marzo 2018
1ro de Mayo 4CongresoFEU 9 de Abril Abuso sexual ACASA AFP África agro Agropatía Alejandro Ordóñez Alexander Escobar Álvaro Leyva Álvaro Uribe Ambiente Amigos de la Paz Ana Maritza Ramírez Análisis Urbano Andrea Aldana Andrés Camacho Andrés Gil Andrés Rodas Ángela Suárez Patiño Angye Gaona ANLA Antonio García ANZORC APA Argentina Ariel Ávila Armando Palau Aldana Arte y Cultura Artistas por la paz Asamblea Constituyente Ascamcat ASTRACAVA Audios Avanza Colombia Barrial Bolivar Bolivia Boro Buenaventura Buga Cabildo Abierto Cabildos Caldas Cali Campesinado y política agraria Caquetá Carlos Alberto Sánchez Collazos Carlos Gaviria Carlos Lozano Carlos Lugo Carlos Pedraza Carmen Elena Villacorta Carmen Rosa Aramburo Catatumbo Resiste Cauca CCVC Cenpaz Cesar César Gaviria Cese al fuego Chocó CIA Ciudades Claudia Julieta Duque Claudia Quintero CNMH COCCAM Comosopol COMUNES Conflicto territorial Congreso de los pueblos Congreso de paz CONPI Constituyente constituyente campesina Constituyentes Contagio Radio Contienda electoral Contra el Acuerdo 2034 Contravía coordinación campesina del valle del cauca Coordinadora Estudiantil Univalle COPAN COPAN extraordinario Corea del Norte Corrupción CPDH CPV Cromatophoro Crónica Cuba Cumbre Agraria Cumbre por la paz Daniel Bajaña Daniel Coronell DAS David Albarracín David Escobar David Rabelo DEA Derechos Humanos Desaparecidos Diálogos de Paz Diana Jaramillo Diana María Rengifo Dilián Documentales Doris Rivera Doris Suárez Econoticias Eduardo Galeano Eduardo Pizarro Educación Educación y estudiantes EFE Ejército El Campo El Espectador Eliécer JIménez Julio ELN Enrique Santiago Enrique Santos Entrevistas Érika Ortega Sanoja Estado Islámico Estados Unidos Eva Golinger Evo Morales Falsos positivos Farc Fascismo Feliciano Valencia Fernanda Sánchez Jaramillo Fernando Vallejo festival de música campesina FEU FIPU Florida Formación Foro Social Urbano Alternativo y Popular Fotos Francisco Toloza Franco Vielma Fred Núnez Freddy Agudelo Frente Amplio Funuvida Garantías Políticas Ginebra Giorgio Trucchi Gobierno Golpe de Estado Grupo de Energía de Bogotá Guacarí Guajira Guerra económica Haití Harold Ordoñez Hekatombe Hernán Durango Hip-Hop Horacio Duque Giraldo Huber Ballesteros Hugo Chávez Hugo Ramírez Burgos Huila Ignacio Ramonet implementación INCODER Indígenas y afros Indígenas y Campesinos Inernacional INPEC INSPP Internacional Intervencionismo IPC Irak Irán Isabel López Obando Israel IX Festival J. Marcos Jaime Garzón Jamundí Jan Farid Cheng Lugo Javier Giraldo Jeb Bush Jhon Freddy Grisales Jorge Enrique Botero Jorge Pretelt José Antonio Gutiérrez José Marulanda Jóvenes Juan Alejandro Echeverri Juan G. Bermúdez Juan Sebastían Barragán Julian Asange Justice for Colombia Juventud Rebelde Kiko Gómez L'etincelle La Haine La Morada Feminista La Oreja Roja Lanzas y Letras Larga vida a las mariposas Lazos de Dignidad Letincelle Libardo Orejuela Libertad de Prensa Liliany Obando Liseth Montero Lucas Carvajal Lucas Restrepo Orrego Lucía Aguirre Luis Alfonso Mena Luis Eduardo Jiménez Luz Betty Jiménez Luz Emilse Romero MANE Marcela Belchior Marcha Patriótica María Alejandra Rodas Marino Grueso Medios Medios de comunicación Megaproyectos Meta México MIA Miguel Ángel Beltrán Minga Nacional Misión Vedad Montajes judiciales Movice Movilizaciones Movimiento Carcelario Mujeres y género Nacional Carcelario Nagham Salman Nariño Natalia Springer Natalia Vinasco Naya Nazareth Balbás Noam Chomsky Noticias Noticias Paro Nacional Universitario Noticias Uno OEA Omar García ONIC ONU Opinión ORIVAC OTAN Pablo Borrero Pablo Catatumbo Pablo Serrano Página Popular Palestina Palmiguía Palmira Paola Fernández Paramilitarismo Paramilitarismo informático Paro Agrario Paro del Pacífico Paro Minero Paro Nacional Paro Nacional Universitario Patoral Social Paz con Justicia Social Pazífico Noticias PCPV PDET Pepe Mujica Periferia Petro Piedad Córdoba Poder Ciudadano Pradera Prisioneros políticos Proactiva Proceso de Paz PUPSOC Putumayo Qantu Rapso Rastrojos Rebeca Rodríguez Recomendado Reconciliación Colombia REDDHFIC REMAP Renán Vega Resumen Latinoamericano Revista Semana Risaralda Rogelio Osorio Rompiendo Cadenas RPASur RT Rusia Sabores y Saberes Salomón Kalmanovitz Salud San Vicente del Caguán Sancocho Fest Sandra Castro Santiago Mayor Santrich Sara Leukos Semanario Voz Sentido Real Sevilla Shameel Thair Silva Siloé Silvia Arjona Silvio Rodríguez Sin señal Sintradit Sintraemcali Sintraserviaseo Siria Smurfit Soberanía Alimentaria Sputnik SUGOV Suyana Talleres Taser teleSUR Terrorismo de Estado Timoleón Jiménez TLC Trabajadores Transporte Trata de personas Tuluá TV Alternativa Bolivariana Unai Aranzadi UNAL Palmira Unasur UNICAUCA Unidad popular Unión Patriótica Univalle Univalle Palmira Universidad del Valle Universidad Libre UP USACA V Festival Valle del Cauca Veeduría Social Veedurías Venezuela VI Festival de Teatro Videos VII Festival Teatro WikiLeaks William Whitney Jr. Wilson Sánchez X Festival Yira Bolaños Yo te nombro Libertad ZRC

Imagen: Andrés Rodas

La seguridad y soberanía alimentaria no son dos conceptos que solamente conciernen a los campesinos, indígenas, afrodescendientes y comunidades locales que trabajan la tierra y desempeñan un papel fundamental al producir alimentos para toda la población colombiana.

Porque cuando dialogamos sobre esos dos ejes debemos tener un contexto mucho más profundo, un conocimiento sobre ellos y los problemas centrales a los que se enfrentan, para así darnos cuenta que son temas que competen a toda la sociedad.

Y si hablamos de seguridad alimentaria debemos saber la importancia que requiere el revalorizar el papel del pequeño/a agricultor/a no sólo como productor/a de alimentos, sino como miembro de uno de los principales sectores de trabajo en el país, y a su vez uno de los más vulnerables, a pesar de ser un dinamizador clave del resto de la economía. En repetidas ocasiones nos encontramos la misma escena: campesinos/as que no tienen al alcance  alimentos suficientes, adecuados y nutritivos que satisfagan las necesidades energéticas de los/as que labran la tierra, qué paradoja ¿no?

Y si decimos “productos transgénicos” también estamos hablando de seguridad alimentaria, o ¿es que no es preocupante que consumamos más químicos que nutrientes puros en un alimento? sí, también es alarmante que diversos estudios demuestren que esos productos contienen células cancerígenas, pero que la OMC (Organización Mundial del Comercio) el FMI (Fondo Monetario Internacional) y el Banco Mundial, no solamente permitan esa situación, sino que además la patrocinen, porque esto “anima los mercados”, (y engordan aún más sus bolsillos) precisamente de todo esto se trata la seguridad alimentaria, y ese es un tema que te compete a ti a mí y a toda la sociedad.

Cuando hablamos de soberanía alimentaria debemos saber que muchas empresas privadas han monopolizado el mercado, tienen el control absoluto alrededor de la biodiversidad y los sistemas de agricultura, gracias a la ayuda de muchos gobiernos que apoyan desde sus propias instituciones agrícolas a estos entes privados con el discurso de que protegen a la ciudadanía al privatizar y patentar las semillas, para que de ésta forma los productos sean “aptos” para el consumo (y que los campesinos tengan que comprar sus semillas claro, porque si no, no sería negocio), de todas formas es curioso que durante miles de años el sistema haya funcionado sin privatización y manipulación genética de la semilla.

Todo este panorama, está arrasando con la agricultura tradicional y ancestral de los pueblos de Colombia y del mundo, es una imposición de las multinacionales que con la simpatía de muchos gobiernos, impiden el derecho a estos pueblos de definir su propia política agraria. De esto se trata la soberanía alimentaria, de defender la dignidad del campesinado y la agricultura tradicional, porque si privatizan la semilla, están privatizando la vida; y la vida es un tema que te compete a ti, a mí y a toda la sociedad.

¿Qué hacer? Este escrito es una breve introducción a los problemas que enfrentan los agricultores tradicionales pero que de una u otra forma afectan a toda la sociedad, por lo tanto, cuando haya una movilización campesina impulsada por movimientos sociales que enfrentan estos problemas, piensa y reflexiona por qué lo hacen y recuerda que están revindicando unos derechos justos y no lo hacen solamente por su beneficio, lo hacen por ti, por mí y por toda la sociedad.

Por: Andrés Rodas




Poco o nada tienen los medios a la hora de atacar las campañas políticas a Cámara y Senado de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC). independientemente de la posición ideológica o política, muchos sectores de la sociedad han aceptado que la FARC se ha portado a la altura de la contienda electoral.

No obstante, al no existir de qué hablar en contra de este nuevo partido, medios como RCN desvían la atención con titulares sacados de contexto. Por ejemplo, este domingo, 11 de marzo, hicieron lo propio: cortar frases, secuestrarlas de la idea central, y manipularlas para inducir sentimientos negativos en la opinión pública en contra de Pablo Catatumbo y la FARC.

Mientras el candidato daba declaraciones sobre la jornada electoral, se escucharon frases que resumían todo: las elecciones en medio de la guerra no son buenas”,  “estamos inaugurando una nueva época para nuestro país”, palabras de gran connotación para titular notas periodísticas que explicarían la importancia del Acuerdo de Paz y el tránsito de la FARC a los escenarios democráticos y electorales.

Sin embargo, el titular venenoso de RCN fue otro: “Pablo Catatumbo acepta que las Farc saboteaban las elecciones en algunos sectores”.

El titular para algunos podrá pasar desapercibido, pero para otros no, porque sabemos que está pensado para desviar la atención del hecho central: la reconciliación del país por medio de las ideas en la contienda electoral y en los escenarios democráticos, así en éstos siempre estemos en desventaja frente al statu quo.

Transcripción de preguntas periodísticas y respuestas de Pablo Catatumbo:

Periodista: Recuérdenos, señor Pablo Catatumbo, un momento de las elecciones en medio del conflicto, el comportamiento de las FARC en ese momento en Colombia

Pablo Catatumbo: Por lo general las elecciones siempre eran en momentos muy convulsos, siempre matizados por el conflicto. En muchas ocasiones se sabotearon las elecciones, en otras se hizo treguas para permitir que hubiera elecciones. Siempre las elecciones en medio de la guerra no son buenas. Por eso saludamos que hoy por primera vez Colombia esté celebrando unas elecciones en paz, y creo que van a ser las elecciones más pacíficas de toda la historia de Colombia.

Periodista: Cuál es el sentimiento de votar, de participar por primera vez, como usted lo dice, de estar participando activamente…

Pablo Catatumbo: Muy contento realmente porque, como le digo, estamos inaugurando una nueva época para nuestro país, estamos entrando a la paz consolidada. Ojalá que en estas elecciones el pueblo colombiano elija votar por los candidatos que apoyan la paz. Muchas gracias.

Por: Alexander Escobar | Foto: @PCatatumbo_FARC

08 de marzo Día Internacional de la Mujer

Lamentablemente lo que vivenciamos hoy cada 08 de marzo es el uso a nivel mundial de esta fecha para promover una dinámica de consumo masivo, que lo condena  a volverse un cliché más, donde se pierde el sentido reivindicativo de todo el proceso que vivieron las Mujeres a través de la historia, en el que  muchas asumieron  un papel  protagónico que dio avance al reconocimiento de derechos para nosotras, y al mismo tiempo ha motivado que se nos  valore  como sujetas  de  transformación de las sociedades.

Hoy es un día de Memoria Histórica de todas las compañeras que han dado sus vidas (o se las han quitado) por abanderar procesos donde se exigen nuestros derechos: como a las trabajadoras de la fábrica Triangle Shirtwaist el 25 de marzo de 1911,  quienes sólo por el hecho de solicitar unas condiciones más justas en el tema laboral fueron encerradas e incineradas en la fábrica donde trabajaban (146 mujeres víctimas), podrían citarse muchos casos  similires a las de la fábrica desconocidos e invisibilizados; a todas estas Mujeres hoy yo Reivindico y digo “Ni un minuto de silencio, toda una vida de Memoria”.

Este grito  femenino que hoy sale de mi vientre va cargado de  sueños, de sororidad esperanzada en que retomemos la esencia inicial por la cual se determinó el Día Internacional de la Mujer y empecemos por todos los rincones del planeta a  repensarnos, a rescatarnos, a sanarnos, a querernos, a acompañarnos, a trenzarnos en el unísono de nuestras múltiples expresividades de mujeres, para que  las asumamos en pro de  la construcción de mundos diferentes al  modelo actual, el cual  nos deshumaniza y nos condena a ser cosificadas y  desvaloradas.  Es el momento de retomar nuestro Misticismo, nuestro permanente contacto natural con la dinámica de la madre tierra, de la luna, del agua, del fuego creador, de ser luz en la oscuridad.  

Convoco a que nos declaremos en un permanente encuentro por La Vida Digna, la Paz con justicia Social, el cuidado ambiental y la resignificación de nuestro papel en todos los espacios de la vida.

Por: Luz Emilse Romero (Kolifata) / Imagen: Andrés Rodas 

“Seamos a la Paz las jardineras y promotoras de las transformaciones de otros mundos posibles”.  Kolifata

Los medios corporativos de comunicación usan toda la jerga judicial para que las y los ciudadanos de a pie no entendamos las decisiones arbitrarias de la clase política tradicional colombiana. Por eso en Heka le vamos a contar bien claro que es la JEP y que fue lo que hizo la clase política en contra de ella.

La Jurisdicción Especial para la Paz es un mecanismo nacido del acuerdo de paz entre el gobierno nacional y las FARC*** que se elaboró ante la necesidad de construir un instrumento judicial que permitiera la verdad y la no impunidad en la medida en que la justicia ordinaria está llena de trabas y corrupción y no ha logrado ni verdad, ni justicia, ni reparación a las víctimas en todos estos años.

La JEP estaba reglamentada de tal forma en que la verdad sobre la participación de todos los actores en el conflicto fuera la premisa fundamental. Es decir, quien dijera toda la verdad –elemento básico para la reconciliación y la construcción de paz- tendría unas garantías mínimas en términos judiciales, en función de la gravedad de los crímenes cometidos. Cuando hablamos de los actores del conflicto no solo hablamos de las FARC y del Ejército Nacional, también nos referimos a los miembros de la clase política y económica que fungieron como financiadores y autores intelectuales de la guerra, es decir, miembros de las élites como políticos, grandes empresarios, terratenientes y grandes ganaderos que promovieron por ejemplo el paramilitarismo, que valga decir, ha dejado un saldo mayor de víctimas que todas las guerrillas juntas, según datos de informes de memoria histórica como “BASTA YA” y “Colombia Nunca Más”.

Los medios corporativos de comunicación, así como los chismes del uribismo, hicieron creer a la opinión pública que la JEP solo era para que las FARC pudieran participar políticamente en un marco de legalidad, pero eso solo es una mínima parte de lo que es en realidad la JEP, que como ya dijimos, es uno de los mecanismos para la VERDAD de todos los actores implicados en el conflicto armado.

La clase política presente en el Congreso e incluso en la Corte le hicieron zancadilla al propósito de VERDAD que buscaba la JEP ¿por qué? Resulta que en la JEP estaban habilitados para ser magistrados las y los defensores de derechos humanos, que la tienen bien clara sobre las vergüenzas de los actores del conflicto en la guerra, porque son quienes más han escuchado a las víctimas y se han caminado esa Colombia que va mucho más allá del Club de los Lagartos o del Club el Nogal, también estaban habilitados personas internacionales que podrían tener una visión más objetiva frente a los actores y los hechos cometidos.

El que defensores de derechos humanos pudieran ser magistrados era una garantía para la verdad y la justicia ¿qué pasó entonces? Que la clase política encabezada por las fuerzas uribistas del Centro Democrático, el Partido Conservador y el Partido Cambio Radical, en alianza con el santismo, reformaron los artículos 104, 10O Y 105 –entre otros- de la JEP, artículos que posibilitaban la participación de los defensores de derechos humanos como magistrados de la JEP. Como quien dice, en Colombia es una inhabilidad para el aparato judicial ser defensor de derechos humanos. Mientras que los defensores de militares, que han estado muy implicados en delitos de guerra, podrán ser magistrados de la JEP ¿cómo la ve?

Sumado a eso, los civiles como políticos, grandes empresarios, grandes ganaderos y terratenientes ya no están en la obligación de integrarse a la JEP sino que ahora va a ser una acción voluntaria, así que es decisión de ellos decirle o no la verdad al país, y de igual forma, si deciden acceder a la JEP, con esas reformas, pues no va a pasar nada, porque los magistrados habilitados van a ser funcionales a la clase política o a la misma élite (política, económica y militar) que estuvo relacionada con esos otros actores del conflicto armado. ¡Ah! Y quienes estaban imputados por para-política van a tener garantías de participación política sin necesidad de que haya verdad. La “paz” se va a cimentar sobre la impunidad de las élites que intervinieron en la guerra.

Todo parece indicar que, hasta el momento, la única opción es que la ciudadanía consciente que defiende la paz y la democracia salga(mos) a las calles a defender una PAZ con justicia social y llena de VERDAD.

________________

*** No le coma cuento a los chismes del uribismo, ni santos es fariano ni las FARC son santos ni santistas, son fuerzas diferentes y opuestas que defienden intereses antagónicos y se sentaron a negociar. Los conflictos se tramitan entre opuestos. Santos es una cara light de las élites, Uribe una versión dura, pero a la larga Santos y Uribe, en términos económicos no guardan un discurso opuesto, que es el del beneficio a las élites en detrimento del bolsillo de la gente de a pie.

Ha sido presentado el Informe de Derechos Humanos en Antioquia por parte de importantes organizaciones defensoras de derechos humanos, en buena hora es divulgada esta publicación en momentos donde sectores adentro de estructuras paramafiosas como las Autodefensa Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo y la Oficina del Valle de Aburrá –antes Oficina de Envigado- han expresado la intención de trasegar el camino de la paz a través del sometimiento a la justicia, obviamente deberá existir una marco legal de acogimiento que permita que esto se pueda dar.

El informe titulado Presencia de grupos paramilitares y algunas de sus dinámicas en Antioquia: cuatro casos de estudio, muestra la presencia y dinámica de las estructuras paramafiosas ya mencionadas en el territorio antioqueño. Cuatro subregiones han sido objeto de estudio: Nordeste, Norte, Urabá y Valle de Aburrá de Antioquia, en el periodo comprendido de enero de 2016 a octubre de 2017.

Finalmente, la ONG Corpades y la Agencia de Prensa Análisis Urbano, invita a que este informe sea tenido en cuenta por la Gobernación de Antioquia, en cabeza del doctor Luis Pérez Gutiérrez, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, y el resto de alcaldes del Valle de Aburrá y Antioquia, dado que la expansión por parte del crimen urbano-rural en cabeza, de las AGC y la Oficina, es una realidad.

La paz urbana y rural la necesitamos con urgencia. Pasos como el dado por las Farc, con dejación de armas, ayuda sustancialmente, pero es obvio que también se necesitará de otros proceso de paz, por ejemplo, con el ELN y el de acogimiento a la justicia de las estructuras paramafiosas de las AGC y la Oficina del Valle de Aburrá.

La presentación de la campaña gráfica #VivasNosQueremos en Bogotá facilitó el intercambio de experiencias latinoamericanas y la proyección de agendas de lucha en común.

La Casa Cultural La Redada fue el lugar de encuentro de más de 50 mujeres, jóvenes, diversas, que colmaron la sala donde el pasado sábado se presentó el libro Vivas Nos Queremos y la Agenda 2018 Pelea como una mujer. Se trata de un bonito centro autogestivo en el corazón de La Candelaria a tono con la actividad, donde se presentaron obras colectivas y se compartieron experiencias feministas.

Durante la presentación se escucharon voces de mujeres de México (a través de un video que cuenta el origen de la campaña), Brasil (una de las participantes del evento) y Argentina (Florencia Vespignani, quien hizo la presentación principal). Por Colombia intervinieron Ingrid Salcedo (una de las creadoras de la Agenda Pelea como una mujer), Carolina Rodríguez (vocera de la Confluencia de Mujeres), y muchas de las participantes. La presentación del grabado en homenaje a Berta Cáceres, lideresa ambientalista e indígena hondureña asesinada en 2016 y las referencias a las mujeres del Kurdistán, completaron el carácter internacionalista de la charla.

Vivas + Peleando: #8M

“Decir que nos queremos vivas es el principio, nos queremos vivas y peleando, como proponemos en la Campaña y afirman ustedes en la Agenda feminista que editaron; con las compañeras nos gustó mucho esa combinación”, afirmó Florencia Vespignani al inicio de la actividad. Artista plástica, docente y una de las coordinadoras del libro editado en Argentina que reúne la campaña Vivas Nos Queremos, Florencia comenzó contando cómo los grabados de mujeres y las pegatinas en las calles se contagiaron de México a Buenos Aires primero, para seguir expandiéndose por otras ciudades y países.

Después de diversas intervenciones que incluyeron preguntas, valoraciones por el espacio generado y una poesía feminista, la conversación colectiva derivó a los preparativos del próximo 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, para cuando se prevé un Paro de Mujeres en varios países.

“Cuando se habla de Paro es en dos sentidos: laboral y también por el trabajo doméstico y de cuidado; que se vea que nosotras somos las que llevamos adelante todo ese trabajo”, explicó Florencia, y detalló: “Hay 50 países que se están sumando, recibimos videos de España, participarán las mujeres de Kurdistán… Yo creo que más allá de las distintas problemáticas que hay, de las particularidades de cada feminismo, está gestándose un internacionalismo feminista muy importante”.

El contexto social y político en Argentina y en Colombia no es el mismo: Vespignani se refirió al nuevo gobierno neoliberal en el país del sur y explicó cómo impactan las políticas económicas: “Cuando hay ajuste recae más trabajo sobre las mujeres: hay un montón de trabajo socialmente invisibilizado, pero cuanto hay más pobreza, más es ese trabajo no reconocido; sin embargo, en Argentina el ajuste no va a debilitar al movimiento de mujeres; al contrario, lo va a potenciar”, afirmó. Por su parte Carolina Rodríguez, vocera de la Confluencia de Mujeres, describió el contexto del conflicto social y armado en Colombia y cómo la violencia contra líderes sociales se ejerce en muchos casos en forma directa contra la mujer. “Por ese y otros motivos, en Colombia las feministas seguimos siendo muy tímidas para ser dirigentes”, dijo.

Sobre el final reforzaron la importancia de las movilizaciones del 8 de marzo, una de las fechas que tiene en común el feminismo en todo el mundo (al igual que el 25 de noviembre, día contra la violencia hacia las mujeres).

“Es importante que la fecha nos movilice y que le sumemos a la movilización la idea de la huelga. En algunos países se propondrá un Paro de Mujeres: en Brasil, México, Uruguay, Chile, en ocasiones anteriores ya se hicieron iniciativas así, ojalá en Colombia también suceda”, propuso Florencia.

La presentación culminó con una foto de todas las presentes y el compromiso de seguir articulando debates, agendas y luchas, más allá de las fronteras.

Por: Lanzas y Letras


– – –
* En Colombia el libro de la Campaña Vivas Nos Queremos puede conseguirse escribiendo a info@lafogataeditorial.com ¡Quedan pocos ejemplares!
* La Agenda 2018 Pelea como una mujer puede conseguirse enviando mensaje a Creativa Editorial.

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget