Sevilla dijo NO a la minería

Las comunidades de Sevilla aclaran que no se han manifestado a favor ni dado su consentimiento para la explotación minera.

En audiencia de la Agencia Nacional de Minería (ANM) programada en Sevilla (Valle del Cauca), diversas organizaciones sociales y ambientales e integrantes de la comunidad se manifestaron en contra de la explotación minera es este municipio.

El rechazo se hizo público el 27 de julio cuando se adelantaba la audiencia, la cual podría haber quedado sin participación de la comunidad de no ser por la denuncia realizada por el medio de comunicación JHC Radio que alertó sobre las intenciones de la ANM en Sevilla.

Por tanto, la protesta de la comunidad sevillana no se hizo esperar. Y a través de una declaración pública expresaron no querer “sufrir las consecuencias de la explotación minera llevada a cabo por las multinacionales, transnacionales o empresarios nacionales, la cual ha producido inmensos daños al ambiente”.

El documento además aclara que el pueblo de Sevilla no se ha manifestado a favor ni dado su consentimiento para la explotación minera.

Los sevillanos aclaramos que NO nos hemos manifestado a favor de la explotación minera en nuestro territorio”, dice el documento que también señala que en el “municipio de Sevilla rechazamos contundentemente y nos oponemos a la explotación minera en todo el territorio sevillano y la Región”. 

Finalmente convocan a realizar “un frente común en defensa del territorio” y proponen estudiar “la posibilidad de una Consulta Popular”, al igual que utilizar “mecanismos jurídicos”.

Redacción REMAP | Foto: Archivo / muchamerd.com.ar


A continuación, la declaración en su totalidad:

Declaración Pública

Los sevillanos con sus organizaciones sociales y comunitarias: campesinos, indígenas, pequeños mineros, movimientos sociales,  ambientales, culturales, defensores de derechos humanos que vivimos ancestralmente con montañas, aguas transparentes y amplia biodiversidad, basados en el buen vivir, complementariedad, reciprocidad, que estamos siendo  afectados por la minería, la agroindustria, y un modelo extractivista del patrimonio natural, hoy 27 de julio del 2017 nos reunimos en la audiencia pública publicada por AUTO GCM No 001371 del 15 de junio del 2017,  por medio del cual se ordena la celebración  y la audiencia y participación de terceros, dentro del trámite de la propuesta de contrato de concesión Nos PIG- 10351 y se toman otras determinaciones.

Después de encontrarnos previamente y debatir.

Declaramos que:

En Sevilla Valle, no estamos interesados en la explotación minera a ninguna escala, ni en la propuesta del sistema económico, social, político, ambiental y cultural que trae consigo éste tipo de actividad económica, que de acuerdo a los antecedentes históricos sólo beneficia a los países desarrollados y a las corporaciones en su afán de maximizar ganancias, las cuales intervienen en la política de los países subdesarrollados para generar ambientes de explotación de recursos primarios, comercialización y consumo de productos, pasando por encima de los derechos de países, pueblos y comunidades.

En Sevilla Valle del Cauca, no queremos sufrir las consecuencias de la explotación minera llevada a cabo por las multinacionales, transnacionales o empresarios nacionales, la cual ha producido inmensos daños al ambiente, amenaza agotar y envenenar las fuentes de agua, destruir los suelos, contaminar el aire, degradar la biodiversidad, desplazar comunidades, y –además– impide garantizar nuestra soberanía, autonomía y seguridad alimentaria llevando a la inviabilidad social; tal y como se ha demostrado en los siguientes casos: Colombia (Cerrejón, Represa Río Ranchería, Marmato, Támesis, Cauca), Perú (Cerro de Pasco, Doe Run, Majaz, Antamina, Bambas, Yanacocha), Chile (Pascualama), Bolivia (Inti Raymi-Newmont, Sinch’i Wayra-Glencore, San Cristóbal Apex Silver), Argentina (Bajo La Alumbrera), Ecuador (Intac, Pangui, Cordillera del Cóndor, Nor occidente de Pichincha), Guatemala (San Miguel Ixtahuacán en San Marcos, Ixcán El Kiché, Polochic, Alta Verapaz, El Estor en Isabal, San Juan Zacatepeques), Estados Unidos (Western Shoshone).

En toda la región y especialmente en el territorio colombiano, las comunidades afectadas y los pueblos originarios han denunciado ampliamente los efectos nefastos que esta explotación tiene sobre su vida, la madre tierra y la sobrevivencia humana, haciendo valer el derecho fundamental de la participación ciudadana, mediante la resistencia a través de mecanismos populares, sociales y jurídicos.

La agresión minera va acompañada de reformas legislativas regresivas, desmonte de derechos, conflictos armados y violencia en general; asesinatos y persecución a líderes populares que defienden los derechos colectivos y el territorio ante el extractivismo.

Con base en la motivación anterior, expresamos:

Los habitantes del Municipio de Sevilla rechazamos contundentemente y nos oponemos a la explotación minera en todo el Territorio Sevillano y la Región.

Los sevillanos aclaramos que NO nos hemos manifestado a favor de la explotación minera en nuestro territorio. 

Exigimos que el Estado reconozca las consultas previas organizadas por las comunidades como Cumaral, Pijao, Cajamarca, entre otras.

Conocedores de los títulos mineros vigentes y las solicitudes en curso, queremos extender la invitación a la Administración Municipal, Concejo Municipal, La Corporación Autónoma Regional (CVC) y demás líderes de la comunidad, a crear un frente común en defensa del territorio.

Invitamos a fortalecer y consolidar nuestro territorio con estrategias productivas, el desarrollo propio, y las relaciones económicas con equidad social, sustentabilidad e interculturalidad, que incluya las comunidades afros, campesinas e indígenas a retomar y enriquecer las costumbres ancestrales.

Hacer valer la constitución y el reconocimiento de territorios interculturales, zonas de reserva campesina, según lo estipulado en la ley 160 de 1994, favoreciendo la defensa y planificación comunitaria del territorio por parte de las comunidades agrarias.

Proponemos la construcción de un movimiento cívico, popular y comunitario que procure por el cumplimiento de lo estipulado en esta declaración pública y que avance en la formación, sensibilización y movilización de las comunidades en pro de la defensa de la vida y el territorio.

Finalmente proponemos que se estudie la posibilidad de una Consulta Popular y se utilicen mecanismos jurídicos en defensa del territorio.

Sevilla Valle, 27 de julio de 2017
Etiquetas:

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget