El mundo se pregunta qué falló en Colombia

“En la maniobra de intoxicación del odio, se aseguró que se entregaría el país a la guerrilla de las Farc y que éstos formarían un estado “castrochavista” además se aseveró que los guerrilleros iban a tener total impunidad, que no repararían a sus víctimas, entre otras falacias”.



El mundo entero contempla atónito los resultados que avalaban los acuerdos por parte de la población colombiana al proceso de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc- Ep, con un con un 50,23% a favor del No frente al 49,77% del Sí, y un alarmante 62,6% de abstención, 21 millones de colombianos ni siquiera se pronunciaron en las urnas ante este hecho histórico.

Los datos más relevantes aparte del resultado general, fueron que el Sí ganó de una manera aplastante en casi todos los territorios que han sufrido con mayor crudeza la guerra, la urbe decidió finalmente sobre este absurdo conflicto bélico que ha retrasado al país sudamericano más de medio siglo, la ciudad eligió el No de una guerra que afecta a nivel socioeconómico a todos los colombianos y colombianas, pero que no se disputa en la metrópoli.

En medios de comunicación internacionales como El País de España, se tituló: "Colombia dice 'NO' al acuerdo de paz con las FARC”; The Guardian en Reino Unido rotuló  y agregó: "Los colombianos han rechazado un acuerdo de paz para poner fin a 52 años de guerra con guerrilleros de las Farc, lanzando al país en la confusión acerca de su futuro”; también se pronunció la Agencia EFE: “Los colombianos dicen no al acuerdo de paz con las FARC”; “Amnistía Internacional igualmente se manifestó: “El No fue una oportunidad perdida para acabar con 52 años de guerra”.

“Nos ven como un país que se acostumbró a la guerra y ya no puede vivir sin ella”. Asegura la ministra de Relaciones Exteriores María Ángela Holguín.

Este proceso colombiano de paz es uno de los más completos a lo largo de la historia reciente en el mundo. Los puntos desarrollados son los más consecuentes para la resolución pacífica de un conflicto armado que se prolongó por tantos años, dejando segadas miles de vidas humanas, y convirtiendo a Colombia como el país a la cabeza en cuanto a desplazados internos por la guerra, según ACNUR. [1]

Con todos estos datos en la mano, fácilmente verificables en fuentes oficiales, ¿qué pudo pasar para que la mayoría de la población colombiana haya votado No en el plebiscito por la paz?

La campaña de desinformación promovida por Álvaro Uribe Vélez y su partido Centro Democrático, salió triunfante en el pasado plebiscito del 2 de Octubre.

En la maniobra de intoxicación del odio, se aseguró que se entregaría el país a la guerrilla de las Farc y que éstos formarían un estado “castrochavista” además se aseveró que los guerrilleros iban a tener total impunidad, que no repararían a sus víctimas, entre otras falacias.

Esta campaña de odio habría sido ilegítima en cualquier otro país verdaderamente democrático, pues sería denunciable ante los estamentos del Estado.

Álvaro Uribe propuso una paz sin impunidad semanas antes del plebiscito. El Centro Democrático se colocó de repente la bandera de la paz.

No se esperaban la victoria en las urnas, pues era más cómodo seguir echando veneno que crear una serie de propuestas.

Sin ir más lejos, la primera de las “propuestas” que hizo Uribe fue amnistiar a guerrilleros que no hayan cometido crímenes de lesa humanidad, algo que ya había sido escrito y aprobado, además “fallando” con esto a sus votantes por el No en algunos casos impulsados bajo el lema: “paz sin impunidad”

También propuso aliviar judicialmente a las Fuerzas Armadas que estén siendo procesadas, esto supone también auto blindar a los suyos y a él mismo, respecto a investigaciones que en un futuro puedan surgir, recordemos que hay un número de uribistas algunos miembros de su antiguo gabinete de gobierno, actualmente prófugos de la justicia o procesados por nexos con el paramilitarismo.

El panorama en el que se encuentra Colombia, es de total incertidumbre por lo que pueda venir, el mundo está expectante a los próximos acontecimientos que sucedan en este país que le pudo decir Sí a la paz pero que se dejó engañar, por los objetivos personales de los señores de la guerra. 

Autor: Andrés Rodas FIPU PRESS

Foto: Juan Diego Buitrago / El Tiempo




Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget