alguien en particular.

El objetivo tampoco era alcanzar un consenso. El trabajo académico de interpretar un conflicto es, por el contrario, producto de un debate y de una investigación permanente que nunca se acaba. Uno no puede dar una versión definitiva de la historia que le indilgue responsabilidades a la gente.
…..

“Le está pidiendo a la comisión algo para lo cual no se creó”: Jorge Giraldo:

Él le está pidiendo a la comisión algo para lo cual no se creó.  En La Habana contemplaron que hubiera varios informes individuales y no un gran informe colectivo que saliera del consenso de los 12 comisionados. Incluso, en su discurso del 10 de marzo (el día que estuvimos en Cuba) ‘Iván Marquez’ dejó claro que celebraban que hubiera una pluralidad de visiones.

La comisión tenía un mandato impreciso. Nos pedían indagar por los orígenes, las razones de la persistencia y la forma en la que el conflicto ha afectado a la sociedad. También estaba claro que cualquier información que saliera en los informes de tipo individual o colectivo no iba a contar para efectos penales o criminales.

Además, como yo lo digo en mi informe, hay varios tipos de responsabilidades: políticas, morales y penales (o cuasi-penales), como las que tienen que ver con el Derecho Internacional Humanitario. Es un tema muy complejo. De hecho, en La Habana se ha hablado de una comisión de la verdad  y se está discutiendo el tema de la justicia trancisional, que va a tocar las responsabilidades directamente relacionadas con el derecho internacional humanitario.
…..

“Nosotros no somos jueces”: Eduardo Pizarro

León Valencia plantea objetivos que no eran de la comisión y como no se cumplieron, dice que la comisión fracasó. Es una lectura absolutamente cuestionable.

Primero, dice que la comisión fracasó porque no sacó un documento de consenso. Pero nuestro trabajo no se trataba de eso,  sino de que la Mesa de La Habana contara con múltiples miradas sobre tres preguntas centrales: los orígenes del conflicto, los factores que inciden en su prolongación y las consecuencias. También dice que no se señalaron responsabilidades, pero nosotros no somos jueces y está no era una comisión de la verdad, que sí tiene esa responsabilidad.

La comisión, por el contrario, ha sido muy útil para la Mesa de La Habana porque tanto las Farc como el Gobierno han encontrado una serie de percepciones que les permiten avanzar en los puntos que hacen falta, pero ante todo pensar en cómo construir el posconflicto.
...

Jairo Estrada: "No tengo interés en referirme a la columna de un opinador que demuestra falta de juicio y rigor en la lectura del Informe".




Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget