Denuncian alimentos en descomposición en cárcel de Popayán: desnutrición pone en riesgo la vida de prisionero político Civilino Ul Secué

El avanzado estado de desnutrición de Civilino refleja la malversación al interior de la Penitenciaria San Isidro de Popayán

Internos de varios pabellones han denunciado en reiteradas ocasiones que les sirven comida en estado de descomposición, que no se cumple con la normatividad de manipulación de alimentos y que las porciones no son las correspondientes para un básico sustento.
2015/ Septiembre 11/ Derechos Humanos/ Por: Suyana


Por nivel avanzado de desnutrición, se agrava la salud del prisionero político Civilino Ul Secué

Varios han sido los obstáculos que ha tenido que afrontar el Prisionero Político CIVILINO UL SECUÉ y su familia, larga ha sido la cadena de injusticia que ha padecido, por defender sus convicciones como luchador incansable contra las injusticias que aquejan al país. (Ver denuncia)

Una grave lesión a nivel del abdomen ha afectado su salud por más de 2 años y a pesar de haber triunfado, con la lucha que fue, la aprobación de una cirugía que le puede salvar la vida al Prisionero hoy se encuentra en la unidad de tratamiento de cuidados intensivos del Hospital Universitario San José y sin poder ser tratado ya que el constante maltrato, la constante negligencia por parte del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia INPEC, en cabeza del director Mario Fernando Narváez, y las irregularidades dentro de la Cárcel de San Isidro Popayán en el tema de alimentación, ha generado que su estado de salud llegue a un punto tal de afectación como lo es una peritonitis, razón por la cual  no se ha podido intervenir.

En entrevista con el Abogado, Defensor de Derechos Humanos y miembro de la Corporación Colectivo de Abogados SUYANA, Pedro Vaca, manifiesta que el estado de salud del Prisionero Político es grave ya que Civilino llegó con un cuadro de desnutrición tan avanzado que no le permite a los médicos realizar la cirugía y que por el momento lo tienen en observación manteniendo sus niveles de nutrientes vía intravenosa. También manifiesta que por recomendaciones del médico el tratamiento debe ser prolongado para que el prisionero se pueda recuperar físicamente y lograr la intervención quirúrgica.

El avanzado estado de desnutrición de Civilino es el reflejo claro de la malversación que se implementa al interior de la Penitenciaria San Isidro de Popayán, donde los internos de varios pabellones han denunciado en reiteradas ocasiones que se les sirve comida en estado de descomposición, que no se cumple con la normatividad de manipulación de alimentos y que las porciones de alimentos no son las correspondientes para un básico sustento ni mucho menos las que reporta ofrecer el consorcio ALISAMA prestador del servicio, ya que se les da menor gramaje al que se estipula en el contrato.

La cárcel ha dejado de proporcionar herramientas para la resocialización de los presos, por el contrario se ha alejado de su misión ya que no le ofrece condiciones dignas de salubridad, alimentación, posibilidades de educación en cambio se trata cruel y represivamente y aun peor si se es un Prisionero Político como es el caso de Civilino Ul Secué.

Popayán, 8 de Septiembre



Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget