Zona de Reserva Campesina de Tuluá tiene visto bueno de la Agencia Nacional de Tierras

Es necesaria la voluntad política de la nueva administración de Tuluá para conformar la Zona de Reserva Campesina

El proceso campesino del municipio de Tuluá (Valle del Cauca), que integra la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca (Astracava), fue notificado oficialmente de cumplir con la documentación requerida para avanzar en el trámite de constitución de la Zona de Reserva Campesina (ZRC) en este municipio.


La notificación es emanada por la Agencia Nacional de Tierras que confirma la viabilidad y procede, paso siguiente, a verificar que la ZRC geográficamente no afecta áreas protegidas, como Parques Naturales, ni territorios indígenas o de Titulación Colectiva de comunidades afrodescendientes.


“Este es un avance muy importante para el proceso de constitución de la Zona de Reserva Campesina porque la Agencia Nacional de Tierras le ha dado el visto bueno al documento técnico de soporte, mediante el cual se sustenta la propuesta de constituirla dentro de las más de 50 o 60 propuestas que hay en el país. Son muy pocas las que ya tienen este avance”, afirmó Harold Ordoñez, integrante de Astracava.

El proceso de constituir la ZRC en el municipio de Tuluá es un acumulado de trabajo organizativo y luchas del campesinado. Gracias a este proceso “en el 2014 se logró un proyecto financiado por el PNUD y el INCODER donde se hizo el estudio sobre la situación de la tenencia de la tierra, y ese documento ha sido la base para la construcción del documento técnico de soporte con el que se envió la solicitud a la Agencia Nacional de Tierras”, recuerda Ordoñez.

La Zona de Reserva Campesina estará constituida por once corregimientos de la zona media-alta de Tuluá, que son: La Moralia, Venus, La Diadema, San José de Monteloro, San Rafael, Piedritas, Puerto Frazadas, Quebrada Grande, Altaflor, Tochecito y El Retiro.

Para su constitución también es necesaria la voluntad política de la nueva administración municipal que inició este 2020 en Tuluá, algo que ayudaría agilizar los trámites normativos en interlocución con demás instituciones del Estado que intervienen en el proceso de conformación de la ZRC.

“Ahora la Agencia Nacional de Tierras debe verificar que lo planteado en el documento técnico es cierto, consultar con las instituciones, con el municipio, con la autoridad ambiental acerca de la situación en el territorio que se está proponiendo como ZRC para ver la viabilidad de la figura; y hablar con las comunidades para confirmar que quieren que se constituya esta figura; en este proceso se hacen unas asambleas. Y con el desarrollo de todas estas acciones se tramita la resolución que declara la constitución de la ZRC”, concluye Ordoñez.

Redacción REMAP

Publicar un comentario

[disqus][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget