Oportunismo a nombre de la cultura en Palmira

Realidades que viven artistas y cultura en Palmira y que desconoce el Concejo del municipio

En la ciudad de Palmira (Valle del Cauca) existe el Programa Municipal de Concertación Cultural, el cual permite a artistas, organizaciones, gestores y gestoras culturales presentar proyectos que, luego de ser evaluados, obtienen asignación presupuestal para su implementación.


El programa aprueba hasta un 50% del valor total del proyecto. Es decir, por ejemplo, si un proyecto tiene un costo de ejecución de 20 millones de pesos, el municipio solo le otorga 10 millones. Sin embargo, de esos 10 millones, lo común es que realmente se obtenga entre 3, 4, 5, 6 o 7 millones, esto debido a que el presupuesto se asigna según el puntaje dado por el jurado evaluador al proyecto, y según el número de proyectos seleccionados en un área o línea artística, con los cuales se promedia el presupuesto antes de ser asignado.

 

Obviamente no todas las propuestas son seleccionadas. No todas alcanzan el puntaje necesario para ser apoyadas por el municipio. Este año, 2021, uno de los proyectos que no obtuvo el puntaje requerido fue Vení Contame Ve, un festival de narración oral que lleva 15 años realizándose en Palmira.

 

El caso del festival Vení Contame Ve es un tema que ejemplifica dos problemas: el primero, la ausencia de una política que proteja la realización de festivales de trayectoria en el municipio; y el segundo, el desconocimiento del Concejo de Palmira de la problemática cultural y realidades del sector artístico del municipio, algo que quedará claro más adelante.

 

Para entender lo anterior es necesario conocer que las últimas versiones del Vení Contame Ve, durante la administración pasada y el primer año de la actual, gozaron de asignación presupuestal directa del municipio, en otras palabras, no necesitaba pasar por el Programa Municipal de Concertación para obtener recursos, no tenía que concursar. En el 2020, el presupuesto asignado que obtuvo fue de 32.999.000 pesos.

 

Sin embargo, el Vení Contame Ve no es el único festival de trayectoria en el municipio. Otros festivales también cuentan con una antigüedad que va desde los 10 hasta los 15 años de permanencia, y su destino obligado ha sido concursar para obtener recursos, logrando un presupuesto que oscila entre los 7 y 15 millones de pesos aproximadamente, menos de la mitad del presupuesto que asignaban de forma directa al festival de narración oral.

 

Esta problemática es totalmente desconocida en el Concejo de Palmira, cuyos debates centran su preocupación, de forma oportunista, en que la asignación presupuestal para el Vení Contame Ve fue descartada, obligándole a concursar junto a los más de 100 proyectos presentados este año al Programa de Concertación.

 

Pero el Vení Contame Ve no es el único festival que este año no fue seleccionado por el Programa de Concertación. El Titirefestival Internacional de Palmira, que cuenta con una trayectoria de 15 años, tampoco obtuvo el puntaje requerido. Y el año anterior (2020), el festival Cultura al Parque, con 10 años de permanencia, también quedó por fuera de los seleccionados, aunque posteriormente, a través de un dialogo con la Secretaría de Cultura, logró algún tipo de apoyo.

 

Estas realidades no han sido tema de discusión del Concejo de Palmira, como se constata en la sesión del pasado 19 de marzo, cuando fue presentado el informe de gestión a cargo de la secretaría de Cultura del municipio, donde el tema que copó el debate estuvo, en gran parte, orientado a discutir la no asignación de presupuesto directo al Vení Contame Ve.

 

Ver: Sesión del Concejo del 19 de marzo

 

Este es solo un pequeño ejemplo de las realidades adversas que vive el sector artístico de Palmira y el país, y que desconoce el Concejo de Palmira. De igual manera ejemplifica el modo oportunista de quienes, utilizando la tragedia que vive el festival Vení Contame Ve, abanderan vocerías dentro del Concejo en nombre de la cultura para mejorar su imagen en redes sociales, a la vez que ocultan que no agencian presupuesto y políticas culturales para atacar el trasfondo, el cual es, en este caso, que no existe una política pública que proteja los festivales que cuentan con trayectoria en el municipio.

 

Este problema no solo afecta al Vení Contame Ve, afecta también a aquellos festivales que no han sido defendidos dentro del Concejo y que requieren una asignación presupuestal directa para sus actividades. Hoy el Titirefestival Internacional de Palmira, que año tras año debe concursar, también quedó sin presupuesto, y no se ven o escuchan golpes de pecho en el Concejo llamando la atención sobre lo sucedido, y menos formulando proyectos de acuerdo en favor de la política cultural bajo un contexto aterrizado de lo que pasa en el municipio.

Por: Alexander Escobar | Foto: Archivo

Publicar un comentario

[disqus][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget