Aunque las FARC insiste en una Constituyente, Gobierno propone Plebiscito

La insurgencia ha manifestado que el mecanismo de refrendación debe ser una Asamblea Nacional Constituyente.

El Gobierno aseguró que después de firmado el acuerdo final, no se reabrirán casos judiciales, tal como sí está ocurriendo, varias décadas después, con el proceso de paz alcanzado con el M-19, algo que llena de incertidumbre los actuales diálogos de paz.
2015/ Noviembre 11/ Por: APA (Alianza Colombiana de Prensa Alternativa)


Día movido en el ciclo 43 de la mesa de diálogos en La Habana. Tanto Gobierno como insurgencia brindaron declaraciones a la prensa. Primero hablaron las FARC, presentando propuestas para el fin del conflicto y su paso a movimiento político. Luego habló el Gobierno en defensa del Plebiscito para la paz.

A su paso por el micrófono, la insurgencia, que reclama participación directa en varios escenarios políticos, afirmó que deben proporcionarse “diseños institucionales, constitucionales y legales, que posibiliten la participación inmediata en el poder legislativo mediante asignación directa de curules al Senado de la República, a la Cámara de Representantes y otras instancias de representación popular”, expresó Benkos Biojó, integrante del grupo guerrillero.

Luego habló el Gobierno. Su meta, defender el Plebiscito para la paz como mecanismo de refrendación de los acuerdos en La Habana.

“El plebiscito, como existe en la actualidad, exige un umbral desmesurado, contrario a la tradición colombiana en materia de participación. No es realista exigir una mayoría de todo el censo electoral. Es decir, en la historia  de Colombia no ha sido posible llegar casi a los diez y siete millones de votos que se requeriría según la legislación actual”, dijo a la prensa Humberto de la Calle, jefe de la delegación del Gobierno.


Frente al tema aún no existe conciliación. La insurgencia en repetidas ocasiones ha manifestado que el mecanismo de refrendación debe ser una Asamblea Nacional Constituyente, al tiempo que ha criticado la propuesta del Plebiscito para la paz, tal como lo expresara el 9 de noviembre Iván Márquez, jefe de la delegación de las FARC:

“¿Qué objeto tiene gastarle tiempo a un proyecto de plebiscito que, por una parte, no ha sido consensuado en la mesa de La Habana, y que por otra, se sabe anticipadamente que la limitación de su alcance jurídico le impide aprobar ‘disposiciones y temas necesarios, para la implementación de un acuerdo final’?”

Finalmente, el Gobierno cerró la mañana asegurando que después de firmado el acuerdo final, no se reabrirán casos judiciales, tal como sí está ocurriendo, varias décadas después, con el proceso de paz alcanzado con el M-19, algo que llena de incertidumbre los actuales diálogos de paz.

“No es conveniente que una vez terminado el proceso de paz, puedan reabrirse los juicios contra los responsables. En ninguna circunstancia debe ocurrir esto. La palabra del Estado tiene que ser sagrada”, concluyó Humberto de la Calle.

La Habana, Cuba
APA – Alianza Colombiana de Prensa Alternativa
Prensa Rural/ REMA-ACPP/ REMAP

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget