El paramilitarismo goza de “impunidad generalizada”, sostiene director de Acuerdos de la Verdad del CNMH

Lanzamiento del informe del Centro de Memoria Histórica sobre paramilitares del Bloque Calima

En medio de una concurrida asistencia, la Dirección de Acuerdos de la Verdad del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) presentó el informe Bloque Calima de las AUC, depredación paramilitar y narcotráfico en el suroccidente colombiano. El evento tuvo lugar este martes, 24 de julio, en el Salón Madera del Centro Cultural de la ciudad de Cali.

Descargar informe: AQUÍ

En el informe se detalla el accionar paramilitar del Bloque Calima que operó entre 1999 y 2004, cuyo resultado “implicó algo más de dos años de trabajo, la realización de unos doscientos ejercicios entre entrevistas a exparamilitares del Bloque Calima y otros actores y talleres con víctimas y testigos del accionar de este grupo paramilitar”, explicó Álvaro Villarraga, director de Acuerdos de la Verdad del CNMH.

Para organizaciones defensoras de Derechos Humanos este trabajo reviste de gran importancia para esclarecer quiénes estuvieron detrás de las estructuras armadas: los sectores de la economía y la política que auspiciaron la llegada y permanencia del Bloque Calima en la región, hechos que permanecen en la impunidad

Darnelly Rodríguez, defensora de Derechos Humanos
El informe muestra realidades que instituciones como la Fiscalía, como la Procuraduría y otras, no han tenido en cuenta para condenar a los responsables. Es un gran aporte y gran avance para la construcción de memoria en Colombia”, expresó Darnelly Rodríguez, coordinadora de la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes.

La impunidad es uno de los temas relevantes que surgen del informe luego de no encontrar condenas ni investigaciones claras por parte de la justicia contra quienes financiaron el paramilitarismo.

Álvaro Villarraga, Centro de Memoria Histórica
“No ha habido justicia, ha habido impunidad generalizada. No es una excepción esta región, es un lamentable hecho que se registra a nivel nacional. Y la misma memoria histórica pone de presente que la justicia no se ha ejercido frente a las víctimas de graves violaciones, frente a las responsabilidades que comprometen al Estado, a grupos paramilitares, a otros actores en el contexto del conflicto”, afirmó Villarraga

Durante la presentación además se destacó que la construcción de memoria es un ejercicio colectivo, el cual implica un trabajo continuo que se nutre de otras fuentes, procesos y lecturas sobre el paramilitarismo. Tal como lo expresó la coordinadora de la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes


Consideramos que no se tuvo en cuenta algunos aportes que ya organizaciones habían realizado, esto lo decimos no como algo negativo, sino en el entendido de que la construcción de memoria es un esfuerzo colectivo que no se detiene para el Centro Nacional de Memoria Histórica y distintos procesos sociales y comunidades del país”, expresó Rodríguez.

El evento también tuvo espacio para presentar apartes del documental Memoria y dignidad campesina (2012), una producción de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca (Astracava), la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, la Marcha Patriótica Valle, y cuya realización estuvo a cargo de la Red de Medios Alternativos y Populares (REMAP).



El informe ratifica información expuesta hace seis años en el documental sobre nombres de empresas, personas y sectores de la economía que financiaron al Bloque Calima y que siguen sin castigo; asimismo aporta una gran cantidad de nuevos elementos fruto de años de investigación y rigurosidad, donde uno coincide con muchas conclusiones del informe, pero también uno difiere de algunas porque, al cruzar el informe con los testimonios del documental, se requiere de otros análisis”, indicó Alexander Escobar de REMAP.

Otro tema de importancia del informe, y los trabajos de este tipo que viene realizando la Dirección de Acuerdos de la Verdad del CNMH, es que evidencian cómo el paramilitarismo no ha sido un tema superado en Colombia, y continúa operando en medio de la postura del Gobierno que niega su existencia.


“En Colombia no fue superado de manera integral el fenómeno paramilitar; fue parcialmente desactivado en sus grupos armados, entre 2003 y 2006, pero las raíces de fondo (que se entremezclan con economías ilegales, con aliados sociales e institucionales) permanecen en distintas regiones del país. Alianzas de tipo paramilitar entre estamentos oficiales, estamentos económicos, etc., tienen prolongaciones hasta la actualidad”, concluyó Villarraga.


Redacción REMAP

Etiquetas:

Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget