Se cumplió Vigilia por la paz en campamento del Frente 34 de las FARC

Hasta el campamento guerrillero arribaron alrededor de 700 personas para exigir la implementación del Acuerdo de Paz .

Lluvia y largas horas de trayecto fueron sorteadas por las comunidades que viven la guerra en forma directa, escapando al fuego cruzado mientras otros conocen las balas desde el confort del televisor en las ciudades.
Texto y fotos: Alexander Escobar
FIPU PRESS

Cerca de ocho días duró el montaje en la región del río Atrato para la Vigilia por la paz que inició este 31 de octubre y terminó a las seis de la mañana del martes en el campamento del Frente 34 de las FARC, ubicado en la cuenca del río Arquía en inmediaciones al corregimiento Vegaez del municipio Vigía del Fuerte (Antioquia).

La jornada de vigilia inició a las 4 y 30 de la tarde y estuvo acompañada de intervenciones artísticas que precedieron al rito religioso. Teatro, danza, música y poesía hicieron presencia en favor de la paz que congregó a comunidad y guerrilla en un sueño común: acabar la guerra. 

El llamado del Frente 34 de las FARC tuvo eco en la zona. Hasta el campamento guerrillero arribaron alrededor de 700 personas para exigir la implementación del Acuerdo de Paz firmado entre Gobierno y FARC, y la continuidad del “Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral” de forma indefinida hasta que se concrete la paz.

“Le damos la bienvenida a todas y cada una de las personas que nos acompañan en esta vigilia, con quienes hemos compartido las angustias de la guerra, y con las que queremos compartir las esperanzas de la paz”, afirmó Pedro Baracutao, anfitrión y comandante del Frente 34.


Pero llegar a la vigilia no fue fácil. Lluvia y largas horas de trayecto fueron sorteadas por representantes de distintos credos religiosos y comunidades afrodescendientes, indígenas y campesinas que viven la guerra en forma directa, sobreviviendo al fuego cruzado mientras otros conocen las balas desde el confort del televisor en las ciudades.

Llegaron a la vigilia porque para estas comunidades la paz no es cuestión de moda, un me gusta en Facebook, o de sometimiento a la insensatez de quienes votan en favor de una guerra que no pelean. Llegaron porque son ellos los que ponen los muertos, las víctimas que para otros son cifras de una pantalla plana que desaparecen con las noticias de farándula.

Quienes votaron para que otros vayan a morir, hoy callan porque la vida no se resigna a los televisores de la ultraderecha que profesa el odio para acumular riquezas con la sangre de las comunidades más humildes, luchadoras y olvidadas de Colombia.

Donde acaba el odio y la farándula, empieza el país que en vigilia coincide con la guerrilla en un mismo espíritu en favor de la paz de Colombia, pero que también sale a las calles para derrotar a la ultraderecha que conspira contra el mejor vivir del pueblo colombiano que exige la implementación de los acuerdos de paz de manera inmediata.
11/01/2016

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget