Sin improvisar asesinan a comunero de la Minga

Más baños de sangre de la Fuerza Pública pueden ocurrir contra la Minga en el Cauca.

Tres días duró la Fuerza Pública planificando el baño de sangre contra la comunidad de la Minga indígena y campesina que en el departamento del Cauca se concentra en el punto El Cairo (Cajibío).

Los sobrevuelos y desembarcos de tropas en el sector fueron denunciados a diario sin que nada se hiciera por quienes tienen el poder de hacerlo. Reconocimiento del terreno con drones y civiles armados (paramilitares), fueron los últimos preparativos que este martes, 2 de abril, dejó un comunero asesinado y siete heridos en El Cairo (Ver comunicado).

Y nada podían hacer quienes dignamente arriesgan la vida para beneficio de una sociedad arrodillada, condenada a la iniquidad y mendicidad. La confrontación desigual contra los opresores ha sido constante de las luchas de comunidades indígenas, campesinas y afrodescendientes. Siempre enfrentados a los fusiles y las balas del tirano, su cuota de sangre para la liberación de los pueblos no ha cesado, y la entregan incluso para quienes con ingratitud, y descaro, denigran de las luchas que también les benefician.


Nunca he conocido a un opresor que negocie sin herir ni matar para mostrar su poderío. La Minga social por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz, que se enfrenta a este Gobierno tirano paralizando el suroccidente del país, única que ha sido capaz de enfrentarle de manera real, con acciones de hecho prolongadas, no es la excepción.

La brutal arremetida de este martes en El Cairo es un plan piloto, un ensayo del impacto represivo y repercusiones que podrían tener los ataques a puntos de la Minga donde se concentra una mayor población.

No hay que olvidar que más baños de sangre, y con mayor crueldad, pueden ocurrir, al fin y al cabo, para el Estado solo son efectos colaterales y necesarios para sostener el statu quo. Solo que en esta oportunidad el Gobierno no está seguro, pues teme a un grado de desestabilización prolongado del país que ningún analista está en capacidad de afirmar, precisar o descartar con seguridad.

Y por esa bella posibilidad que nos entregan de soñar con un levantamiento popular contra el tirano, debemos entregar toda nuestra gratitud a los pueblos indígenas, campesinos, afrodescendientes, sectores populares y estudiantes que han entregado su vida durante esta Minga. Y a quienes siguen arriesgándola en las carreteras del suroccidente, que la fuerza de su dignidad continúe golpeando a la opresión y derrumbando sus infamias.

Por: Alexander Escobar 


Publicar un comentario

[disqus][facebook][blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget