Black lives mater “Las vidas negras importan"

La semana pasada fueron asesinados los afroestadounidenses Alton Sterling y Philando Castile con disparos a bocajarro efectuados por  agentes policiales. En lo que va de año, han sido contabilizadas 509 muertes bajo la responsabilidad de la policía norteamericana, de esas 509 personas fallecidas, 127 personas eran afrodescendientes, según datos del diario  The Washington Post.

Son muchas las voces que consideran que estos casos, al igual que los de Michael Brown, Eric Garner, Walter Scott y Freddie Gray demuestran el problema estructural de racismo y exceso de violencia policial contra la comunidad negra.

Según Sam Sinyangwe, investigador y activista que fundó el proyecto Mapping Police Violence (Mapeando la violencia policial) La gente negra es tres veces más propensa que la blanca a ser víctima de la policía en Estados Unidos. Sinyangwe opina que estos no son incidentes aislados.

¿Se podría prevenir este tipo de incidentes?

En EE.UU. existe algo que se llama Vision Zero, un compromiso adquirido por los alcaldes para terminar con las muertes asociadas a los accidentes de tráfico. Pero no se ha visto a alcaldes dar un paso al frente y  comprometerse para eliminar la violencia policial, en especial hacia la comunidad negra. Esto demuestra claramente que para las autoridades, el abuso policial es un tema secundario, al que no se le presta la atención que en realidad merece.

¿Acaso todos estos asesinatos se deben al estereotipo de sospechar de una persona que pertenezca a una comunidad étnica determinada?

Este estereotipo surgió hace algunas décadas, y no se limita a diez agentes ni a cinco puestos de control policial, son sesgos implícitos que se extendieron por toda la geografía estadounidense, y estos sesgos afectan a la decisión de disparar o no, independientemente antes de haber comprobado si el peligro es real, la percepción de amenaza equivocada, solamente así podemos explicar que la policía haya matado a más negros desarmados que blancos armados el pasado año.

Por otro lado, la visión de Seth Stoughton ex policía y ahora profesor de derecho en la Universidad de Carolina del Sur es que el entrenamiento para ser policía debería centrarse más en la resolución de conflictos.

Stoughton: “…La primera regla de la policía es llegar a casa al terminar el turno. El principio clave es la supervivencia del agente, pero eso mismo termina poniendo en peligro a los civiles. La cultura del guerrero, la creencia de que los policías son soldados comprometidos en lucha contra un elemento criminal, tuvo que ver con algunos casos en los que la policía respondió disparando y que terminaron con muertes que podrían haberse evitado…”

¿En realidad se puede llegar a una justicia verdadera?

Si eres negro tienes muchas más posibilidades de que se te aplique la pena de muerte, que si eres blanco. Lo que es una muestra de que el racismo también se introduce en el aparato judicial, es el caso de Reginald Blanton quien fue ejecutado en Texas en el año 2009. Era negro y tenía 28 años de edad. En el año 2000 fue declarado culpable por robo y homicidio, pero sostuvo que era inocente hasta el momento de su muerte. Nunca hubo pruebas materiales que lo vincularan al crimen. Los abogados defensores sostienen que los fiscales se basaron en testimonios forzados y que excluyeron intencionalmente a personas negras del jurado. Darren Wilson responsable del asesinato del joven de 18 años Michael Brown en el año 2014 no fue imputado por ningún cargo, y está en libertad, a pesar de que Michael ni siquiera iba armado, el jurado determinó que actuó en legítima defensa.

En el contexto actual que vive la sociedad norteamericana deberíamos preguntarnos todos, ¿son legítimas y necesarias las luchas por los derechos civiles de las comunidades negras?

Andrés Rodas
FIPU

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget