Había que detenerlo por sus rasgos indígenas, asegura la Fuerza Pública

Denuncian el racismo que padecen por parte de la Fuerza Pública que detiene a sus integrantes en forma ilegal.

La CONPI denuncia persecución al movimiento indígena con la captura arbitraria de Feliciano Valencia que viola el derecho a la protesta social, la autonomía y jurisdicción de los pueblos indígenas. También denuncian el racismo que padecen por parte de la Fuerza Pública que detiene a sus integrantes en forma ilegal en La Macarena, Meta.
2015/ Septiembre 19/ Derechos Humanos/ Por: CONPI


COORDINACIÓN NACIONAL DE PUEBLOS INDÍGENAS CONPI

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

La Coordinación Nacional de Pueblos Indígenas, CONPI, denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional, los hechos de persecución, empadronamiento señalamiento y  estigmatización que viene desarrollando la Fuerza Pública: ejército, policía CTI, en contra nuestros hermanos indígenas, causando con éstos infracción a los derechos humanos y al DIH, pisoteando la libre movilidad de nuestros hermanos a lo largo y ancho del territorio nacional, hechos inconstitucionales por parte de las instituciones estatales, teniendo en cuenta que se desconoció y pisoteo nuestra jurisprudencia como pueblos originarios.

Hechos:                                            

El día martes 15 de septiembre del año en curso, sobre las 3:00 pm fue detenido por miembros de la Policía Judicial-seccional Cauca, nuestro hermano indígena del pueblo NASA FELICIANO VALENCIA en el municipio de Santander de Quilichao-Norte del cauca, ya que tenía una orden de captura por el supuesto delito de secuestro simple. Cabe recalcar que su situación judicial ya se había definido en primera instancia y estaba absuelto de dicho delito, sin embargo el tribunal superior del Cauca de manera arbitraria, y argumentando que había pruebas suficientes como para reabrir el caso, revocó la Sentencia y profirió orden de captura. Este hecho genera gran desconcierto en todo el sector indígena a nivel nacional, puesto que se desconoce y pisotea nuestra jurisprudencia indígena, al tiempo que viola el derecho constitucional a la jurisdicción especial.

El día 13 de septiembre en horas de la mañana en el municipio de La Macarena, departamento del Meta, miembros de las fuerzas militares adscritas al batallón Número 3 de la Fuerza de Despliegue Rápido (FUDRA) irrumpen en la sede del Movimiento Alternativo Indígena Social, MAIS, solicitan a nuestro hermano MILLER GUAINAS  quien acababa de llegar a dicha sede. De manera muy abusiva y con agresiones verbales lo requisan, le piden sus documentos de identificación y registran su maletín y luego los soldados en compañía de dos agentes de la policía nacional conducen al compañero MILLER a la estación de policía, posteriormente estos soldados se retiran de la escena. Ya estando en la estación de policía y después de haberlo retenido por algunos minutos, fue empadronado y fotografiado en repetidas ocasiones. 

Cuando algunos compañeros que se encontraban con MILLER a esa hora preguntaron a los agentes del porqué de esta retención, los agentes de policía manifiestan que era un procedimiento normal, ya que al no reconocerlo como parte de la comunidad y por sus rasgos indígenas era necesario hacerle un registro.


Etiquetas:

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget