Segundo informe sobre desescalamiento del conflicto en el Magdalena Medio

En un contexto de proceso de paz se deben tener claras las normas internacionales que regulan los conflictos armados internos

Un cese al fuego bilateral conducirá al desescalamiento total del conflicto, que la sociedad civil espera y verá con buenos ojos en la medida en que las partes puedan adoptar medidas prácticas para avanzar en los puntos que hacen falta por negociar en la mesa de conversaciones de paz.
2015/ Septiembre 16/ Por: Frente Amplio por la Paz

Piedad Córdoba, durante la presentación de la comisión de verificación
del Frente Amplio por la Paz del Magdalena Medio

La comisión de verificación del Frente Amplio por la Paz del Magdalena Medio presenta el segundo informe en el marco de la veeduría del cese unilateral de fuego decretado por las FARC-EP y el acompañamiento al proceso de desescalamiento de la confrontación armada, con el propósito de contribuir a crear un ambiente favorable para el cese bilateral al fuego definitivo.

En este segundo informe de verificación, correspondiente al desarrollo del conflicto armado en la región del Magdalena Medio, tenemos en cuenta los siguientes elementos que han afectado a la población civil en la dinámica del conflicto:

—Infracciones al derecho internacional humanitario. —Situación de los derechos humanos en la región del Magdalena Medio. —Presencia de estructuras paramilitares en Barrancabermeja y la región. —Garantías para la labor de los derechos humanos y el trabajo de la comisión de verificación.

La aplicación de los reglamentos de la guerra establecidos en el Derecho Internacional Humanitario está a la orden del día en el actual momento de conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

En un contexto de proceso de paz se deben tener aún más claras las normas internacionales que regulan los conflictos armados internos, sus principios generales y sus protocolos, la protección jurídica de las víctimas, la protección de la población civil en general y sus bienes, el régimen jurídico de los heridos, enfermos y prisioneros de guerra, entre otras disposiciones que se deben empezar aplicar rigurosamente en el caso del conflicto colombiano.

Es urgente en este sentido dar pasos firmes en el desescalamiento del conflicto para que cese o disminuya el estado de guerra en sus operaciones militares y resultados nefastos contra la población civil y se avance en las conversaciones, dándose acuerdos en cada uno de los puntos establecidos y se genere un marco de confianza entre las partes para lograr así el éxito de los diálogos y se abra el camino para alcanzar la paz con justicia social.

Un cese al fuego bilateral conducirá al desescalamiento total del conflicto, que la sociedad civil espera y verá con buenos ojos en la medida en que las partes puedan adoptar medidas prácticas para avanzar en los puntos que hacen falta por negociar en la mesa de conversaciones de paz y para la consolidación misma del proceso.

Estos pasos son imprescindibles para garantizar las condiciones y el clima propicio que permitan lograr acuerdos sobre las cuestiones pendientes de la agenda, incluyendo la adopción de un acuerdo de cese al fuego y de hostilidades bilaterales definitivas y lo referido a los derechos de las víctimas.



Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget