Como no hubo sangre ni bombardeos, la prensa no fue a Guapi

Después de bombardeos, Guapi se moviliza por el cese bilateral al fuego y la paz con justicia social.

Quienes asistimos a la Movilización por la vida, la dignidad, el territorio y la Paz con Justicia Social en el Pacífico nos enteramos de la valentía de las comunidades y la estigmatización que padecen por parte de la Armada Nacional que empadrona a sus pobladores y donde ni el ejercicio periodístico es respetado.

2015/ Julio 23/ REMAP/ Por: Alexander Escobar

Esta vez la noticia en la Costa Pacífica caucana no fue la muerte. Porque cerca de 2.000 personas se dieron cita para rechazarla en Guapi, municipio donde hace poco los bombardeos del Gobierno trajeron horror y la agudización de la guerra a sus territorios.

Nada informaron los grandes medios de comunicación sobre la Movilización por la vida, la dignidad, el territorio y la Paz con Justicia Social en el Pacífico que el 21 de julio se tomó a Guapi con delegaciones de departamentos de Valle, Cauca y Nariño que por mar e innumerables ríos llegaron a este municipio para exigir al Gobierno el cese bilateral al fuego y el fin de la guerra por medio del logro de la Paz con Justicia Social.

Tampoco informaron que Piedad Córdoba del Frente Amplio por la Paz y Andrés Gil de Marcha Patriótica asistieron llevando un mensaje de apoyo y respaldo a las comunidades que resisten a la guerra y falta de inversión social del Gobierno. Ingenuo sería pensar que lo harían, pues poco interesa a quien promueve la guerra que el pueblo conozca a quienes están con los más necesitados.


Y tendría que ser Guapi el epicentro de la movilización por la Paz con Justicia Social y el cese bilateral al fuego el 21 de julio, dos meses después del bombardeo del Gobierno en este municipio que provocó la ruptura de la tregua unilateral de las Farc y el recrudecimiento del conflicto: nuevos desplazados llegando a los cascos urbanos y la sangre de compatriotas tiñendo de rojo los ríos de la Costa Pacífica, son algunas de las consecuencias de los bombardeos del Estado y su negativa de acordar un cese bilateral al fuego con la insurgencia.

Pero quienes asistimos nos enteramos de la valentía de las comunidades de la Costa Pacífica y la estigmatización que padecen por parte de la Armada Nacional que empadrona a sus pobladores y donde ni el ejercicio periodístico es respetado. Violaciones a los derechos humanos de este tipo son tan comunes pero tan poco conocidas porque los medios de comunicación reproducen la misma política de olvido del Gobierno que sostienen a base de guerra y ocultando la injusticia.


Al igual que en el Paro Regional del Pacífico contra la corrupción, solo los medios alternativos acudimos a cubrir la Movilización por la vida, la dignidad, el territorio y la Paz con Justicia Social en el Pacífico. Sin grandes equipos ni señal satelital, pero con la búsqueda de la Paz con Justicia Social de nuestro lado, registramos aquello que incomoda a quienes viven del rating de la guerra, recordando que el derramamiento de sangre es una tragedia humana, y no un espectáculo para favorecer los intereses el capitalismo global y sus gobiernos fachada.

Ver y descargar declaración final de las comunidades del Pacífico:

DECLARAMOS AL PACIFICO COLOMBIANO, COMO TERRITORIO DE PAZ
CON JUSTICIA SOCIAL PARA TODOS NUESTROS PUEBLOS

21 DE JULIO DE 2015 MUNICIPIO DE GUAPI - DEPARTAMENTO DEL CAUCA

Los hombres, mujeres y demás habitantes de los ríos y las montañas del litoral pacífico cansados de la guerra perpetuada por el estado colombiano sobre nuestro territorio hemos unidos nuestros esfuerzos bajo un solo propósito convertir a nuestra región en un territorio para la paz con justicia social.

No admitimos que nuestros territorios sean usurpados por la voracidad de los intereses económicos de las élites, que nuestros derechos sean constantemente negados para convertirse en mercancías, que la violencia se eternice en nuestras tierras, anteponiendo la muerte  a los anhelos de vida y de dignidad para todo nuestro pueblo.

El pacífico hoy se levanta  y condena todas las violaciones sistemáticas a los derechos humanos perpetuados por el estado Colombiano, estamos cansados de la persecución y el señalamiento de nuestros líderes quienes son tildados de terroristas por trabajar diariamente en la defensa de los intereses de nuestras comunidades.

La paz para el pueblo del pacífico implica transformaciones estructurales al modelo económico,  nuestra paz tiene apellido y es la justicia social, rechazamos que se pretende entregar nuestro territorio en el llamado plan pacífico que es una estrategia  para profundizar el despojo  en nuestra región.

Marchamos retomando en cada paso las históricas luchas forjadas desde la cosmovisión indígena, la resistencia afrodescendiente, negra, palenquera y los constantes procesos de movilización campesina para manifestar que:

1. La salida al conflicto social Colombiano no puede ser la guerra, la respuesta militar a las problemáticas sociales lo único que ha causado es muerte y desolación para todas nuestras familias, es urgente que se busquen soluciones y alternativas a los fenómenos que han provocado la pobreza, la desigualdad y la miseria.

2. La posibilidad de encontrar una salida política al conflicto, se discute en la mesa de la habana entre la guerrilla de Las Farc y el gobierno nacional, sin embargo la mesa requiere la inclusión de todos los sectores de la sociedad colombiana para lograr constituir realmente un pacto social y político para la paz. ¡Vamos todos por la Asamblea nacional Constituyente!

3. Es inadmisible que se hable de buscar la paz, cuando la realidad que palpamos son  hechos de guerra, las fumigaciones con glifosato sobre nuestros cultivos de alimentos persisten, igualmente los bombardeos indiscriminados sobre nuestros territorios, en sí, vivimos en carne propia las consecuencias de la guerra, exigimos en el menor tiempo posible hechos concretos de paz, urge que el gobierno Colombiano cese las hostilidades contra el pueblo, no se puede hablar de paz cuando la agenda legislativa y el plan nacional de desarrollo son para promover la desigualdad, requerimos que se brinden garantías para que los diálogos se desarrollen sin la existencia de las confrontaciones, el cese bilateral al fuego es una necesidad ineludible para acrecentar las confianzas y allanar el camino para la paz en Colombia.

4. Saludamos el gesto del nuevo cese al fuego unilateral emitido por la guerrilla de Las Farc, hecho que nos demuestra que es posible fundar una nueva época donde la voluntad de avanzar en la consecución de la paz supera las provocaciones de los señores de la guerra.

5. El 21 de mayo se realizó un bombardeo en la vereda de San Agustín, municipio de Guapi, que culminó con la vida de 26 guerrilleros, igualmente en todos los rincones  del país han sido muertos varios soldados, los ricos de este país pagan la libreta militar para sus hijos, mientras los jóvenes de los sectores más marginados se enfrentan entre sí, la vida es un derecho para todos los Colombianos sin distinción, todas nuestras condolencias a las familias de los soldados, a las familias de los guerrilleros, insistimos que para la guerra no brindaremos nada más.

6. Con el anhelo profundo de lograr una Colombia en paz con justicia social, convocamos a todos los hombre y mujeres del pacífico Colombiano, a la comunidad internacional, a la mesa de la habana, a las distintas organizaciones sociales existentes en el país a sumarse  y firmar esta declaratoria para que nuestro pacífico sea un territorio de paz con justicia social para todos nuestros pueblos.

¡Ni UNA GOTA DE SANGRE MÁS, CESE BILATERAL AL FUEGO YA!
¡EL PUEBLO DEL PACIFICO EJERCIENDO EL PODER CONSTITUYENTE!

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget